web analytics
domingo , 24 septiembre 2017
Inicio » Internacionales » OEA llama a avanzar en inclusión social en cierre de asamblea; Cuba recibe apoyo mayoritario
OEA llama a avanzar en inclusión social en cierre de asamblea; Cuba recibe apoyo mayoritario

OEA llama a avanzar en inclusión social en cierre de asamblea; Cuba recibe apoyo mayoritario

Por Paula Bustamante
Asunción/AFP/AVN/PL

Los países de la Organización de Estados Americanos (OEA) se comprometieron a crear y fortalecer políticas contra la desigualdad con la firma de la “Declaración de Asunción”, treatment al concluir el jueves su Asamblea General, check con Ecuador cuestionando duramente al secretario general del foro.

Los cancilleres de 28 naciones, que se encontrarán en la próxima asamblea en Haití en junio de 2015, aprobaron un paquete de resoluciones, entre ellas dos de las más polémicas: una contra la discriminación por orientación sexual presentada por Brasil y otra impulsada por Ecuador para reformar la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

No obstante sus versiones finales fueron matizadas a modo de evitar fracturas.

“Sabemos que es tímida, es tibia, pero es un paso adelante en camino a reformas integrales”, dijo el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño, impulsor del proyecto que buscaba cambios drásticos del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH).

Para el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, “a veces los debates son muy encendidos, felizmente mucho más que en otras organizaciones, pero llegamos a acuerdos”, dijo en rueda de prensa junto al canciller paraguayo, Eladio Loizaga.

En los tres días de debates los delegados recordaron que América Latina ha experimentado una década de gran crecimiento económico pero sigue siendo una de las regiones más desiguales del mundo con 167 millones pobres.

Como señal de esta exclusión, cientos de campesinos protestaron el jueves en la sede de la Conmebol donde se realizó la reunión de la OEA, algunos con pancartas que decían “somos los excluidos del país anfitrión”.

El PIB de Paraguay creció 14% en 2013, gracias al boom de la soja, pero se estima que el 35% de los casi 7 millones de habitantes son pobres.

Ecuador confronta a Insulza

El canciller ecuatoriano criticó en duros términos a Insulza tras discutir por las iniciativas que trajo a Asunción para reformar el Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH) y promover cambios, incluso de sede, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que está en Washington.

“Este señor (Insulza) menos mal que le queda poco en la OEA, porque es un irrespetuoso que nos ha acusado de querer debilitar y destruir el sistema de derechos humanos”, dijo Patiño en conferencia de prensa.

Patiño aseguró que Ecuador está comprometido con la CIDH para fortalecerla pero reclama coherencia al señalar que Estados Unidos (su país sede) no ha ratificado la Convención Americana de los Derechos Humanos.

El proyecto de resolución para reformar la CIDH que trajo Ecuador y que generó polémica en los pasillos, se aprobó en una versión muy matizada que considera realizar próximas sesiones en estados miembros de la comisión, entre ellos México, Uruguay, Paraguay, Chile y Haití.

Sin consenso sobre homosexuales

El foro planteó que la desigualdad se expresa también en la discriminación de clase, de raza, de género, de origen geográfico y de capacidad física.

Pero las diferencias quedaron también evidenciadas con una resolución presentada por Brasil sobre “los derechos humanos, orientación sexual e identidad de género” que fue criticada y defendida con pasión durante el foro.

El documento no mencionó ni el aborto ni el matrimonio entre homosexuales, que es legal en Argentina y Uruguay, pero eso no impidió movilizaciones de ambos lados.

El primer opositor a este tema fue el país anfitrión de la asamblea, que se negó a firmar la resolución brasileña.

Sobre este tema Uruguay, Argentina, Canadá fueron las naciones que más defendieron el documento que condena la discriminación y violencia contra las personas, lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex (LGTBI), mientras la mayoría de las islas del Caribe se opuso.

La resolución fue aprobada pero con 10 notas a pie de página de países que como Ecuador y Guatemala, por ejemplo, condenaron la exclusión pero aclararon que “el no reconocimiento legal del matrimonio entre personas del mismo sexo no constituye una práctica discriminatoria”.

El caso Cuba

El representante permanente de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton, insistió que Cuba debería integrarse a la próxima Cumbre de las Américas.

La próxima Cumbre de las Américas está señalada para el próximo año en Panamá y en la cual Washington quiere seguir imponiendo la exclusión de Cuba.

“Creemos que la próxima Cumbre debe ser decisiva en esta materia, que ya es suficiente de precondiciones y vetos a la República de Cuba… Es la hora de completar la universalización de estas cumbres con ese nombre fonético tan raro, GRIC (Grupo de Revisión de la Implementación de Cumbres). Suena agresivo, pero tendríamos que hacerlo un poco más suave, de manera que en esa suavidad Cuba pueda entrar sin que fonéticas gruñonas puedan impedirlo”, señaló.

Por su parte, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó que si Cuba no está en la próxima Cumbre de las Américas, prevista para 2015 en Panamá, su país tampoco asistirá.

Asimismo, el vicecanciller nicaragüense, Denis Moncada, aseguró que resultaría imposible realizar otra Cumbre sin la participación de Cuba.

La reacción de los países de América Latina y el Caribe fue de respaldo a la isla antillana con los sólidos argumentos de que no aceptaran una nueva exclusión de ese tipo, algo advertido por varios de ellos desde la anterior cita del 2009 en Cartagena de Indias.

Fue imposible obtener apoyo para la posición estadounidense que sólo consiguió un breve y tibio respaldo canadiense, tal vez por el abrumador número de intervenciones de cancilleres y otros jefes de delegaciones, algunos de los cuales advirtieron su país no asistirá si Cuba no es invitada.

Un comentario

  1. Sin duda ese es un justo reclamo que debería mover al resto de miembros a no continuar su participación en las reuniones y/o cumbres del organismo hasta que Cuba sea integrada.
    El Presidente Obama tiene la oportunidad histórica de dar por concluido ese bloqueo a todas luces injustificable y repudiado por la mayoria de países del mundo, tal como ha quedado manifiesto en la mísma Organización de las Naciones Unidas.

A %d blogueros les gusta esto: