web analytics
viernes , 15 diciembre 2017
Inicio » Internacionales » Obama a padres centroamericanos: no manden sus hijos ilegalmente a Estados Unidos
Obama a padres centroamericanos: no manden sus hijos ilegalmente a Estados Unidos

Obama a padres centroamericanos: no manden sus hijos ilegalmente a Estados Unidos

Dallas/Guatemala
AFP

El presidente de Estados Unidos, ed Barack Obama, tadalafil reiteró el miércoles su pedido a las familias centroamericanas de que no envíen a sus hijos de forma clandestina a Estados Unidos, porque no podrán permanecer en el país.

“Los padres (centroamericanos) precisan saber que es una situación increíblemente peligrosa y que es muy poco probable que a sus hijos les sea permitido permanecer” en Estados Unidos, dijo Obama en referencia a la ola de menores de edad sin acompañamiento de adultos que llegó a la frontera en el último año.

“Ya he pedido a padres en toda América Central que no pongan a sus hijos en peligro de esta forma”, insistió el presidente.

Obama viajó al estado de Texas (sur) y mantuvo un encuentro con el gobernador Rick Perry, con quien discutió medidas de emergencia para atender la crisis humanitaria en la frontera con México.

El presidente estadounidense también llamó al Congreso a abandonar las riñas domésticas y aprobar rápidamente un pedido de un paquete especial de 3.700 millones de dólares para atender a la situación fronteriza.

En la jornada, un alto funcionario del Departamento de Seguridad Interna dijo ante una comisión del Senado que desde octubre fueron interceptados en la frontera Sur nada menos que 57.000 menores de edad que ingresaron al país clandestinamente y sin la compañía de adultos.

“El número de niños sin compañía de adultos que han sido retenidos o encontrados en este año fiscal (que comenzó en octubre pasado) es 57.000”, dijo Gil Kerlikowske durante una audiencia en la Comisión de Seguridad Interna de la cámara alta del Congreso estadounidense.

Hasta este miércoles, fuentes oficiales mencionaban 52.000 menores en esa situación en la frontera sur de Estados Unidos.

De acuerdo con la legislación vigente, cuando agentes de la patrulla fronteriza estadounidense interceptan a un menor de edad que ingresó clandestinamente al país tienen que entregarlo a personal del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

Es el HHS el que se encarga de situar a los menores de edad en centros de acogida y a veces con familiares mientras se realizan los trámites legales para su deportación o “remoción”, como denominan los legisladores.

En tanto, el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, mantuvo este miércoles contacto telefónico con los presidentes Otto Pérez Molina (Guatemala), Juan Orlando Sánchez (Honduras) y Salvador Sánchez Cerén (El Salvador) para discutir la situación migratoria.

Biden presentó detalles del pedido de 3.700 millones de dólares al Congreso, y, de acuerdo con la Casa Blanca, los mandatarios centroamericanos “reafirmaron su compromiso de trabajar junto a Estados Unidos para demostrar resultados concretos” en la solución de esta crisis.

Al mismo tiempo, en Los Angeles, un grupo de organizaciones que defienden los derechos de los migrantes presentó una demanda contra el gobierno federal estadounidense, por no ofrecer soporte legal gratuito a los menores que ingresaron clandestinamente al país y ahora enfrentan el proceso de deportación.

“El gobierno no está poniendo abogados a los menores. Considera que no tiene una obligación de proveer a estos niños abogados, al contrario de lo que dice la Constitución y las leyes migratorias”, explicó a la AFP Carmen Iguina, asesora legal de Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), una de las entidades demandantes.

ONU pide atención integrada por niños migrantes guatemaltecos

La ONU expresó este miércoles “su alta preocupación” por la situación de niños y adolescentes guatemaltecos migrantes sin compañía, y urgió por una atención integral al problema por parte de los países involucrados.

La entidad manifestó en un comunicado divulgado en Guatemala su preocupación por el incremento en las deportaciones vía terrestre desde México, un crecimiento de 35% en los primeros cinco meses de 2014 en comparación con el mismo período de 2013.

Ante ello, llamó a los países afectados a enfrentar esta situación de manera integral, garantizando los derechos humanos, en particular, el derecho a la vida, a la integridad física y a la dignidad de las personas.

Asimismo, exhortó a “los países de origen, tránsito y destino a que cumplan con sus obligaciones internacionales, establecidas en la Convención sobre los Derechos del Niño, de la cual Guatemala es parte, así como en otros instrumentos internacionales”.

La entidad recuerda que los menores que emigran sin compañía requieren de “un sistema y procedimientos de protección especial y de la garantía de todos sus derechos, debido a la alta vulnerabilidad y peligro en el que se encuentran”.

Miles de niños y adolescentes guatemaltecos sin acompañamiento, al igual que salvadoreños y hondureños, han emprendido el viaje hacia Estados Unidos, provocando una crisis humanitaria en el país norteamericano.

Datos del Gobierno estadounidense indican que el número de menores de edad sin acompañamiento de adultos que ingresaron clandestinamente a Estados Unidos desde octubre llegó a 57.000, en su mayoría provenientes de El Salvador, Guatemala y Honduras.

Según el canciller guatemalteco, Fernando Carrera, entre 1.500 y 2.000 niños de este país están bajo custodia en Estados Unidos.

A %d blogueros les gusta esto: