web analytics
sábado , 16 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » “Ojo de Venado”, una mirada hacia el pasado

“Ojo de Venado”, una mirada hacia el pasado

Leyla Ayala
Lorena Rodríguez
@DiarioCoLatino

La Guerra Civil en El Salvador es una de las etapas que más ha marcado la historia del mismo. Por eso, viagra sale mantener presente en la memoria colectiva la dura realidad que se vivió el siglo pasado es uno de los principales pilares del escritor y periodista Max Herrador, view autor de la novela de ficción “Ojo de Venado”.

“Es una historia que trata sobre dos hermanos que al inicio de la guerra se separan y que en la actualidad se reencuentran. De esos casos que nosotros los periodistas solemos cubrir en estas organizaciones que reencuentran a las personas. Para ser más específico, sovaldi yo me basé mucho en los archivos de Pro-Búsqueda”, explicó Herrador.

El argumento gira en torno a uno de los personajes, Carlos Solórzano, conocido como Malasia, quien perteneció a los escuadrones de la muerte durante el conflicto armado. Este resulta ser protagónico y antagónico a la vez, complejo como la realidad misma.

“Lo interesante del libro es encontrar que, incluso, entre las personas, los más malos, también son humanos. En la medida que nosotros asimilamos esa realidad, en la medida que el ciudadano común asimila ese escenario, nos damos cuenta que empezamos a ser sociedad más sensible”, subrayó Herrador.

Según cuenta el escritor, la novela se titula así porque “recibir un ojo de venado es un buen augurio y es una protección contra las malas miradas”. Además, Herrador agregó que “la obra es complementaria al ojo de venado, a la semilla del ojo de venado, que es ese amuleto antiguo tradicional de nuestros pueblos originarios que el que lo entrega y lo recibe se dan protección mutua”.

Por otra parte, los temas que se tratan en la obra no sólo giran en torno al conflicto armado, sino también a problemas sociales producto de la guerra y en los que aún estamos inmersos los salvadoreños; tales como: adicciones, procesos de posguerra, penales, surgimiento de pandillas, migración y retornos.

Es de mencionar que  el libro está escrito en primera persona y el narrador a la vez que cuenta los sucesos, forma parte de la historia. El autor aclaró que este elemento permite a los lectores sumergirse en el relato y compenetrarse con los diferentes puntos de vista de los distintos personajes, evocando fuertes emociones en la audiencia.

Ahora bien, el mensaje de esta historia, según el autor, radica que mediante el relato las heridas que aún están abiertas y de las que adolece la sociedad salvadoreña por el conflicto armado empiecen a sanar. De esa manera, Herrador aclaró que eso se logra a través  de la humanización de la sociedad.

“Entre amigos y enemigos, entre socios y competencia, hombres y mujeres, entregamos ojos de venado y le deseamos el bien al prójimo. En la medida que nosotros practicamos este acto consciente, en esa medida estamos construyendo un mundo mejor, un país mejor, y eso es lo que la heredamos a las nuevas generaciones, lo que llamamos cultura”, concluyó Herrador.

A %d blogueros les gusta esto: