web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Poemas de Ana Mereli Rivas
Poemas de Ana Mereli Rivas

Poemas de Ana Mereli Rivas

UNA BIOGRAFIA
INCONCLUSA

Te delego un rollo de papeles amarillos
carcomidos  por el tiempo
Mis versos inconclusos, tadalafil
Te delego…
Un boceto de mi figura difusa
una fotografía   de  adolescente desteñida, ampoule
mis deudas que sobrepasan toda angustia.
Te delego …
Mis llaves ultra secretas …enmohecidas.
Y  abras mi cofre de alegrías, hospital eternas soledades,
Te delego …
Una pluma fina,
Para que escribas sobre la almohada;
Mi nombre, tu nombre, en completo silencio.
¿ Te delego…
Mis  momentos… suspiros sin respuesta,
Mis triunfos y pequeñas querellas
Por último…  te delego
mi  biografía inconclusa..

HECHIZO
¿Te escondes?
¿De qué? ¿De quién?
Me gusta tu juego, tu encanto
El hechizo de tus versos, tus locuras
El verso amañado, tus mentiras,
Jugar al anonimato, al escondedero
¡Eres mortal con bellos sueños, con conciencia!
Pero… te escondes entre sonrisas silenciosas,
Arrecifes de caracoles de ensueño
y plumas de pájaros silvestres,
mojados bajo la lluvia.
Eres hechizo que dejas huellas indelebles
en blancas sábanas de bruma .
¿Finges?
¿Eres estatua?
¿De mármol quizá?
Te gusta comer mágicas habichuelas
jugar a los duendecillos
saborear dulces frambuesas
Y ácidas ciruelas.
¿Tan pronto olvidaste mi nombre?
¿Estrategia moderna?
¡Pero…una cosa queda claro!
Esas  palabras dulces, de hechizos y encantos

¡Aun… no descifro todavía¡

¿QUIEN ERES?
¡Eres huella y silencio sin pausa!
¿Pero… dime?‘
¿Duermes solo en tu aposento?
¿Cantas bañándote en  la regadera?
¿Desnudo?
¡Vaya! Si estás en silencio,
tu silencio es tenue,
avasallador, estrujante, aniquilante.
¿Suicidas tu cuerpo?
¿Inmolando parte de tu cerebro para olvidar?
¿Te afeitas?
Quisiera saberlo.
La noche envuelve con su manto,
tu inocencia fantasmal de pensamientos locos.
Y en un grito desafiante
se pierde mi voz sin esperanza.
Tu risa es tormenta de fuegos fantasmales
como ave rapaz  me aprisiona…
Me arrastra con demencia, esparciendo versos
de raros perfumes
Inventando historias en noches febriles  de primaveras.
¿Pero dime?
¿Eres paz o tormento?

DILEMA

¿Golondrinas…?
Dos golondrinas bohemias,
cerraron mis párpados
con somníferos mortales.
¿Mariposas?
Dos mariposas blancas tejieron  un capullo
De fina seda, para cubrir mi cuerpo adormecido.
¿Una araña?
Una araña enredó  mis cabellos  plateados
Entre delgados y finos hilos.
¿Pájaros?
Unos pájaros   urbanos
Emigraron al sur
Inventando primaveras,
Enamorando al viento.
¿El viento?
El viento rasgó mi figura
Desapareciendo mi cara del mapa sin piedad.
¿Las golondrinas?
Las golondrinas volvieron nuevamente…
Pero esta vez silenciosas,
a derramar sus versos
con raros perfumes a santos olios.
¿Los gusanos?
Los gusanos en gran festín roen mis huesos
¿ Sobrevivencia?
Eterno dilema…

LA ÚLTIMA PALABRA

Te he pedido tantas cosas
entre  ellas…un beso migratorio
un pensamiento puro, honesto
un minuto de silencio
por los muertos que
reposan en su crisálida
pero…no contestas
¿Por qué?
Enmudecieron tus palabras
¡Te has quedado absorto, pálido!
mientras la hoguera
quema las ultimas
luces de tus párpados

¿El pensamiento?
El pensamiento es pausa  en silencio
Las palabras se extravían en el viento,
Tu voz  es  mutismo sideral
Tu figura  se extingue entre el  smog.
¿Y… el beso?
Aquel beso migratorio
Impaciente aun espero
¡Pero… al fin de cuentas
tú tienes la última palabra!

TIEMPO
¡Aquí estoy tiempo…¡
¿Por qué vas a prisa?
Termina un nuevo día.
Fatiga versus tranquilidad
Tus agujas no dejan descansar mis pupilas
¡Espera….¡
Dilata el  tiempo
¡EL tiempo,  ¡Ah¡ bendito tiempo¡
¿Mi amigo, mi enemigo?
Siempre fiel, pendiente
Del tic tac,tic,tac.
Mientras…La noche
envuelve con su manto,
mi presencia, la tuya…
Como ave rapaz me aprisiona.
Me  arrastra…
¡ tic-tac.tic-tac…¡
Es la hora de dormir
¡Buenas noche tiempo

A PAPÁ

Hoy, junto a los astros la  catarata aún llora,
en las tardes tu ausencia.
Tu risa,  tus huellas;
el tiempo rompe  un silencio sin tregua.

¿Recuerdas…? ¡Aquél invierno cruel!
Cuando jugamos con la arcilla
haciendo muñecos
cual grandes alfareros,
sin musitar  el dolor
de tu corazón que moría.
Aquel muñeco…lo guardo todavía
para cuando regreses algún día
con los  muñecos de arcilla,
como le prometiste,
a ésta triste chiquilla.

A %d blogueros les gusta esto: