web analytics
viernes , 17 noviembre 2017
Inicio » Nacionales » Mujeres arriesgan sus vidas para brindar auxilio en El Salvador
Mujeres arriesgan sus vidas para brindar auxilio en El Salvador
Las cuatro socorristas son conocidas como “ángeles guardianes” de los Comandos de Salvamento, quienes en sus oraciones siempre dicen “Señor Ayúdame a Aliviar el dolor de mis semejantes”. Foto Diario Co Latino / AFP.

Mujeres arriesgan sus vidas para brindar auxilio en El Salvador

San Salvador/AFP

En zonas de violencia pandillera o en las céntricas calles de San Salvador, cuatro mujeres uniformadas de amarillo trabajan como voluntarias de Comandos de Salvamento, una arriesgada labor de auxilio en uno de los países sin guerra más violentos del mundo.
Ingrid Miranda, de 21 años, junto a Dalia Rosales (40), Claudia Paniagua (40) y Patricia López (37), asume un turno de 14 horas que inicia al anochecer y culmina la mañana del siguiente día y durante las que acudirán a donde una persona enferma o herida necesite ayuda.
“Ser ‘comando’ es una gran dicha”, declara a la AFP Miranda, quien hace tres años ingresó a la institución de socorro. “Ayudamos a las personas sin esperar nada a cambio”.
Las cuatro socorristas son conocidas como “ángeles guardianes” de los Comandos de Salvamento.
Esta agrupación fundada en 1960 cuenta con 200 mujeres entre sus 3.000 voluntarios. Su labor fue incluso llevada a la pantalla grande el año pasado por la documentalista Marcela Zamora (“Comandos”).
Todos sus integrantes están capacitados en rescate vertical, rescate vehicular, socorrismo, rescate aéreo y guardavidas en el mar.
La más veterana del cuarteto, Dalia Rosales, lleva 11 años de servicio, que inició en la ciudad de Apopa y la comunidad Popotlán, al norte de San Salvador, una zona de intensa violencia pandillera.
“Me sentí atraída al ver cuando sale la ambulancia con mujeres a atender una emergencia”, explica a la AFP.
Cada noche en el modesto puesto de la organización, las mujeres se reparten en incómodas camas improvisadas para descansar hasta que haya una emergencia.
La noche del lunes la espera fue breve: sonó el teléfono y las cuatro saltaron a la vieja ambulancia para ir en ayuda de un joven lesionado de una pierna, a quien trasladaron a un hospital público de la populosa colonia Zacamil, en la periferia norte de San Salvador. Luego atendieron a un hombre con un fuerte estado de ebriedad.
Para las socorristas fue una noche tranquila. Por prestar su servicio en un país “tan violento”, con frecuencia tienen que atender heridos de bala o arma blanca.
En 2016, en El Salvador se registraron 5.278 homicidios, 20,7% menos que en 2015. Pese a la reducción, el país tiene una tasa de 81,2 muertes violentas por cada 100.000 habitantes, muy superior al promedio mundial de 6,7 por cada 100.000, establecido por la Organización Mundial de la Salud.

A %d blogueros les gusta esto: