web analytics
viernes , 24 noviembre 2017
Inicio » Internacionales » ONU exige fin de asentamientos israelíes tras abstención de Estados Unidos
ONU exige fin de asentamientos israelíes tras abstención de Estados Unidos

ONU exige fin de asentamientos israelíes tras abstención de Estados Unidos

Por Carole Landry

Naciones Unidas/AFP

El Consejo de Seguridad de la ONU exigió a Israel por primera vez desde 1979¡ que cese la colonización en Territorios palestinos y Jerusalén Este, después de que Estados Unidos optara por no vetar una resolución que condena a su aliado más cercano en Oriente Medio.

La resolución exige que “Israel cese inmediatamente y completamente los asentamientos en los territorios palestinos ocupados, incluido Jerusalén Este”.

Además, recalca que las colonias israelíes “no tienen validez legal” y “están poniendo en peligro la viabilidad de la solución de los dos Estados”.

La ONU, que mantiene que las colonias son ilegales en base al derecho internacional, ha alertado en los últimos meses de que han proliferado las edificaciones.

Unos 430.000 israelíes viven actualmente en Cisjordania y otros 200.000 en Jerusalén Este, que para los palestinos debe ser la capital de su futuro país.

En una maniobra poco usual, Washington se abstuvo pese a que siempre ha apoyado a Israel. Los otros 14 miembros del Consejo votaron a favor del texto, propuesto por Egipto.

La oficina del primer ministro Benjamin Netanyahu avanzó que “Israel rechaza esta resolución anti-israelí vergonzosa de Naciones Unidas y no la acatará”.

La cuestión palestino-israelí ha entrado en una nueva dimensión a pocos días de que el presidente Barack Obama ceda el testigo a Donald Trump, quien intentó bloquear el texto.

El magnate inmobiliario se metió de lleno en las negociaciones del Consejo llamando directamente al mandatario egipcio Abdel Fatah al Sisi, para que pospusiera la votación prevista para el jueves.

Pero tras la votación del viernes, Trump no tardó en reaccionar advirtiendo en Twitter que “las cosas serán diferentes en la ONU a partir del 20 de enero”, día en que asumirá el poder.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Samantha Power, justificó la decisión de su país –que delata la posición de Obama ante Israel– alegando que la expansión de las colonias israelíes pone en peligro la solución de dos Estados.

“No creemos en que terceras partes puedan imponer una solución que no haya sido negociada por las dos partes, pero tampoco podemos reconocer de forma unilateral un futuro Estado palestino”, declaró la diplomática.

“El problema de los asentamientos ha empeorado tanto, que ahora está poniendo en peligro la viabilidad de una solución de dos Estados”, añadió.

El portavoz de la presidencia palestina, Nabil Abu Rudeina, aseguró de su lado desde Ramala que la resolución del Consejo de Seguridad es “un gran golpe” para Israel, porque “se trata de una condena internacional unánime de la colonización y un claro apoyo a una solución de dos estados”.

Represalias diplomáticas

Nueva Zelanda, Malasia, Senegal y Venezuela impulsaron la votación este viernes, después de que Egipto decidiera postergarla el jueves.

Israel ha prometido represalias diplomáticas contra Senegal y Nueva Zelanda –con los otros dos países no tiene relaciones.

Las lazos con Washington están más tensos que nunca.

“El gobierno Obama no solamente falló para proteger a Israel contra esta conspiración en la ONU, sino que coludió con ella entre bastidores”, expresó Israel en el comunicado.

“Israel espera trabajar con el presidente electo (Donald) Trump y con todos nuestros amigos en el Congreso, tanto republicanos como demócratas, para eliminar los efectos dañinos de esta resolución absurda”, concluyó.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, celebró la aprobación de la resolución –la 2.334– y llamó a los dirigentes israelíes y palestinos a “crear un ambiente propicio para retomar las negociaciones serias”, seguro de que es posible alcanzar la solución de dos Estados.

De acuerdo con la organización Security Council Report, Estados Unidos ha usado 30 veces su derecho a veto en votaciones sobre Israel y los palestinos.

La última vez que se abstuvo fue en 2009 para exigir un cese al fuego en Gaza.

Fuera de la abstención norteamericana, los 14 miembros restantes del Consejo, incluyendo los otros cuatro miembros permanentes (Rusia, China, Francia y Gran Bretaña) votaron a favor de la resolución.

Integran además el máximo órgano ejecutivo de Naciones Unidas, como miembros no permanentes, Egipto, Senegal, Venezuela, Malasia, Nueva Zelanda, Angola, Japón, España, Ucrania y Uruguay.

A %d blogueros les gusta esto: