web analytics
lunes , 25 septiembre 2017
Inicio » Internacionales » Nicaragua rechaza proyecto de sanciones de legisladores de Estados Unidos

Nicaragua rechaza proyecto de sanciones de legisladores de Estados Unidos

Managua/AFP

Nicaragua calificó como “amenaza” e “intromisión” en sus asuntos internos un proyecto de sanciones económicas presentado por legisladores estadounidenses, que exige mejoras en el sistema democrático del país centroamericano.

La iniciativa, conocida como “Nica Act 2017 es una amenaza más, de las muchas que a lo largo de la historia se han cernido sobre Nicaragua, en el afán de las mentalidades imperialistas de apropiarse de nuestro país”, repudió el gobierno del presidente Daniel Ortega en un comunicado.

Managua consideró el proyecto como “una intromisión destructiva” en sus asuntos internos y un intento por desestabilizar al país.

La Ley de Condicionalidad a las Inversiones Nicaragüenses (Nica Act) propone que Estados Unidos rechace los préstamos que Managua solicite en organismos multilaterales.

Este proyecto “apunta a desestabilizar un país donde las personas somos prioridad, donde vivimos tranquilos”, y que ha manejado “responsablemente la economía” en los últimos años, lamentó el gobierno.

Managua denunció que las sanciones son promovidas por un grupo de congresistas norteamericanos “radicales e injerencistas” que intentan reactivar una iniciativa similar que se promovió el año pasado contra Nicaragua -Nica Act- pero que no logró ser discutida en el Senado.

Según el diario La Prensa, la iniciativa persigue presionar al gobierno de Ortega para que “haga cambios sustanciales y creíbles en el restablecimiento de la democracia” y el combate a la corrupción, entre otras exigencias.

La Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) expresó este martes su preocupación por la reactivación del proyecto en el Congreso de Estados Unidos.

En un comunicado el organismo pidió reconsiderar la propuesta, porque estima “no constituye un aporte constructivo a los trabajos” que la OEA acordó realizar con Nicaragua en los próximos tres años para fortalecer su sistema democrático, sobre todo en materia electoral.

La oposición nicaragüense agrupada en el Frente Amplio por la Democracia (FAD) por su parte dijo que la iniciativa “puede ser evitada” si Ortega detiene la persecución a defensores de derechos humanos, investiga “innumerables actos de corrupción” y promueve elecciones libres y transparentes.

Ortega ganó en noviembre pasado su tercer mandato consecutivo en unas elecciones sin participación de la oposición más fuerte, debido a un polémico fallo judicial que la excluyó de los comicios.

A %d blogueros les gusta esto: