web analytics
viernes , 24 noviembre 2017
Inicio » Editorial » No gastar pólvora en zope
No gastar  pólvora en zope

No gastar pólvora en zope

Más allá de que Hato Hasbún tenga más de una bilateral con el grupo parlamentario de ARENA, order sino es que también con la dirigencia, cure pues es parte de sus tareas en tanto Secretario de Gobernabilidad de la Presidencia, sick le podemos adelantar que será por gusto, como decimos los salvadoreños.

Y es que ARENA ya prácticamente dijo que no aprobará la Ley del Presupuesto General de la Nación.

Al partido ARENA le tiene sin cuidado si el Presupuesto es realista o no. Si está o no financiado. Si está acorde o no con las necesidades del Estado, etc.

Ciertamente, el partido tricolor tiene una estrategia y un guión del que no se saldrá, aunque el país tuviera las siete plagas de Egipto (tiene una o dos, tal vez tres).

A ARENA lo que le importa es el fracaso del Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén, de los dos Gobiernos del FMLN, pues, no aceptan la idea de que la izquierda ex guerrillera haya llegado al poder, haya llegado al Ejecutivo.

De allí que Hato no debería perder mucho tiempo con los areneros,  que lo haga por trámite, pues debe quedar en el registro de que se hizo el intento, al fin y al cabo, también se dice en el lenguaje popular “no hay que gastar pólvora en zope”.

Lo que si debe hacer Hato, o a quienes les toque defender el proyecto de ley del presupuesto, es informarle bien a la población del por qué el presupuesto de 2016 está apegado a la realidad del país, que es equilibrado y cuales son los énfasis.

Es decir, la población debe tener claro que este gobierno de izquierda, pese a los problemas financieros, presenta un anteproyecto de ley de presupuesto, en donde las prioridades son, en primer lugar la educación. Segundo, la salud, y tercero, la seguridad.

Presupuestar $940 millones para educación, en términos redondos, lo que representa un incremento de 23 millones de dólares con respecto al año pasado, y que significa un 5.6% del presupuesto, es sinónimo de la apuesta del Gobierno del Presidente Sánchez Cerén a la educación.

Más de alguna voz dirá que no es suficiente, que se necesita más. Y pueden tener razón, pero eso es lo realista para el próximo año fiscal a partir de las proyecciones de los ingresos.

En Salud, este Gobierno ha presupuestado $627 millones de dólares, 11.5 millones más que el presupuesto del presente año fiscal. Igual, podemos afirmar que en este rubro del presupuesto, aunque se requiera más, deja en claro la coherencia del Gobierno en sus prioridades sociales.

Y qué decir del tema de la seguridad, a la que se le destinarán, de ser aprobada la ley tal como ha sido presentada, representa 19.6 millones más que el año fiscal vigente, es decir, $442 millones.

En este tema es claro que con urgencia se necesita de fondos al doble de lo presupuestado para echar andar el Plan El Salvador Seguro, pero, gracias a la transparencia, también ya es conocido de todos que este requerirá de un presupuesto extraordinario.

Entonces, señor Hato Hasbún, no gaste pólvora en zope, y dedique su tiempo y sapiencia en explicarle esto al pueblo.

A %d blogueros les gusta esto: