web analytics
Sábado , 24 Junio 2017
Inicio » Mauricio Funes Opina » Los Medios de Comunicación tienen la obligación de ser transparentes…
Los Medios de Comunicación tienen la obligación de ser transparentes…

Los Medios de Comunicación tienen la obligación de ser transparentes…

 POR MAURICIO FUNES/EXPRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DE EL SALVADOR
Después de haber trabajado por más de dos décadas con al menos dos importantes Medios de Comunicación Televisivos, buy viagra y ahora que decidí incursionar de nuevo al periodismo a través de las redes sociales y de un programa de opinión en Radio, viagra me vienen a la mente interrogantes que con frecuencia me hacía en aquellos años de ejercicio periodístico profesional.

Y es que ahora que el país ha entrado de nuevo, por segunda vez en menos de un año, a una coyuntura electoral que suele tensionar al país y poner en agenda los temas que interesan a los grupos de poder en pugna, me asalta una pregunta que no puedo dejar de formular.

Por qué El Diario de Hoy y sus columnistas defienden tanto a Francisco Flores y sus ex funcionarios ?

Y por qué un Medio de Comunicación que presume de independencia editorial y que fiscaliza con frecuencia a quiénes detentan posiciones de poder en la administración pública, ignora o trata de tirar una cortina de humo sobre uno de los casos emblemáticos de corrupción gubernamental?

Para responder ambas interrogantes habría que conocer detalles de las interioridades de la relación que el ex presidente Flores construyó con este Medio de Comunicación y particularmente con sus propietarios, mientras fungió como Presidente de la República.

A parte de las afinidades ideológicas, que seguramente las hay y muchas, debe existir algún otro tipo de conexión que lleve al extremo de poner en riesgo la credibilidad informativa de este periódico y la tan cacareada independencia y pluralidad de sus editoriales, con un caso que salió de los muros políticos de la Asamblea Legislativa y se encuentra en los tribunales de justicia.

Desde que inició la investigación legislativa sobre el desvío de recursos de la Cooperación Taiwanesa bajo el gobierno Flores, El Diario de Hoy no sólo le bajó perfil al tema sino que se dedicó a tirar las más variadas cortinas de humo para  desviar la atención sobre las sorprendentes revelaciones que poco a poco los salvadoreños íbamos conociendo, con cada cita de Flores a la referida Comisión Especial Investigadora.

No fue inventó de los diputados, que integran esta comisión especial, cada una de las afirmaciones que fuimos conociendo en boca del propio ex presidente como de sus más cercanos colaboradores.

Fue Flores y no otro salvadoreño quién aseguró haber recibido de manos del ex presidente Taiwanés, entre 15 y 20 millones de dólares en cheques a su nombre y que supuestamente estaban destinados a atender necesidades de las familias afectadas por los terremotos del 2001, como también a informantes del crimen organizado y de las pandillas.

Fueron sus funcionarios más cercanos, incluyendo la Canciller y el Director de la PNC de entonces,  quiénes aseguraron que ellos nunca tuvieron conocimiento de estas ayudas “personales” y menos que hayan ingresado a la hacienda pública.

Fue un informe de inteligencia financiera del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, y no un chambre de barriada o que se haya generado en los pasillos de la Asamblea Legislativa, el que reveló una serie de operaciones sospechosas que podían dar lugar a una investigación de la Fiscalía sobre Lavado de dinero, utilizando para ello bancos de Estados Unidos y de otros países.

Ahora resulta que es más importante que Estados Unidos decida sancionar al país por la revelación del ROS, sin el cual no se habría abierto la investigación judicial contra el ex presidente Flores,  que aclarar si hubo o no desvío de recursos públicos y si para ello se recurrió a una bien elaborada operación de movimiento irregular de dinero.

Cualquiera se preguntaría qué hay detrás de esta defensa abierta y descarada de la gestión Flores, por un medio de comunicación que debería guardar distancia de la misma, sobre todo por los cuestionamientos que enfrenta.

Lo mismo ha hecho este periódico con las investigaciones en torno a la venta fraudulenta de las acciones de La GEO al consorcio italiano ENEL, siempre bajo la administración Flores y que responsabiliza a varios de sus funcionarios de gobierno, especialmente a quién fue por años tesorero del partido ARENA y miembro de una de las familias prominentes de nuestro país.

Desde entonces a la fecha, este medio de comunicación ha dedicado sendos editoriales y varias páginas informativas a distorsionar la realidad y presentar una visión sesgada de lo ocurrido en el quinquenio 1999-2004, siendo la última un editorial de hace unos días en donde Enrique Altamirano, responsable de la mayoría de estos comentarios, llega a decir que el pueblo salvadoreño “le debe mucha gratitud a este buen Presidente” en la medida que “cuidó las instituciones, respetó y fortaleció la democracia, gobernó de cara a la nación y actuó sin odios y con honestidad”

No voy a especular irresponsablemente sobre las evidentes conexiones entre El Diario de Hoy y Flores, así como sobre las motivaciones que le asisten a la familia Altamirano para defenderlo y ocultar sus excesos en el ejercicio del poder.

Sólo hay que tener presente que quiénes fueron realmente los destinatarios del desvío de fondos de cooperación taiwanesa es todavía un enigma que está pendiente de ser descifrado.

Sinceramente a El Diario de Hoy no creo que le preocupe la reclusión del ex gobernante y como ésta afecte su salud, por mucho que ahora aparece interesado en las condiciones de encierro carcelario que padecen, no sólo Flores, sino la totalidad de los reos que guardan prisión en el país.

Ni siquiera al partido ARENA y  su dirigencia es eso lo que más le interesa defender.

Todos los que salen en su defensa, con la excepción de su familia, están preocupados porque las condiciones de encierro carcelario de Flores quiebren su cimentada personalidad que le caracteriza y termine revelando los nombres de los destinatarios, celosamente guardados por el silencio que mantiene en torno a ellos.

Es más probable que bajo las deplorables condiciones que ha enfrentado hasta ahora el ex pdte Flores en las bartolinas de la DAN, pida criterio de oportunidad y acabe “quemando” a sus cómplices y destinatarios, que ahora que se encuentra en su confortable residencia familiar.

El periódico en cuestión debería decirnos a los salvadoreños, pero sobre todo a sus lectores, por qué motivos hace una defensa a ultranza de un ex gobernante acusado de varios delitos de corrupción.

De esa forma transparentaría su verdadera personalidad así como la identidad ideológica de varios de sus colaboradores, en tanto testaferros de grupos de poder económico, que se vieron favorecidos con la gestión Flores.

Estoy inclinado a pensar que El Diario de Hoy (elsalvador.com), así como sus columnistas (el más destacado es sin duda Paolo Luers), forman parte de una estrategia de defensa de los grupos oligárquicos del país, a fin de asegurar su impunidad.

Estrategia que tiene varios días de haber sido desplegada y que a medida que se acercan las elecciones de 2015 seguro se profundizará.

2 Comentarios

  1. gracias señor expresidente Mauricio Funes por la valentía de destapar todos los chanchullos, sinverguenzadas de ese periodo. Ojala y también haga lo mismo con los corruptos de cualquier partido, aunque ARENA es lo mas cochino y perverzo que ha existido.

  2. Gracias por abrir los ojos a tantos ciegos que no quieren ver….

A %d blogueros les gusta esto: