web analytics
sábado , 16 diciembre 2017
Inicio » Deportes » Neymar lleva a Brasil a goleada y a un duelo en octavos con Chile
Neymar lleva a Brasil a goleada y a un duelo en octavos con Chile

Neymar lleva a Brasil a goleada y a un duelo en octavos con Chile

Brasilia/dpa

Brasil se metió hoy en los octavos de final del Mundial 2014 con una victoria por 4-1 sobre Camerún construida por el astro Neymar, decisivo para que su selección gane el grupo y se mida con Chile el sábado.

Neymar inauguró el marcador a los 17 minutos y, luego de que Camerún empatara a los 26′ a través de Joel Matip, volvió a adelantar a los 35′ a los locales.

El tercer tanto fue anotado a los 49′ por Fred, quien rompió así su ayuno goleador en esta Copa, mientras que Fernandinho, a los 74′, puso números definitivos al partido.

Tal como ocurrió en el debut ante Croacia, Neymar fue hoy la única gran estrella de Brasil en su centésimo partido mundialista. No sólo por sus goles, sino por su capacidad de dar el máximo en los momentos que su equipo más lo necesita.

Y Brasil lo necesitó mucho hoy. El equipo “pentacampeón” se mostró ansioso, tenso y sin ideas, y sufrió durante todo el primer tiempo para lograr avanzar como primero del grupo A a octavos. México, vencedor de Croacia por 3-1, fue segundo del grupo y se medirá al primero del B, Holanda, que derrotó 2-0 a Chile.

Al iniciarse el partido en Brasilia, el equipo de Luiz Felipe Scolari trató de “revivir” la táctica adoptada con éxito en la Copa Confederaciones: presionar al rival en su área desde el inicio para buscar un gol tempranero.

Pero los errores de pases y la dificultad de conexión entre medio campo y ataque, muy criticados en los dos primeros partidos de Brasil en el Mundial, restaron eficacia a la estrategia.

Los dueños de la casa no lograban amenazar el arco de Itandje, mientras que Camerún sí asustó a Brasil a los diez minutos con un disparo de Moukandjo que David Luiz desvió de cabeza.

Entonces apareció Neymar. El volante Luiz Gustavo le robó la pelota a Camerún en el medio campo y con un centro puso al delantero en posición inmejorable para inaugurar el marcador con un gol que revivió la esperanza de la hinchada en el “hexa”.

“El campeón volvió”, gritaron los hinchas brasileños que tiñeron de amarillo las gradas del estadio.

Pero Camerún no estaba muerto. A los 25′, un cabezazo de Joel Matip se estrelló en el travesaño. Un minuto después, Nyon superó espectacularmente a Dani Alves en un duelo individual y habilitó con un centro al mismo Matip, quien esta vez no desperdició.

El tanto recibido generó desconcierto en el equipo anfitrión, y una vez más le correspondió a Neymar “arreglar la casa” al rematar con un disparo certero un centro de Luiz Gustavo.

En el descuento, Neymar comandó un bello ataque combinado que podría haberse convertido en el tercer gol brasileño, pero que fue desperdiciado por Hulk con un remate desviado.

Tras el descanso, el zaguero David Luiz avanzó por el costado izquierdo y habilitó con un centro a Fred, quien remató de cabezazo a los 49′ para poner fin a la sequía de goles que lo perseguía desde el inicio del Mundial. Desde el banquillo, Scolari hizo un gesto de alivio.

Tras el tercer gol, el partido se definió en favor de Brasil, que ablandó la presión sobre un Camerún visiblemente desmotivado y que ya no pudo dar pelea.

Ante ese panorama Scolari optó por sacar a Neymar de la cancha en el minuto 71 para reemplazarlo por Willian. Al abandonar el partido, el delantero del Barcelona una vez más fue ovacionado por las casi 70.000 personas que tiñeron de amarillo las gradas.

Brasil todavía tuvo tiempo para ampliar su triunfo, gracias a Fernandinho, quien con un gol en el minuto 84 afianzó su “candidatura” a reemplazar al criticado Paulinho en el partido que definirá la clasificación a cuartos.

Por los gritos de “olé” que se oyeron en el estadio en los últimos minutos del partido, la victoria por goleada podría ablandar las críticas de los brasileños al desempeño de la “seleçao”, al tiempo que les dará más confianza a los pupilos de Scolari hacia el duelo con Chile por octavos.

Pero al terminar la fase de grupos, queda en claro que la única arma que tiene Brasil hasta ahora para aspirar al “hexacampeonato” en casa es Neymar, un jugador capaz de hacer la diferencia incluso en un equipo plagado de problemas.

 

A %d blogueros les gusta esto: