web analytics
jueves , 14 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » MARN: Fenómeno de “El Niño” se debilitará en próximos meses

MARN: Fenómeno de “El Niño” se debilitará en próximos meses

@GloriaCoLatino

La Ministra de Medio Ambiente, sales Lina Pohl, rx informó sobre los resultados del XLIX Foro del Clima, seek que reunió a los meteorólogos de la región de Centroamérica para analizar las perspectivas climáticas para los meses de mayo a julio del presente año. Entre los principales resultados la funcionaria destacó que los meses de enero y febrero pasados fueron los más secos de este año,  y que el fenómeno de El Niño se está debilitando gradualmente.

“Existe un 65% de probabilidad del desarrollo del fenómeno de La Niña durante los meses de agosto, septiembre y octubre. Lo que pudiera significar mayor cantidad de precipitaciones al final de la estación lluviosa”, dijo.

En cuanto a las temperaturas, la Ministra Pohl señaló que en el océano “Atlántico Tropical norte”  estaría arriba del promedio en todo el período de predicción que vendría a favorecer las lluvias provenientes del Caribe y que al final estarían compensando los efectos provocados por la sequía  de El Niño.

“Se esperan temperaturas más altas en los meses de abril, mayo, junio y julio;  y consideramos que el año 2016 podría convertirse en el quinto año consecutivo seco, o con sequía”, informó.

Sobre la primera quincena del mes de mayo, la funcionaria informó que podría ser probable la presencia de un período de vientos “Nortes”, lo que podría generar  ligeramente un atraso de la estación lluviosa, hasta la segunda quincena de mayo y las primeras semanas de junio próximo para la zona Oriental del país. “La lluvia total del trimestre mayo, junio y julio podría ser ligeramente deficitaria, con períodos secos cortos, pero más intensos en el período canicular entre los meses de julio a agosto”, indicó.

En el tema de las condiciones de humedad, el informe reporta que las cordilleras, valles intermedios y la zona Norte serán adecuadas; en contraste con el litoral costero de Oriente y las planicies bajas que tenderán a presentar situaciones de secas y déficit en la saturación entre ligeros a moderados.

“En las perspectivas hidrológicas para mayo, junio, julio y agosto 2016 se estima que entre mayo a julio los caudales medios de los ríos presentarán un déficit máximo entre 60 a 80%, mientas en agosto la tendencia es a la recuperación, pero con distribución irregular,  o sea, déficit en la costa oriental y leve en el resto del país”, afirmó.

“Las perspectivas de caudales medios mensuales esperados para período de mayo a agosto del 2016 podrían reducirse en un 40 al 60% en la zona Oriental; de un 20 al 40% en la zona Central y una tendencia normal en el resto del país; mientras, para el mes de junio habría una recuperación leve del caudal medio mensual, manteniéndose un déficit máximo del 40% en la zona Oriental y franja Norte”, manifestó.

Las condiciones para julio próximo serán de incremento en la reducción del caudal de ríos de la zona oriental, entre un 60 a 80%, en relación al promedio histórico; y para agosto se prevé una tendencia a la normalidad en la mayor parte del país, aunque persista un déficit en la costa oriental.

En el tema de las lluvias intensas y de corta duración el informe señaló que podrían provocar crecidas repentinas entre los 3.5 a 4.0 metros, que vendría a generar desbordamiento de ríos e inundaciones, aunque de forma aislada; y se esperan inundaciones en zonas urbanas de San Salvador, La Libertad, Santa Ana y Ahuachapán.  Así como el problema del arrastre de sedimentos y erosión, en especial de las zonas afectadas por los incendios.

“Los embalses para la generación de energía eléctrica  en el país tendrán durante este período una recuperación lenta en los volúmenes de agua y que podría anticipar un leve déficit del agua disponible a finales de agosto. Mientras, los caudales de ingreso o influjos a los embalses tendrán una reducción entre el 20 a 40% respecto a la media histórica en el período mayo a julio y agosto 0 a 20%”, dijo.,

Sobre los lagos de Ilopango y Coatepeque la tendencia es a disminuir rápidamente sus niveles , pero sin superar sus mínimos históricos; y en las aguas subterráneas, la tendencia a la reducción progresiva del nivel freático hasta un nivel inferior al de los cinco años previos. Aunque no es posible establecer un récord debido a que tienen series cortas de tiempo.

A %d blogueros les gusta esto: