web analytics
miércoles , 18 octubre 2017
Inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Poemas de Rommel Martínez
Poemas de Rommel Martínez

Poemas de Rommel Martínez

Hombrejurásico en peligro de extinción Hombrejurásico en peligro de extinción
Me falta de hecho, aprender a amar. Pero entendí quizá, saludablemente, que un poema es la eternidad en sala de cuidados intensivos. Falta seguramente definir el método de extraer Uranio del fondo del mar, para abastecimiento de energía por los próximos 10,000 años; y dejar en paz los restos de dinosaurios con los que nos sustentamos, restos jurásicos que terminarán en 100. Pero entendí en breve, la hecatombe posmoderna del odio y la revolución dialéctica de un hongo atómico creciendo desde las profundidades acuosas. Un hongo, hongos atómicos, expansión de hongos en gravedad cero. Pero falta, y esto es cierto; aprender a morir para poder amar.

 

Parábola

Todos corren desde la lluvia que levanta, el olor del polvo humedecido con el suicidio de un lugar en la memoria. Exoplanetas gritan las líneas de la relatividad y el tiempo, las hacen llegar a mí, tangentes  me dicen, y me tocan luciérnagas proyectiles, me acarician hembras rape trayendo la luz también desde el fondo, del profundo azul que es mi corazón, profundísimo risco donde alguna vez unos enamorados primigenios decidieron argumentar con la vida, la eugénesis de la muerte. Todos corren, tropiezan con la luz que cae, sacuden la sorpresa de la guerra contra la existencia. Todos corren y deciden descansar como estatuas diseminadas por el desierto ideológico que es la ciudad efervesciendo. Veo el neón en las nubes, yo vuelvo a casa se dice, a cualquier lugar espero, más no a la casa de mis sombras. Todos corren; también tiemblo por mi cuenta bajo la lluvia de las luciérnagas, desde que entendí la espiral del frío.

 

Tablilla IX columna I(Guilgamesh llora a su amigo [muerto], vagando por la llanura)

Supe que mi amor era un arrecife herido por los turistas, desde el ruido del mar. Supe, y mi amor fue silencio, supe, pero la llama se llama ahora sombras y frío. Mi amor transita rejuvenecido por los callejones apestosos a miados, guaro, semen, prostitutas de templos inorgánicos y poemas muertos. Supe que el temor se deshacía como la piedra súper fina mientras sueña con la dinamita. Uno es el otro cuando el otro también es uno. Los héroes y la gloria del periplo, cadáveres  tratando de no morir  por los ciclos de los ciclos. Supe que mi amor era el bosque y el viento, entonces morir era la vida. Lo supe.

 

Bailo como un espejo frente a Forres Gump. Uno busca la silla como obertura inédita de un juego de ajedrez. De pronto, los enamorados arrojan meditabundos sus corazones en las redes, de la red mundial  guiada. Entonces bailo como un juego para las fiestas con los amigos, buscando la silla de la que una vez sentí desprecio o a la que otra vez amé;  y los enamorados me recuerdan mi muerte con sus post y sus masajes eróticos tras las líneas de batalla. Emojics y emojics, entonces emojics tras emojics, #likeinsomneamorsexygramatico. Carita redonda de ojos pequeños [chinitos] con pómulos que pronuncian el binario evento del color rojo. Emojics y entonces emojics. Bailo incandescente sobre la línea reavivando la profecía de mi muerte. #Teamocomoquienbuscaunasillaenuneventosocialconcurridobeibi.

 

Estuvimos juntos ahora lo sé, lo estuvimos pero vos no me dijiste nada; será porque también no dije nada. Pero sí, estuvimos juntos, alguien me aseguró que nos vieron tomados de las manos, pasando despacio por los aparadores de los edificios, saboreando la pólvora con la que se construyen los sueños de la explosión. Creo recordarlo, la pólvora era la caricatura del volcán que llevábamos dentro, eso era; pero vos no me escuchaste, así como yo no quise hacerlo. Estuvimos juntos me dices, pero yo no lo creía; estuvimos juntos lo dije, vos no sabías nada.

 

Rommel Martínez. 1989. Comayagüela – Honduras. Técnico Industrial en Electrónica / Barbero / Gestor CulturalEn el 2010 fue miembro del taller «Poema» impartido por el poeta Fabricio Estrada. Fue parte del proyecto «el serpentario Electro shock»  a base de poesía, performance y música experimental. En 2015  integró el «taller de creación poética» impartido por la poeta Mayra Oyuela.Miembro fundador [no activo] del extinto colectivo y taller poético LetraEle. Su opinión ha sido publicada en el periódico digital <<El Pulso>> . Publicado por la asociación cultural 13 lunas, en la colección de cuadernillos de noveles escritores de poesía y cuento, con motivo de la primera feria del libro Hondureño «13 Lunas» [Diciembre 2016]. Actualmente es  miembro fundador del joven grupo sobre estudio, y taller poético: «Mientras matamos moscas». Invitado al festival de poesía ¨Amada Libertad¨ en El Salvador [Julio de 2017].  Es ‘Blogger’: <<El desahogo del pez>>  es su blog persona.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: