web analytics
lunes , 11 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » Los Paradigmas Emancipatorios en el análisis del Neoliberalismo
Los Paradigmas Emancipatorios en el análisis del Neoliberalismo
Georgina Alfonzo, directora del instituto de Filosofía de La Habana, Cuba, y Angélica Gutiérrez, coordinadora de trabajo y programa de economía justa para las mujeres, de Las Mélidas. Foto Diario Co Latino / Ricardo Chicas Segura.

Los Paradigmas Emancipatorios en el análisis del Neoliberalismo

@GloriaCoLatino

Georgina Alfonso, remedy Directora del Instituto de Filosofía  de La Habana, tadalafil Cuba, desarrolló los Talleres sobre los “Paradigmas Emancipatorios”, en los que se reflexiono y debatió temas relevantes en el contexto político, económico y social en  el Neoliberalismo y la izquierda latinoamericana.

Esta iniciativa surgió a partir de las relaciones de  trabajo que mantienen la Asociación de Mujeres “Las Mélidas” con el Instituto de Filosofía y el Centro Memorial Luther King,  de Cuba.

Sobre los “Paradigmas Emancipatorios” Alfonso señaló que es una iniciativa que surgió en el año 1995, luego que un grupo de educadores populares, vinculados a investigaciones socio-filosóficas de la academia cubana, decidieron reflexionar sobre la crisis de los años noventa en el marco de las políticas neoliberales.

“Comenzamos a convocar a educadores populares, activistas sociales, académicos, trabajadores de diferentes áreas y líderes sociales, para enfrentar las políticas neoliberales y reorganizar las fuerzas y el movimiento social popular en América Latina”, reseñó.

Estos talleres, que iniciaron en el año 1995, se convocan cada 2 años, a los cuales asisten más de 20 organizaciones no gubernamentales, redes de movimiento social en América Latina y en el caso de El Salvador  Las Mélidas  participan en estos talleres.

“En América Latina existe un intento de desacreditar la experiencia de los gobiernos progresistas y mostrar que hay un fracaso desde el movimiento social popular, es decir, que no podemos gobernar en América Latina,  porque somos corruptos, porque no podemos hacer efectivas las políticas públicas, es todo un descrédito y al contrario la experiencia de estos movimientos sociales en América Latina han sido efectivos y hemos podido ser gobierno”, argumentó.

Para Alfonso, la historia de América Latina ha sido adversa para los movimientos sociales, pero hay logros relevantes que el Neoliberalismo nunca va reconocer y tildará de “atrasos”.

Angélica Gutiérrez, Coordinadora del Programa Economía Justa para las Mujeres, de Las Mélidas, afirmó que siempre están en la lucha de visibilizar esos problemas, además, de los de género que inciden en discriminación y la  marginación por ser mujeres.

“Estos talleres que ahora estamos compartiendo con el Instituto de Filosofía de Cuba nos ha venido como a retroalimentar la realidad que se vive en el país y  Latinoamérica . Sabemos del desprestigio hacia las izquierdas y que como movimiento debemos hacer algo y eso significa articularnos y estar preparadas”, indicó.

Sobre el cuestionamiento que si el fracaso de un gobierno de izquierda impacta directamente el trabajo del movimiento social,  Gutiérrez consideró que puede ser una “tentación” de los grupos de derecha para indicar que no existe la “esperanza” que gobiernos progresistas puedan identificarse con la población.

“Este es un momento de reflexión, analizar que hemos estado haciendo y  que cosas debemos impulsar hacia adelante. Creemos que una línea para fortalecernos como organización es fomentar las alianzas; no estar en grupos segmentadas, sino que, articularnos como un movimiento fuerte”, enfatizó.

Yanica Lugo, Educadora Popular, del Centro Martin Luther King de la Habana, Cuba, calificó de positivo estos talleres por el aporte a  un proceso de debate de nuevas epistemologías (estudio es el conocimiento) y  nuevas construcciones populares, con el fin de romper la “lógica de dominación capitalista patriarcal” y así  intentar otra manera de concebir y acumular poder popular.

“El proceso educativo para una nueva cultura es muy difícil, porque el Capitalismo en sí, reproduce y sostiene la cultura patriarcal y mientras haya Capitalismo habrá patriarcado, estas relaciones intrínsecas  entre ambos fuerzas, es muy difícil de eliminar, sin transformar la lógica del sistema; se debe luchar  de manera articulada, una agenda feminista, pero también con alianzas a otras agendas de otros sectores, porque hay que transformar el sistema en su totalidad y luego, el aporte del movimiento feminista llevarlo en toda esa lucha de proyecto amplio a la vida cotidiana”, propuso.

A %d blogueros les gusta esto: