web analytics
miércoles , 13 diciembre 2017
Inicio » Internacionales » Maduro llama a protestar contra “intervencionismo” de OEA en Venezuela
Maduro llama a protestar contra “intervencionismo” de OEA en Venezuela

Maduro llama a protestar contra “intervencionismo” de OEA en Venezuela

Por Maria Isabel Sánchez

Caracas/AFP/Telesurtv.net

El presidente de Venezuela, viagra Nicolás Maduro, convocó a una protesta el miércoles como parte de su llamado a una rebelión nacional contra la Carta Democrática invocada por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, para atender la crisis en el país petrolero.

“Pretender intervenir Venezuela es un crimen. Llamo a la movilización contra el intervencionismo”, aseguró Maduro en su programa de televisión de los martes, al anunciar una “gran marcha antiimperialista y antialmagrista” de la juventud socialista en repudio a la OEA.

Maduro arremetió contra el jefe de la Organización de Estados Americanos (OEA) porque pidió este martes una “sesión urgente” del Consejo Permanente para discutir la situación política e institucional en Venezuela, invocando la Carta Democrática, un mecanismo que se activa en caso de alteración del orden constitucional.

“Nuestra revolución será absuelta por la historia. Pero tú, Almagro, serás condenado al fango más profundo del infierno de los traidores a las causas de América Latina, y Venezuela te señalará toda la vida por impulsar la intervención de nuestra amada patria”, dijo el mandatario.

Más temprano, en un acto masivo con sus seguidores, Maduro llamó a  “la rebelión nacional frente a las amenazas internacionales”.

“Métase su Carta Democrática por donde le quepa, a Venezuela se respeta y a Venezuela no se le va a aplicar ninguna carta”, le advirtió a Almagro.

El mandatario acusó a la oposición de pedir, con sus gestiones en la OEA, una “intervención gringa” en Venezuela. “Han pasado más allá del limite y creen que el pueblo de Venezuela se va a intimidar”, subrayó.

“Vamos a dar la batalla en la OEA y en las calles de América Latina y el Caribe”, advirtió Maduro, quien adelantó que el oficialismo emprenderá una jornada de recolección de firmas de rechazo a la decisión de Almagro.

Al referirse al gobierno de Estados Unidos y a Almagro, el presidente dijo sentirse honrado por los ataques del “imperio decadente y de sus títeres”.

Demanda contra la oposición

Maduro anunció que demandará el miércoles judicialmente a la directiva del Parlamento de mayoría opositora por “usurpación de funciones” y “traición a la patria”, luego de que la oposición lograra que la OEA decidiera tratar la crisis venezolana.

“Una demanda con recurso de amparo inmediato porque pretenden ir a pedir la intervención de Venezuela en organismos internacionales, traicionando la patria y sin tener facultades constitucionales para representar a la República”, afirmó.

El gobernante socialista dijo querer “un juicio histórico que se transmita a toda la Nación” contra la directiva parlamentaria presidida por el férreo antichavista Henry Ramos Allup, quien pidió “derecho de palabra” ante el Consejo Permanente de la OEA para abordar la situación de Venezuela.

“No solo la usurpación de funciones sino por la traición a la patria en la que ha incurrido esta Asamblea Nacional. La pelea es peleando, pido el apoyo de todo el pueblo”.

Maduro ratificó su voluntad de buscar un diálogo con la oposición a través de reuniones exploratorias en República Dominicana, por intermedio de Unasur y tres exmandatarios.

América Latina rechaza postura de Almagro

El presidente de Bolivia, Evo Morales, reiteró que la dignidad, la soberanía y la autodeterminación de los países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) se defiende y no se vende ante la solicitud hecha por el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, de activar del procedimiento para abrir la Carta Democrática contra Venezuela.

En su cuenta de Twitter, el mandatario señaló que anteriormente la agresión fue del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y pidió a Almagro no ser un instrumento de intervencionismo en Venezuela.

El jefe de Estado agregó que “un país que no ejerce su dignidad y soberanía no es un país, es una colonia de cualquier potencia”.

Otro de los mandatarios de la región que se pronunció fue el presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien calificó el llamado del Secretario como “fuera de lugar” y sin consenso.

“No ha sido consultado con los países miembros y ni siquiera ha sido aprobado por el Consejo Permanente de la OEA que es el máximo organismo en ausencia o cuando no esté instalada la Asamblea General de la OEA”, sostuvo Correa.

Los movimientos de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de nuestra América (ALBA) también expresaron en un comunicado su rechazo a la actitud injerencista de Amalgro.

Mientras los parlamentarios del Movimiento de Participación Popular (MPP) y del Partido Comunista en Uruguay lo calificaron de ser un títere del imperialismo.

Asimismo, la escritora y periodista argentina, Stella Calloni, advirtió que este no es el papel que tiene un Secretario General y que “la OEA pasa a ser una organización golpista como siempre lo fue, como lo ha hecho en las intervenciones en América Latina y en los golpes de Estado promovidos en la región”.

Por su parte, la canciller de Colombia, María Ángela Holguín, afirmó que “hemos hecho mucho énfasis en que sean los venezolanos los que encuentren sus propias soluciones”.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, solicitó este martes el procedimiento para abrir la Carta Democrática del organismo contra Venezuela, un paso sin precedentes que abre un capítulo de nueva arremetida contra la nación suramericana.

En Panamá, la red de intelectuales, artistas y movimientos sociales de Panamá condenó hoy el uso de la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) como instrumento de injerencia en los asuntos internos de Venezuela.

La declaración emitida por el capítulo Panamá en Defensa de la Humanidad expresa su solidaridad con el pueblo y gobierno de la nación suramericana, al tiempo que denuncia la presencia de grupos de la derecha internacional en territorio istmeño y la distorsión de la información que “entorpece el conocimiento de la realidad nacional e internacional”.

“Nuestro pueblo no debe ser inducido a colaborar con quienes promueven invasiones, injerencias de cualquier tipo o apoyos de grupos de corte paramilitar que aún llenan de dolor a numerosos países de América Latina”, alerta la misiva.

Y subraya: “Si fuimos en el pasado huéspedes involuntarios de bases militares y de escuelas de asesinos y torturadores, ese no es, de ninguna manera, un camino que deseamos volver a recorrer. Un mundo mejor es posible”.

En un informe de 132 páginas publicado este martes, Almagro recurrió al artículo 20 de la Carta para “solicitar la convocatoria de un Consejo Permanente de los Estados miembros entre el 10 y el 20 de junio de 2016”, para según él “atender a la alteración del orden constitucional y cómo la misma afecta gravemente el orden democrático” (del país), como lo versa el documento de manera subjetiva.

El titular de la OEA “sustenta” su afirmación de que esa supuesta alteración existe en las denuncias de la Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, y por sus mismas conclusiones parciales.

Con la activación de la Carta Democrática Interamericana se abriría un proceso de reuniones y votaciones que podrían acordar la suspensión temporal del Estado Miembro y del ejercicio de su derecho de participación en la OEA. Para que ello se materialice se requiere del voto de los dos tercios (23) de los Estados que conforman la Organización (35 países).

A %d blogueros les gusta esto: