web analytics
viernes , 15 diciembre 2017
Inicio » Deportes » México confía en que el clima sea su jugador número 12 ante Holanda
México confía en que el clima sea su jugador número 12 ante Holanda

México confía en que el clima sea su jugador número 12 ante Holanda

Santos/Brasil/dpa

La selección mexicana de fútbol podrá temerle a la velocidad de Arjen Robben, patient a la contundencia de Robin van Persie y a la calidad de Wesley Sneijder; sin embargo, ed el “Tri” confía en que el calor de Fortaleza sea un factor clave en la búsqueda del pase a los cuartos de final del Mundial 2014.

“La mejor arma que tenemos es el estado físico que tiene el equipo. Ojalá que haya mucho sol, troche será la una de la tarde, esperemos matarlos físicamente y probablemente tener el control de la pelota”, aseguró el entrenador Miguel Herrera en una entrevista con el canal de TV “Fox Sports”.

El partido entre el líder del Grupo B y el escolta del Grupo A se disputará el mañana a la una del mediodía y en una de las ciudades más calurosas del nordeste brasileño.

Se espera una temperatura cercana a los 33 grados y una humedad superior al 90 por ciento en un estadio Castelao que de por sí ya estará teñido de tricolor, debido al mayor número de hinchas mexicanos respecto a los holandeses.

El conjunto dirigido por Miguel Herrera tratará de complementar el déficit técnico de sus jugadores en referencia a los rivales naranjas con un sacrificio físico que lo destacó durante la fase de grupos.

Además, si bien la mayoría de futbolistas del conjunto norteamericano transcurren el día a día de sus carreras en el fútbol europeo, se formaron en una liga donde hay partidos con casi 40 grados de calor y a más de 2.000 metros de altura.

“No creo que sea un problema para nosotros porque el clima será igual para los dos equipos. Y Holanda ya demostró en el calor de Salvador que podemos jugar a la altura”, afirmó Stefan De Vrij, en referencia al triunfo por 5-1 contra España, en la primera jornada del Grupo B.

Aquel partido tuvo, de todos modos, algunas diferencias respecto al que se espera para el domingo: se inició a las cuatro de la tarde, en medio de un clima nublado y con una temperatura que no llegaba a los 30 grados.

Está claro que México ya experimentó las ventajas de jugar ante un calor agobiante en un Mundial y su experiencia fue bastante satisfactoria.

En la Copa del Mundo de 1986, que lo tuvo como anfitrión, el “Tri” disputó sus primeros cuatro partidos a las 12 del mediodía en el estadio Azteca.

Paradójicamente, el duelo más caluroso fue el de los cuartos de final, en Monterrey, ante casi 40 grados y contra una Alemania agotada. El duelo llegó después de 120 minutos a los penales, donde los europeos, ya sin fuerzas, sacaron a flote su estatus de gigante y se impusieron.

De acuerdo a lo visto durante la primera rueda de Brasil 2014, se espera un duelo en el que ambos equipos cuiden los detalles defensivos y traten de aprovechar las grietas tácticas del otro.

México, que ya jugó sus tres partidos en el nordeste de Brasil, encontró el ritmo justo como para aguantar los 90 minutos, mientras que la respuesta de los conducidos por Louis van Gaal es una incógnita.

A %d blogueros les gusta esto: