web analytics
sábado , 21 octubre 2017
Inicio » Editorial » Otra prueba democrática
Otra prueba democrática

Otra prueba democrática

El pueblo acudió ayer, cure cialis en más del 50%, sale a depositar su voto para elegir Presidente y Vicepresidente, unhealthy y aunque no fue suficiente para ganar en primera vuelta, es de destacar y respetar la voluntad popular.

Lo cierto es que del proceso electoral de ayer domingo, lo que se debe destacar es que el pueblo cumplió con su deber constitucional: acudir a las urnas.

También hay que decirlo, el TSE cumplió. Y cuando a media tarde de ayer, el Tribunal hace una pequeña cadena de radio y televisión para exigir dos cosas: prohibir la publicidad de Casa Presidencial y la del Movimiento 300 (una organización de fachada de ARENA), y exigirle al Norman Quijano que no diera resultados de supuestas tendencias a boca de urna. Y es que, una hora antes, aproximandamente, Quijano había manifestado a una televisora nacional que según sondeos a boca de urnas, ellos adelantaban al FMLN en 8 puntos.

De hecho, en todo el proceso electoral el TSE fue una institución muy dinámica que no solo cumplió con su rol de administrar, sino dar certidumbre al proceso, luego de que la fórmula presidencial del partido ARENA trabajó en toda su campaña el tema de un supuesto fraude. Obviamente, este eje de campaña del partido de derecha quedó también desvirtuado, primero, con la votación de la ciudadanía, y luego, con la cantidad de observadores electorales, tanto nacionales como internacionales.

Además, se desmontó la campaña del miedo, otro eje propagandístico de ARENA, sobre todo, porque este partido hizo denuncias y corrió rumores de que los pandilleros y mareros iban a impedir las votaciones, pues, supuestamente estos estaban quitando dúis a los y las ciudadanas. Esto era solo una patraña de ARENA.

El pueblo debe sentirse orgulloso de este proceso electoral , que por primera vez se ensaya el voto residencial a escala nacional, que evitó las aglomeraciones y, por tanto, nadie se quedara sin votar por esa situación. Además, es de resaltar el voto en el exterior.

Más de algún medio quiso destacar el supuesto ausentismo, por el hecho de no ver las grandes aglomeraciones de antaño, al ignorar el voto residencial.

Que hubo problemas, sin lugar a dudas que los hubo, no todo puede ser perfecto, aunque esa sea la meta, pero estos pueden y deben ser superados en las próximas elecciones.

En síntesis, podemos afirmar que este proceso electoral, es un triunfo del ciudadano y ciudadana que se abocó a las urnas a cumplir un deber constitucional, lo mismo que del TSE, que también cumplió la misión satisfactoriamente.

A %d blogueros les gusta esto: