web analytics
lunes , 20 noviembre 2017
Inicio » Nacionales » Ministro de Agricultura afirma que no se han quedado de brazos cruzados ante sequía
Ministro de Agricultura afirma que no se han  quedado de brazos cruzados ante sequía
Orestes Ortez, Ministro de Agricultura y Ganadería. Foto diario Co Latino/ Wilfredo Lara

Ministro de Agricultura afirma que no se han quedado de brazos cruzados ante sequía

Francisco Elías Valencia
Mirna Jiménez
Diario Co Latino

El problema de la sequía que afecta al país ha implicado gastos por más de 18 millones de dólares para apuntalar la agricultura y la ganadería, search según señaló el titular del MAG, seek Orestes Ortez, buy en entrevista con Diario Co Latino y Verdad Digital. Esto ha incluido refuerzo en paquetes agrícolas, adquisición de frijol y sorgo, además de compra de alimento para ganado y la apertura de líneas de crédito  en los bancos estatales por $20 millones destinadas a proyectos de riego, explica el ministro.

La reactivación, ampliación o potenciación de distritos de riego como Acahuapa, Zapotitán, Zacatecoluca y Atiocoyo Norte, además de la construcción de reservorios de agua forman parte de las medidas estratégicas del Gobierno, para  reducir el impacto de las sequías en la agricultura y la ganadería del país, dice Ortez. Varias de las medidas fueron diseñadas desde el año pasado, luego de la sequía de aquel año.

“Frente a eso, dice el ministro Orestes Ortez, hemos hecho una serie de medidas, que yo quisiera compartirla porque de esto no habla la gente, la gente dice que el gobierno ha subestimado (el fenómeno), no, no hemos subestimado, lo que sucede es que no queremos entregar una información basada en una apreciación de ojo. En tiempos del presidente Mauricio Funes midieron los impactos desde el Mitch hasta el Ida, el último suceso fuerte,  una cantidad terrible de pérdidas. Si solo el sifón que nos rompió en esa ocasión en el río Lempa -El tema de Lempa- Acahuapa-, que irrumpió los sistemas de riego, solo ese sifón hoy comprarlo vale 12 millones de dólares, en aquel entonces, a Japón le costó, en 1991 le costó $6 millones. Se duplican los costos de intervención.

Entonces, nosotros empezamos, primero,  a generar algo que no se generaba aquí, que es comprar reservas de semilla para ayudar a los que pierden, porque aunque nosotros en este año, le dijimos a la gente no siembre, en el corredor seco, la gente siempre sembró”.

Orestes Ortez, Ministro de Agricultura y Ganadería. Foto diario Co Latino/ Wilfredo Lara

Orestes Ortez, Ministro de Agricultura y Ganadería. Foto diario Co Latino/ Wilfredo Lara

– ¿Esta medida es a partir de la afectación?

Sí, a partir de allí. Nosotros hemos hecho una inversión en paquetes adicionales y abonos de 4.9 millones de dólares, en frijol $6.6 millones, en frijol  para los humedales -que tampoco se compraba-, $251 mil dólares, y  semilla de sorgo  -que tampoco se entregaba-, 200 mil dólares.

Me detengo en lo del sorgo; este tiene un doble propósito, ayuda a la alimentación. Si no hay maíz se hace tortillas perfectamente y en el laboratorio de alimentos lo mandamos a probar para tener certeza si no estamos haciendo mal en vez de bien y resulta que su valor proteínico y  nutritivo es igual o hasta mejor que el propio maíz. Lo que cambia en el maíz es la masa de fibra, la composición de la fibra es diferente, el otro es que el sorgo, sino le alcanza el maíz lo utiliza en las aves de traspatio y en los animalitos que tiene, y el ganadero puede guardar, porque ese es otro tema, la ganadería no es de grandes ganaderías es de dos a 200 vacas, pero los de 200 vacas están a este lado (al occidente del país), la ganadería grande están ubicadas en Zapotitán, en Chalchuapa, en Sonsonate.

– ¿Están siendo afectados?

Las ganaderías grandes no están siendo afectadas por la sequía. Esas grandes ganaderías como la de Gerardo Cáceres, la de Trigueros, de Salvador Gross, de Borja Letona, Antonio Escobar, el de CAMTEX,  tiene una ganadería de primer nivel ahí en Chalchuapa.

Entonces, el sorgo tiene ese sentido. Además de eso estamos comprando ahorita  mil quintales de sorgo forrajero, porque ahorita solo estamos sintiendo el efecto. La estación seca tradicional comienza en enero y esa gente debe de estar preparada, entonces, hemos hecho aquí un juego de dos políticas de trabajo: Una, el Banco Hipotecario ha abierto una línea de crédito de $20 millones para prestar para riego, y otra es entregar los sorgos forrajeros. Estos tienen unas cualidades, que se puede cortar y vuelve a nacer. Hay ganaderos que tienen agua en sus tierras y pueden poner sistemas de riego o tienen humedales, entonces, como ayuda del gobierno se van a entregar mil quintales, eso es para producir unas  6 mil manzanas de cultivo, es bastante.

Luego estamos comprando alimentos para ganado: melaza, sal, mineral, concentrado de mantenimiento, semillas, leguminosas y plantas forrajeras por $ 295 mil dólares y estamos en una campaña de vacunar para que el animal este vitaminado y desparasitándolo para evitar que se nos complique el deterioro de ellos, y estamos también invirtiendo en nutrición para ganado, abejas y aves por $245 mil 486 dólares.

– ¿Y cuánto les va a durar el forraje y todo eso?

Esto es para aliviarlos un par de meses a ellos, porque paralelamente estamos haciendo toda una negociación con los que fabrican concentrado. Ahorita hemos hecho una fórmula de bajo precio entre los directores de ganadería y las grandes empresas como Sello de Oro, alianza. Como con ellos se mantiene una relación por el tema de la granja avícola, que nosotros damos un servicio permanente.

El sábado pasado hubo una reunión con ellos para producir una fórmula básica, que nosotros le podamos dar una base, una cantidad al ganadero y él tenga cómo seguir comprando a un precio mucho más barato que lo que tradicionalmente tiene el mercado, porque tradicionalmente el mercado anda en $19 a $20 dólares. Lo que estamos buscando es que este quintal ande por los $ 10 u $ 11 dólares para que pueda resistir mientras viene la nueva estación, que esperamos que el fenómeno del Niño termine en febrero y venga una nueva situación.

– ¿Otras medidas?

Bueno, estamos con todo el sistema de riego. Hemos terminado en Zacatecoluca, en el distrito de San Rafael, financiado por Japón.

– ¿Cuántos se van a beneficiar con ese sistema de riego?

En este se están beneficiando los miembros de una cooperativa, son 100 manzanas de cultivo en La Paz, Zacatecoluca. Aquí lo que hay que tener en cuenta es que un sistema que habilitamos es una cantidad de manzanas que comienza a producir todo el año, porque tienen agua todo el tiempo, este es el cambio que estamos haciendo; es decir, pasamos a habilitar esas tierras y producir todo el año. Ahí es donde viene el trabajo que estamos haciendo.

¿Cuántos sistemas hay similares al de Zacatecoluca?

Hay siete sistemas, pero este es el más chiquito.

– ¿Manzanas?

Está el de Zapotitán, que son 5 mil manzanas, que estamos ya interviniéndolo y va a estar listo en diciembre, esperamos.

San Rafael estaba por inaugurarse el viernes, pero lo hemos suspendido porque nos han convocado a Casa Presidencial, pero Zapotitán, por ejemplo, que lo estamos reactivando, ya está la empresa trabajando allí 9 pozos. Ya habíamos rehabilitado 2, son 11 y 7 más que habían quedado funcionado del sistema de 22 pozos, y con un ahorro vamos a buscar poner en marcha 2 pozos más en 2016.

O sea, que en 2016, si se presentara una nueva situación, Zapotitán va a estar produciendo a un nivel de 90% en la capacidad del valle, y allí tenemos granos básicos, hortalizas, ganadería, allí es un tren de camiones halando pastos hoy para oriente, porque es un terreno que produce todo el tiempo.

Lempa-Acahuapa, estamos que el 21 de este mes recibimos las ofertas, ya se licitaron. Una de las cosas que deberíamos de resolver es que frente a estos fenómenos no deberíamos de guiarnos por esta ley.

– ¿De licitaciones?

Sí , es que con esa ley es  una cosa espectacular hacer…y de pronto viene un gañán que para obstaculizar apela y entre lo que estás contestando recursos, batallando, hay que estar corriendo siempre con la licitación, pero bueno. Estamos por iniciar Lempa-Acahuapa con $ 3.2 millones de dólares, Zapotitán son $831 mil, la obra está ya al 20%, hemos entregado ocho sistemas móviles para 100 manzanas cada sistema, es una bomba que está en un trailer que viene equipada con sus mangueras y entonces lo hemos dado en cooperativas que tienen tierras suficientes.

– ¿En oriente?

En oriente hemos dado cuatro, una en Jiquilisco, dos en el Triunfo y una en Nuevo Edén  de San Juan, y cuatro las hemos distribuido en el occidente del país, en la zona del corredor seco, en Sonsonate, principalmente.

Hemos comprado 75 sistemas pequeños para tres manzanas. Estos no las vamos a dar  a las unidades productivas, sino que los técnicos del CENTA van diciendo hoy es el programa aquí y aquí trabaja este motor, para irle ayudando a la pequeña parcela, esta que decimos que están cerca de un río y puede utilizarlo.

Estamos comprando siete motores más, siete móviles para cubrir 20 manzanas. Porque tenemos un problema, lo ideal sería que todos fueran sistemas de 100 manzanas, porque en términos de cobertura es mucho más eficiente, el problema es que no tenemos caudales para alimentar esos pistones para 100 manzanas, entonces, los técnicos -como esto ha sido  prueba y error, aquí no se planificó la cuestión de los riegos-, lo que nos ha hecho planificar el tema del riego fue la sequía del año pasado, a partir de ahí empezamos a hacer todo esto con el gran problema de que ningún motor de estos se fabrica en El Salvador y las empresas tienen dos, tres equipos, entonces, hay que mandarlos a traer. Por ejemplo, los motores para estas de 100 manzanas vienen de Italia, donde hay una gran experiencia en el uso de los riegos en el mar Mediterráneo.

Estamos haciendo el reservorio, más que todo para la ganadería, porque ese es el otro gran rollo del ganado. Va a tener agua para aguantar la crisis de enero para allá. Hay medio millón para reservorio, ya hemos construido una cantidad importante en oriente, como unos 40 reservorios.

– ¿Eso es para agua lluvia?

Sí, agua lluvia. Claro, aquí hay un gran desafío, los reservorios del cause de los ríos o de la lluvia. Los grandes reservorios que hay zonas donde los podemos hacer, Usulután, por ejemplo, tiene condiciones para poder hacer reservorios de 25 kilómetros de largo y un ancho determinado, con determinada profundidad, y guardar ese montón de agua del río Lempa y luego sacarla. Estoy hablando de hacer esas cosas en Jiquilisco, San Agustín, pero eso requiere unas inversiones que, por ahora, así como está nuestra situación fiscal… Lo que hemos hecho lo hemos sacado arañando, y porque teníamos un préstamo del Banco Centroamericano, gracias a Dios no lo ejecutó ni López Suárez ni Pablo Ochoa, entonces, yo encontré el dinero y eso nos ha salvado. Yo tenía previsto comprar una planta procesadora de semilla que nos urge para la calidad de semilla y el secado de semilla y lo hemos tenido que sacrificar acá.

Además, abrimos un contingente de 100 mil toneladas de maíz blanco, que se está importando para garantizar que el mercado jamás vaya estar sin el alimento, y 12 mil toneladas de frijol que las aprobó la Asamblea Legislativa, de eso solo hemos colocado 5 mil 800 toneladas, todavía ni la mitad.

– ¿Esto es de frijol?

Sí, de frijol. Colocados en los comerciantes, no es que ese ya haya entrado, sino que  vinieron seis empresas, de las cuales  cinco reúnen condiciones y les hemos autorizado que pueden importar 5 mil 700 toneladas (de frijol). El año pasado, con la misma historia, abrimos para 9 mil toneladas y solo vinieron 2 mil  200, no se necesitó más y todavía hay de ese frijol en las tiendas, del que vino de Etiopía. Hoy no creo que sea la excepción, a no ser que se interrumpa el proceso de lluvia y no cosechemos frijol; entonces, tenemos dos líneas de abastecimiento, una es Nicaragua que ha tenido una cosecha fantástica este año.

– ¿A pesar de la Sequía?

Sí, porque resulta que ellos sacan la cosecha a finales de marzo. Allá hay enormes silos de salvadoreños que han comprado la cosecha y están allá esperando mejores momentos para venir a venderlo. Le estoy hablando de miles de toneladas no de 100 quintales.

Luego se ha abierto una línea de créditos también para que se les dé a los ganaderos capital de trabajo para comprar alimentos. Esto está tanto en el Banco de Fomento como en el Banco  Hipotecario.

Y se abrió una línea de crédito para que no sean los acaparadores tradicionales los que traigan el grano. Entonces ¿porqué no se ha disparado hoy la especulación como el año pasado?, porque aprendemos lecciones. Llamamos a los comerciantes de las diferentes plazas importantes del país. Yanci Urbina (Dirección del Consumidor) y yo y nos reunimos aquí y les empezamos a hacer un análisis y también a hacerles el planteamiento de que íbamos a reprimir hoy con más fuerza, de hecho yo tengo aquí redactado el decreto de precios básicos, estableciendo una banda de precios, que lo han hecho todos los países centroamericanos con problemas, menos nosotros, pero tengo el aval  para que en el momento que sea necesario mandárselo al señor presidente y lo mandemos a la Asamblea, y les dijimos que no queremos eso, porque no queríamos establecer sus ganancias, sino que lo establezca el mercado, pero ustedes tienen que moderarse en los precios.

Ahí aparecieron los que dijeron a nosotros nunca nos tomaron en cuenta en los contingentes, algunos de ellos ya están importando, otros han pedido créditos. El BFA les dijo: les vamos a dar el pisto porque queremos que haya una competencia más abierta. Así se está moviendo esto y he tenido que dedicar 1 millón 250 mil de unas economías que habían para comprar más fertilizantes, más semillas de sorgo, vamos a darle un poco más de fungicidas a los cafetaleros para que la roya no levante cabeza.

Pero quiero comentarle, de todas estas intervenciones que estamos diciendo son $18 millones 674 mil lo que nos ha hecho poner en movimiento la sequía desde el año pasado. Por supuesto que el grueso está metido en temas de riego, en infraestructura de riego, sistema de riego y de estos $18 millones unos 10 son en semilla, aquí no les he mencionado  por ejemplo 8 millones y medio de dólares que ya tenemos asegurado para nuevos sistemas de riego que lo va a financiar Corea, Taiwán y Japón; en San Miguel y La Unión, es Japón; en Santa Ana, El Porvenir, es Corea, y es un distrito solo para arroz; y en Atiocoyo Norte, en Nueva Concepción, es Taiwán, solo allí son 8 millones y medio de dólares.

Ustedes me preguntaban por las áreas, en el Bajo Lempa son 3 mil manzanas, Zapotitán son 5 mil y en Nueva Concepción son mil 400 manzanas, 100 en San Rafael y en San Miguel-La Unión pueden ser mil manzanas las que vamos a rehabilitar. De eso ya están los procesos, solo que eso no viene presupuestariamente aquí, sino que son donativos que entran por cancillería y cuando vamos ejecutando, cancillería nos va colocando el fondo.

– ¿A partir de diciembre estará funcionando al 100% de los sistemas de riego?

Para diciembre esperamos que esté la mitad de esto funcionando. Mi batalla, si he de seguir aquí, es que al finalizar el 2016 tengamos todo este primer esfuerzo desplegado, porque creo que el país necesita.

A %d blogueros les gusta esto: