web analytics
martes , 21 noviembre 2017
Inicio » Suplemento Amigos » “Pasajeros”, una inusual historia de amor espacial
“Pasajeros”, una inusual historia de amor espacial

“Pasajeros”, una inusual historia de amor espacial

Liliana Martínez-Scarpellini
Los Ángeles (dpa)

La curiosidad ante la posible existencia de vida en otros planetas no parece haber cedido ni un milímetro con el paso del tiempo y “Passengers” es solo un reflejo de esa realidad existente, un thriller de corte romántico con Jennifer Lawrence y Chris Pratt como protagonistas que podría optar a premios en esta temporada de galardones.

Se trata de una historia escrita originalmente por Jon Spaihts y que tuvo que superar muchos obstáculos para ver la luz. Llegó incluso a contar con Keanu Reeves y Emily Blunt como protagonistas antes de que Sony se hiciera con los derechos de la cinta y la convirtiera en uno de los grandes atractivos de la Navidad este año en cartelera.

La trama se centra en Aurora Dunn (Lawrence) y en Jim Preston (Pratt), una periodista de Nueva York con interés en el mundo espacial, y un ingeniero mecánico de Denver que se embarcan en un viaje de 120 años hacia una colonia espacial muy distante.

La nave transporta a un total de 5,259 personas, todas ellas durmiendo en cámaras especiales que los mantiene congelados en el tiempo. El primer punto de inflexión surge del fallo de operación de las cámaras de dos pasajeros, Dunn y Preston, que tienen que hacer frente al hecho de haberse despertado 90 años antes de lo previsto.

El fallo mecánico provoca que se conozcan más a fondo y que se vayan enamorando, aunque también desemboca en un profundo drama y en una situación crítica para ambos.

Aunque se trata de una cinta con un presupuesto de 120 millones de dólares y aspecto de súper producción, la intención de Morten Tyldum, el director, era centrarse en los personajes y crear empatía con el espectador a través de su historia de amor, aunque el trasfondo fuera de tipo galáctico y con nave espacial de por medio.

De hecho, para Lawrence, una actriz con un Oscar y tres nominaciones más con tan solo 26 años, este proyecto fue una oportunidad para explorar matices interpretativos que nunca antes había tocado. Como por ejemplo, su primera escena de sexo. Sí es cierto que había rodado historias con trasfondo romántico, pero nunca había llegado tan lejos como con Pratt, quien en la vida real está casado con la actriz Anna Faris.

De ello dio buena cuenta en una mesa redonda con otras actrices para “The Hollywood Reporter” en la que aseguraba que la escena con Pratt fue realmente extraña. “Todo lo que hicimos se hizo bien, y no fue culpa de nadie, nadie hizo nada malo, pero tan solo fue una experiencia rara”.  Para lidiar con ello optó por emborracharse, “aunque eso me llevó a tener aún más ansiedad. Cuando llegué a casa me dije: ‘¿Pero qué he hecho?’”. Añadió que nunca antes se había sentido tan vulnerable, quizá por el hecho de tratarse de un hombre casado. “El sentimiento de culpa es la peor sensación en el estómago. Yo sabía que era mi trabajo, pero no se lo podía transmitir a mi estómago”.

La conexión fue tan intensa que no faltaron después los rumores de romance entre ambos tras el rodaje, aunque parecen haber quedado en nada.

En cuanto a Pratt, el protagonista de “Jurassic World” asegura que el guión le cautivó hasta el punto de no querer permitirle a nadie más que hiciera el papel de Jim. “Soy muy afortunado porque ésta es la clase de película que te va a deslumbrar. Las películas son entretenimiento y eso está bien, pero hay veces que te afecta de una forma mucho más profunda y ésta es una de ellas”.

Eso pese a que ha cobrado casi la mitad que su compañera de reparto, 12 millones frente a los 20 millones de ella, la estrella indiscutible en esta inusual historia de amor.

A %d blogueros les gusta esto: