web analytics
viernes , 24 noviembre 2017
Inicio » Nacionales » “Los niños que desaparecen nunca se encuentran, ni vivos ni muertos”, asegura representante de COFAMIDE
“Los niños que desaparecen nunca se encuentran,  ni vivos ni muertos”, asegura representante de COFAMIDE

“Los niños que desaparecen nunca se encuentran, ni vivos ni muertos”, asegura representante de COFAMIDE

@DiarioCoLatino

Anita Zelaya, diagnosis mind Secretaria General del Comité de Familiares de Migrantes Fallecidos y Desaparecidos (COFAMIDE), asegura que durante el trabajo de  búsqueda que ellos vienen realizando de menores desaparecidos que viajan ilegalmente hacia Estados Unidos, nunca los encuentran ni vivos ni muertos.

La representante de esta organización, considera que esta incógnita  del destino de estos menores es preocupante porque esto significa que los niños o niñas puedan estar siendo utilizados para drogas, para prostitución o para tráfico de órganos.

Según explicó, no se tienen estadísticas de la cantidad de menores que no llegan a su destino y no son encontrados,  porque sucede que los parientes no quieren denunciar por temor a represalias del traficante de personas o “Coyotes”

 “Hace poco hicimos nosotros un mapeo para incluir el tema de los niños en otro proyecto, y resulta que los parientes no quiere denunciar”, expresó Zelaya, tras  explicar que llegaron a la zona oriental del país hace unas semanas a entrevistar a familiares de menores desaparecidos, pero la gente prefiere guardar silencio.

Son contados los papás que lo hacen; por ejemplo, una abuela de unos menores buscó ayuda para encontrar a sus nietos, estos eran adolescentes que viajaron por decisión propia a buscar su mamá a Estados Unidos.”

Los nietos de la señora tenían entre 12 y 13 años de edad, y Zelaya considera que la denuncia la hizo porque los jóvenes tomaron la decisión de viajar sin la ayuda de un “Coyote”, de ahí que la familia no teme a represalias.

Zelaya, quien es parte de esta organización porque también tiene un hijo desaparecido desde el año 2002, advierte que media vez la gente sale del país sea menor, o adulto se convierte en una mercancilla.

Está mujer está convencida que ningún gobierno del área está interesado en hacer algo por los migrantes. “Lo que existe es una verdadera red de traficantes de seres humanos, que solo quieren enriquecerse y nadie se los impide”, dijo.

Para ella, los gobernantes de cada país por donde pasan los migrantes, deberían firmar acuerdos que se respeten los derechos de las personas y no permitir que sean víctimas de violación sexual o que sean asesinados y hasta enterrados en casas particulares.

Zelaya explicó que COFAMIDE nace por esa necesidad de buscar a sus parientes desaparecidos en la ruta al “Sueño Americano” . Luís López es otro integrante de esta ONGs no gubernamental, él también perdió a su hermano en el año 2001.

“El iba para donde unos amigos, pero nunca supimos más de él, se fue luego de los terremotos porque la casa se había derrumbado, la última vez que llamó informó que iba para Tecum Uman (México) que en ese lugar se encontraría con el “Coyote” , relata López.

COFAMIDE asegura que las personas que logran llegar a Estados Unidos ilegalmente no les gusta contar sus experiencias  y los parientes que se quedan en el país se conforman con saber si llegó o no a su destino.

“La palabra llegó o no llegó es muy corta para todos lo que tienen que pasar nuestros migrantes, mujeres que son violadas a veces hasta por 20 hombres”, comentó Zelaya, quien durante algunos recorridos que ha realizado a la frontera asegura que han encontrado cadáveres de mujeres semidesnudas.

Zelaya dice que el promedio de migrantes antes que se desbordara la violencia en el país era de 200 a 300 personas diarias, ahora la suma podría haber aumentado.

“Para mí, las remesas que recibe el país son de sangre”, expresa Zelaya, quien asegura que si los gobiernos cambiaran las condiciones de vida de la población la migración no fuera una opción de vida para muchos que no ven ninguna oportunidad de superación en el país.

Asimismo, considera que si los Estados Unidos mantuvieran una política migratoria flexible para extender visas, lo más probable es que los salvadoreños no se quedaran en ese país y esto no permitiría que  existieran verdaderas redes de traficantes de personas

A %d blogueros les gusta esto: