web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Suplemento Amigos » Los encantos escondidos de Ahuachapán
Los encantos escondidos de Ahuachapán

Los encantos escondidos de Ahuachapán

Iris Gálvez
@SAmigosCoLatino

A 100km de nuestra capital se ubica Ahuachapán, try departamento rico en sitios turísticos inimaginables, sildenafil al ir con la idea de conquistarlo nos encontraremos con paisajes incomparables y experiencias grandiosas. Empecemos recordando que la cordillera costera atraviesa el departamento paralelamente a la costa. Al llegar  a esta ciudad podríamos visitar el Río Paz, que sirve de frontera con Guatemala, otros ríos cortos y torrenciales bajan de la Cordillera Costera.

Además cuenta con impresionantes playas como son la Barra de Santiago y Garita Palmera, que hasta el momento no han sido muy explotadas turísticamente y por eso conservan ese toque paradisíaco y místico que se conjuga con las noches de luna despejadas.
También en Ahuachapán se sitúa la reserva nacional Bosque El Imposible, un gran bosque con interés ecológico, el cual puedes recorrer y mantener un contacto directo con la riqueza de nuestra naturaleza y fauna. En las inmediaciones de la ciudad de Ahuachapán, en una área de 20 kilómetros cuadrados, se encuentran los ausoles o fumarolas del mismo nombre que constituyen uno de los fenómenos más interesantes del volcanismo en Centro América.

Los ausoles ahuachapanecos se abren paso entre un depósito de rocas feldespáticas, los principales ausoles son: El Zapote, a 5 kilómetros al sureste; antiguamente era un cráter de 20 metros de diámetro y Valdivieso, a 400 metros de la casa de la finca San Carlos, formado por cuatro aberturas grandes y varias pequeñas en hermosos cristales de azufre. losausoles

También se encuentra El Barreal, formado por estanques de lodo; la Labor, consiste en una hondonada de 200 metros de diámetro y paredes cortadas verticalmente a manera de cráter, con siete aberturas que emanan vapores con mucha fuerza y ruido, volcancillos de arena y lodo de 2 metros de altura.

Finalmente encontramos  El Salitre, un conjunto de lagunitas de aguas muy calientes que dan origen al río Agua Caliente que, después da un recorrido de 13 kilómetros y desagua en el margen izquierdo del río Paz.

Fueron descubiertos por el español García de Polanco en 1576, y el escritor mexicano José Vasconcelos los llamó “las antesalas del infierno”. En 1968 se comenzó a aprovechar este tipo de energía y Ahuachapán se convirtió en la “capital geotérmica” de Centro América.
Además sabias tú que El Salvador es el segundo país en América Latina (después de México) que contiene ausoles, y el octavo a nivel mundial. Y que es el cuarto a escala mundial en generar energía geotérmica?

A %d blogueros les gusta esto: