web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Editorial » Más medidas contra la delincuencia
Más medidas contra la delincuencia

Más medidas contra la delincuencia

Entre el pesimismo de pocos y la esperanza de muchos, thumb el Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén sigue avanzando en su accionar para combatir el crimen organizado, online principalmente el de las pandillas que tanta zozobra han ocasionado en algunas ciudades y lugares en el campo.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, healing 50 municipios del país son los que representan el 90% de los homicidios,  por eso es que se han intervenido diez de esos municipios, tanto con acciones represivas como preventivas.

Era claro que la persecución policial y fiscal de los cabecillas de los delincuentes, en particular, ha provocado que muchos pandilleros se replegaran al campo, bien para evadir la justicia, bien para preparar acciones armadas contra la autoridad.

A menudo se escuchan o reciben denuncias en los medios de comunicación, de movilización de pequeños grupos con armas de grueso calibre que les identifican con las pandillas.

Esos grupos delincuenciales armados salen de sus guaridas en el campo para cometer sus acciones delictivas en las ciudades cercanas o para atacar a la autoridad y a los grupos de pandillas contrarias.

El acecho de los grupos delincuenciales en el campo y la ciudad, ha obligado al Gobierno a imponer medidas extraordinarias, que la población a apoyado y hasta aplaudido.

Así sucedió cuando el Gobierno decretó estados de emergencia en siete de los penales donde guardan prisión los miembros de pandillas.

Lo más reciente ha sido la creación de un batallón especial integrado por 600 soldados y 400 policías, que se encargarán de perseguir a esas pequeñas bandas armadas en zonas rurales y suburbanas.

Los integrantes de este batallón tienen la suficiente preparación táctica de combate contra criminales, así como su formación en derechos humanos, tal y como lo ha expresado el vicepresidente de la República, Oscar Ortiz.

Y es que si bien es cierto el accionar de los grupos delincuenciales tiene angustiadas a miles de familias en los lugares de persistencia pandilleril, es cierto que el combate a estas estructuras debe ser apegada a protocolos que respondan al respecto de los derechos humanos, tanto de la población civil como del mismo delincuente, cuando este se haya entregado a la justicia o porque ha sido sometido tras la intervención de la autoridad.

Estas medidas han causado en la población mucha esperanza y apoyo hacia al Gobierno, pues confían que finalmente la delincuencia será erradicada. Hay unos pocos que ven las medidas con escepticismo, generalmente nunca le dan crédito a nada, y otros, poquísimos, que querrán que el Gobierno fracase, bien porque tienen intereses económicos gracias a la delincuencia, bien porque quieren sacarle réditos políticos.

A %d blogueros les gusta esto: