web analytics
jueves , 14 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » Los Santos niños inocentes, una tradición que cada año cobra más fuerza en El Salvador
Los Santos niños inocentes, una tradición que cada año cobra más fuerza en El Salvador

Los Santos niños inocentes, una tradición que cada año cobra más fuerza en El Salvador

 

Por: Iván Escobar

Entre el 27 y 28 de diciembre de cada año, salve la iglesia de los Santos Niños Inocentes se viste de colores y sus alrededores reúnen a cientos de católicos, view turistas – nacionales y extranjeros -, así como a personas de provenientes de diversos puntos del país, los cuales llegan con el fin de ser parte de las actividades principales, en el marco de las festividades patronales del municipio de Antiguo Cuscatlán.

Las celebraciones religiosas en el municipio se desarrollan entre el 6 y 28 de diciembre, que coinciden con las festividades de Navidad, y que surgen con la posadas, las fiestas en honor a la Virgen de la Inmaculada Concepción, Navidad. Las principales festividades son en honor a los Santos Niños Inocentes, y tienen lugar entre el 27 y 28 de diciembre, según el calendario de celebraciones elaborado para estas fechas que reúnen a muchas generaciones de salvadoreños.

Este sábado 27 de diciembre de 2014 no fue la excepción. Como todos los años la tradición arrancó con la entrada al templo de Santa Juana, la imagen de la mujer que representa a las demás madres de los niños Inocentes, esta actividad se da entrada la tarde, específicamente a partir de las 2 P.M. Posteriormente inicia el transitar de las diversas imágenes del niño Dios que llevan las familias cada año hasta el templo como parte de la tradición.

Con banda, en silencio, con coloridas carrosas, llamativas vestimentas, con discreción, en fin la forma de llega son diversas, como los tipos de niños y temáticas que escogen las familias para cada año. La intención es la misma, dar gracias por los favores recibidos durante el año que está por finalizar.

Las procesiones o llegadas de los niños durante el resto de la tarde y noche del 27, es un ritual que se lleva a cabo por las familias que recorren con las imágenes la calle principal de la plaza central del municipio hasta llegar al pequeño templo ubicado al costado oriente de la municipalidad, y el cual se edificó en la década de los 50´s.

Las familias llegan con los pequeños niños vestidos con diversos temas, representando la gratitud hacia ellos, por las bendiciones recibidas en el año, repiten los peregrinos. Muchos llevan generación tras generación reproduciendo el ritual que se desarrolla con orden y minuciosidad en el templo, y que conlleva toda una logística que va desde el orden en la fila de veneración que llega a la imagen central del templo que representa la masacre de los niños durante tiempos del Rey Herodes, y el paso por los niños.

Como dice en su mensaje de este año el párroco de la iglesia de Antiguo Cuscatlán, padre José Escobar, respecto al origen de la celebración. “…con orgullo decimos, que las fiestas de los Santos Niños Inocentes es una tradición única en El Salvador, su origen religioso se remonta a los pasajes bíblicos, en los cuales se relata que Herodes mandó a matar a todos los niños menores de 2 años por una profecía que traían los Reyes Mago”, recuerda.

El día 27 el templo recibe a los niños que llegan de diversas partes del país. Ahí pasan la noche, y el día 28, cuando se desarrolla la celebración central son retirados por las personas, y acompañan en horas de la tarde la tradición procesión que encabeza Santa Juana, y recorren juntos las calles del municipio.

Sin duda la celebración religiosa es hoy en día una de las principales en el país. Reúne a cientos de católicos, y lleva a la población a reflexionar en torno a los derechos de los infantes hoy en día. Los niños inocentes fueron masacrados por Herodes, quien buscaba asesinar a Jesús, quien días atrás había llegado al mundo para salvar con su mensaje a la humanidad. Hoy El Salvador recuerda este acontecimiento bíblico.

A %d blogueros les gusta esto: