web analytics
miércoles , 22 noviembre 2017
Inicio » Suplemento Deportivo » Nadie “quiere” ganar la liga: el título se definirá en última jornada
Nadie “quiere” ganar la liga: el título se definirá en última jornada

Nadie “quiere” ganar la liga: el título se definirá en última jornada

Madrid/dpa

La Liga española de fútbol vivió una jornada insólita en la que los tres primeros clasificados no ganaron sus partidos por segunda semana consecutiva y la definición del título se postergó hasta la última fecha, decease en lo que será una “final” entre el Atlético de Madrid y el Barcelona.

El Atlético, patient conducido por el argentino Diego Simeone, empató por 1-1 contra el Málaga y se quedó a un gol de celebrar el título ante su gente en el estadio Vicente Calderón.

El Barcelona permaneció sin intensidad y sin ambición y empató sin goles contra el Elche, pero llega a la última jornada dependiendo de sí mismo: si gana al Atlético en el Camp Nou será campeón.

“Te da fastidio cuando das todo en consecuencia a lo que el partido pide. A los jugadores no les puedo decir nada, lo han dado todo. Ahora tendremos que jugar una final y, como toda final, hay un 50 por ciento de posibilidades para cada uno”, afirmó Simeone.

El que se quedó ya sin ninguna opción fue el Real Madrid, que perdió por 2-0 contra el Celta de Vigo y quedó automáticamente descartado de la lucha por el título.

El equipo blanco cuidó a varios de los habituales titulares y dejó en claro que su objetivo está apuntado exclusivamente a la final de la Liga de Campeones del 24 de mayo.

“No voy a pensar ahora si la temporada es buena o no. Tenemos la oportunidad de cumplir un sueño del madridismo. Las cuentas las haremos después del día 24”, sentenció el entrenador blanco, Carlo Ancelotti.

El campeonato se definirá en la última jornada con un partido apasionante entre el líder y el escolta. El Atlético marcha con 89 puntos, tres más que el Barcelona, por lo que un empate le bastaría para coronarse campeón después de 18 años.

En cambio, una victoria de los dirigidos por Gerardo Martino daría el título a los catalanes, ya que en caso de igualar las 89 unidades de sus rivales serán campeones por la diferencia de goles en los enfrentamientos directos entre ambos.

Será la tercera vez en la historia de la liga que el título se define en la última jornada con un enfrentamiento entre líder y escolta. Hasta el momento, los dos antecedentes terminaron con una coronación del equipo visitante: en la temporada 45-46 el Sevilla se consagró ante el Barcelona y en la 50-51, el Atlético se coronó contra el Sevilla.

Las dos horas de tensión con los tres focos en Madrid, Elche y Vigo representaron un compendio de errores, nerviosismo, falta de intensidad y hasta desidia.

Parecía increíble que equipos con tanto potencial ofensivo estuvieran luchando y sufriendo tanto como para poder ganar un partido.

Mientras el Atlético se perdió en la ansiedad por encontrar la ventaja en casa ante el Málaga, el Barcelona mantuvo el libreto de un equipo apático y con miedo en la cancha del Elche.

El Real Madrid, con dos errores groseros de Sergio Ramos y Xabi Alonso, se autoeliminó de la pelea por el título y dejó que Charles se visitiera de héroe del Celta con su doblete goleador.

El mayor momento de emoción en el estadio Vicente Calderón se vivió en la segunda mitad, tanto en el gol visitante de Samuel, producto de un error grave de Thibaut Courtois en la salida, y el empate de Tobias Alderweireld, a falta de 15 minutos para el final.

Ya en tiempo de descuento, el argentino Wilfredo Caballero impidió el título del Atlético al atajar en el ángulo un buen disparo de Adrián.

La Liga se definirá entonces en la última jornada entre dos equipos que mostraron sus versiones más irregulares precisamente en el último tramo de la liga. “Vamos a ir a a ganar al Camp Nou. Nos dejaremos la vida para ser campeones. Ya estamos acosutumbrados a jugar finales”, dijo Gabi, capitán rojiblanco. En la parte de la baja tampoco hubo definiciones. El Elche se salvó matemáticamente, el Getafe y el Almería escaparon de la zona de peligro gracias a sus triunfos ante Sevilla y Granada respectivamente y el Valladolid perdió de manera insólita por 4-3 contra el descendido Betis.

Los dos descensos aún vacantes se resolverán en la última jornada entre cinco equipos: Getafe (39 puntos), Almería (39), Granada (38), Osasuna (36) y Valladolid (36).

A %d blogueros les gusta esto: