web analytics
Jueves , 17 Agosto 2017
Inicio » Opiniones » Nueva gran Victoria del Pueblo, ¡Salvador Presidente!

Nueva gran Victoria del Pueblo, ¡Salvador Presidente!

Licda. Norma Guevara de Ramirios @guevara_tuiter

Licda. Norma Guevara de Ramirios
@guevara_tuiter

Licda. Norma Guevara de Ramirios

@guevara_tuiter

El domingo 9 de marzo más de tres millones de ciudadanos acudieron a ejercer su derecho al sufragio en segunda elección para definir Presidente y Vicepresidente de la República. Salvador Sánchez Cerén y Oscar Ortiz fueron los elegidos con la más alta votación de nuestra historia; 1, find 495, healing 815 personas les brindaron su voto de reafirmación, illness a lo que una gran mayoría había expresado el pasado 2 de febrero. Felicitaciones al pueblo por su decisión, bendiciones para  nuestros mandatarios que fungirán desde el 1 de junio de este año, hasta el 30 de mayo de 2019.

También Arena logró una alta votación luego de impulsar una estrategia estratificada que les llevó a variar su mensaje en favor de los programas sociales, de utilizar el temor sobre los incidentes de violencia que propician los opositores políticos en Venezuela y de realizar una amplia movilización de renovación, reposición y modificación de documentos de identidad a personas a las que comprometieron su respaldo.

La más alta expresión de votos nulos se tuvo el 2 de febrero, la campaña del voto nulo promovida por personas y movimientos de la anti política o de anti partidarios se expresó en menor proporción el 9 de marzo, a pesar de la amplia divulgación sobre el valor “liberador del voto nulo”, las abstenciones y los impugnados redujeron a pesar de que el total de personas que acudió a votar fue mayor que en la primera elección.

Esta materialidad de hechos importan poco a quienes se niegan a reconocer la voluntad mayoritaria del pueblo y reniegan sin sentido con peticiones y acciones tan contradictorias y negativas como absurdas; el alcalde Quijano se niega a aceptar la realidad y mueve a un buen grupo de areneros detrás de sus  acciones.

Apelar a la Fuerza Armada, declararse en pie de guerra, pedir volver a contar voto por voto a pesar de que ellos tuvieron a 4 representantes suyos en cada una de las 10,445 Juntas Receptoras de Votos, pedir nulidad del proceso electoral, difamar sin fundamento al afirmar que 20 mil vigilantes del FMLN votaron dos veces, pedir amparo ante la Sala de lo Constitucional porque el TSE no le concedió la petición de contar de nuevo los votos, retirar caprichosamente a los representantes de su partido en las 22 mesas de escrutinio, aplicar tácticas dilatorias en el escrutinio para dar tiempo a que empleados de alcaldías y empresas fueran forzados a firmar demandas, salir a marchas con cacerolas finas y de teflón, quemar llantas, cerrar el tráfico, pedir reconocimiento internacional como presidente, declarar que él es el único y legítimo aunque el otro sea el legal además de dilapidar dinero en publicidad mentirosa y acusar al TSE; todo ese conjunto de acciones alocadas expresan una cosa peligrosa: Desesperación y frustración.

Todo esto expresa irrespeto a la legislación vigente, menosprecio a la institucionalidad, todo para esconder la mayor mezquindad y carencia de valores democráticos y plantearse con todo ello fundamentar una oposición al próximo gobierno.

Que diferencia en el talante de estadistas que muestran Salvador Sánchez Cerén, Oscar Ortiz y la madurez del FMLN como fuerza unida, sensata, prudente y respetuosa.

El pueblo no se equivocó al elegirles a ellos libre y democráticamente; las fuerzas políticas y  movimientos ciudadanos y sociales que acompañaron su campaña tienen razón de apoyarle porque nuestro país transita a un nuevo momento esperanzador y positivo de consolidación democrática. Las nuevas generaciones merecen que lo hagamos, que avancemos en el rico  proceso de paz que el 4 de abril de 1990 se planteó como objetivos “cesar el conflicto armado  mediante la negociación política, alcanzar el respeto pleno a los derechos humanos de las y los salvadoreños y  lograr la reconciliación del país”

El Presidente electo es una persona comprometida con la paz y la democracia del país, el momento es más que oportuno para avanzar en esa reconciliación, por eso en su mensaje luego de conocerse el escrutinio definitivo que lo coloca como claro ganador de la contienda, hace un llamado a la oposición política para unirnos a construir una agenda de país que ponga en el centro la solución a los problemas existentes en nuestra sociedad. Ya antes a lo largo de la campaña lo expresó como voluntad de incluir y concertar para avanzar como país.

El pueblo les da ese mandato y su condición de ganadores les impone un deber que están cumpliendo ejemplarmente, la prudencia y apertura a considerar los enfoques de los demás, la diversidad como base de riqueza democrática y no como pretexto para la división. Felicidades señor Presidente electo; Felicidades señor Vicepresidente Electo. Adelante El Salvador.

A %d blogueros les gusta esto: