web analytics
martes , 12 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » “Los niños migrantes que no califiquen serán repatriados”: Obama
“Los niños migrantes que no califiquen serán repatriados”: Obama

“Los niños migrantes que no califiquen serán repatriados”: Obama

dpa/@DiarioCoLatino

El presidente de Estados Unidos, look Barack Obama, case aseguró que los niños migrantes no acompañados que no califiquen para el asilo u otro tipo de alivio migratorio serán repatriados a sus países de origen.

“Los niños que no tengan motivos adecuados, en algún momento serán repatriados a sus países de origen”, dijo Obama tras la reunión de ayer en la Casa Blanca con los presidentes de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; Guatemala, Otto Pérez Molina, y Honduras, Juan Orlando Hernández.

De acuerdo a Obama, la reunión con los presidentes surge a raíz del “desafío considerable” al que se enfrentan estos tres países ante la llegada masiva de niños no acompañados a la frontera sur de Estados Unidos, en su mayoría, procedentes de Centroamérica.

Desde el pasado mes de octubre han llegado 57 mil menores y se calcula que al final de este año fiscal (en septiembre) su número alcance los 90 mil.

Obama reconoció que los cuatros países tienen “una responsabilidad compartida” a la ahora de hacer frente a este problema.

En esta línea, aseguró que el pueblo estadounidense y su administración tienen “una gran compasión por estos niños”, como demuestra no sólo la generosidad de las familias estadounidenses que viven en la frontera que les ayudan, sino de las organizaciones no gubernamentales y las iglesias que han acudido a su socorro.

En tanto, advirtió que es necesario frenar el flujo de niños migrantes no acompañados, ya que se pone en peligro la vida de los niños cuando deciden emprender el viaje hacia el norte.

“He dejado bien claro que dentro del marco legal y del marco humanitario y de las garantías procesales, los niños y las familias con niños que no tengan motivos, en algún momento serán deportados a sus países de origen”, señaló Obama, quien aseguró que decía esto “no por falta de compasión, sino porque, además de ser una nación de inmigrantes, somos una nación de leyes”.

Asimismo, agradeció a los presidentes centroamericanos por iniciar en sus países campañas públicas para advertir a los padres del peligro de enviar a sus hijos con “coyotes” a Estados Unidos; luchar de forma “más agresiva” contra las redes de tráfico de personas; y por trabajar con su gobierno a la hora de repatriar a los niños y familias “de forma segura y ordenada”.

En este sentido, aseguró que los esfuerzos de estos cuatro países desde que estalló la crisis humanitaria están empezando a tener resultados, ya que el número de niños no acompañados se ha visto reducido a la mitad desde el pasado mes de junio.

En tanto, los cuatro presidentes coincidieron en señalar la necesidad de llegar a “las raíces del problema”, lo que, según Obama, incluye la pobreza y la violencia en Centroamérica.

En este contexto, Obama dijo que los cuatro países tienen “una responsabilidad compartida”, por ejemplo, a la hora de luchar contra la demanda de drogas en Estados Unidos y contra el tráfico de armas que va de norte a sur.

Asimismo, el mandatario norteamericano reiteró la necesidad de que se apruebe en Estados Unidos la reforma migratoria con el fin de crear más formas para que la gente puede emigrar legalmente, por ejemplo, a través programas de trabajo temporal.

Obama también se mostró confiado en que el Congreso no se vaya de vacaciones en agosto sin aprobar los 3 mil 700 millones de dólares que ha solicitado para hacer frente a esta crisis humanitaria en la frontera.

Sánchez Cerén califica reunión como “fructífera”

Tras el encuentro con Obama, el presidente Sánchez Cerén dijo que la reunión fue  “muy fructífera”, en especial porque quedó claro que el problema debe verse con un enfoque de mediano y largo plazo, pues pasa por situaciones de carácter estructural, como la inseguridad, la pobreza y la exclusión que viven miles de centroamericanos.

Asimismo, expresó que el tema de los niños no acompañados también está muy vinculado a desmontar una estructura que tiene que ver con el crimen organizado, con aquellas estructuras que se vinculan con el tráfico ilegal de personas.

Enfatizó la importancia de que este fenómeno se aborde desde “un punto de vista humanitario” y de corresponsabilidad de los países involucrados, así como el respeto al debido proceso en cada caso.

Del mismo modo, afirmó que se deben analizar las causas, pues este tipo de crisis tienen que ver también con los “desafíos” en materia de desarrollo económico y social de los países de Centro América.

“Es importante darle facilidades a los niños y las niñas, a los adolescentes en educación y salud y dar oportunidades de desarrollar proyectos empresariales”, indicó.

Mientras tanto, ante el anuncio de Obama de que los niños migrantes no acompañados que no cumplan los requisitos para aplicar a algún alivio migratorio serán repatriados, el mandatario salvadoreño dijo que el país se está preparando oportunidades para recibir a los menores.

“Estamos creando las condiciones en El Salvador para que esas familias al regresar a sus hogares puedan tener oportunidades, de becas, oportunidades de emprendedurismo, oportunidades de entrar a los institutos técnicos y lograr una mejor formación y capacitación”, explicó Sánchez Cerén, quien agregó que los consulados salvadoreños “van a trabajar más para agilizar de que estos jóvenes se defina su situación”.

$300 millones para que los tres países enfrenten crisis

El gobernante también informó que Estados Unidos aportará 300 millones de dólares a Guatemala, El Salvador y Honduras, como un primer fondo para enfrentar la crisis.

Es de recordar que Obama pidió recientemente al Congreso aprobar un fondo por 3 mil 700 millones de dólares los cuales utilizará para incrementar la detención, atención y transporte de niños migrantes no acompañados; así como para agilizar en las cortes de inmigración los procesos que enfrentan los niños que serán repatriados.

Asimismo, servirán para la represión de las redes de contrabando humano y ayudará a los países centroamericanos a repatriar a los deportados.

“Este es como un primer  fondo para enfrentar la crisis, Son 300 millones de dólares en común. Eso es para enfrentar  la coyuntura inmediata, pero también estamos  trabajando ya por el plan más estratégico del levantamiento  de fondos más de largo plazo”, explicó el jefe de Estado salvadoreño.

No obstante, el mandatario recalcó que como gobierno no solo están a la espera de estos recursos sino que se prevé obtener fondos en el sistema financiero internacional.

Asimismo, recalcó que esta es responsabilidad  propia, por lo que desde ya se está invirtiendo para enfrentarla.

“Estamos invirtiendo también en recursos para dar respuesta inmediata para que disminuya  la migración. Queremos que en nuestros  países tengan oportunidades. Mi compromiso  es mejorar  el crecimiento económico; un combate más frontal  contra la extorsión y además contra el  crimen organizado y estamos invirtiendo en eso”, puntualizó.

A %d blogueros les gusta esto: