web analytics
sábado , 16 diciembre 2017
Inicio » Editorial » Los dolores de cabeza de la derecha en 2014
Los dolores de cabeza  de la derecha en 2014

Los dolores de cabeza de la derecha en 2014

El año está por finalizar, cialis lo que obliga a hacer algún recuento de los hechos más importantes ocurridos en nuestro país, help que no deben pasar desapercibidos por la población salvadoreña.

En esta ocasión, queremos citar algunos de esos acontecimientos que han frustrado a la derecha, y que, sin lugar a dudas, les causaron grandes dolores de cabeza, como se dice popularmente.

Uno de esos hechos, es sin lugar a dudas, el gran triunfo electoral del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), en las elecciones presidenciales de marzo pasado, que llevó al segundo gobierno de izquierda de forma consecutiva.

En la primera vuelta, en febrero, el FMLN obtuvo una diferencia de 10 puntos porcentuales con respecto al principal partido de oposición y de ultra derecha. En la segunda vuelta, si bien la diferencia fue inferior, no debe olvidarse que el FMLN se enfrentó a  toda la derecha, no solo política, sino, la económica y mediática.

La derecha económica invirtió grandes cantidades de dólares y obligó a sus trabajadores a votar por el partido de derecha, con la amenaza de cerrar las empresas si ganaba el Profesor Salvador Sánchez Cerén y Oscar Ortiz, los candidatos de izquierda.

Mientras que la derecha mediática se dedicó a resaltar los homicidios y los problemas internos de la República Bolivariana de Venezuela, para meterle miedo a los votantes indecisos, para que no se inclinaran a favor del Frente.

El partido y el candidato de las derechas, que no aceptaban el triunfo del Frente, incluso, llamaron hasta la Fuerza Armada, para que desconociera el triunfo del FMLN, pero, la institucionalidad armada, apegada al Acuerdo de Paz, de forma profesional y responsable, salió a rechazar las pretensiones de la derecha.

Luego, el uno de junio, los ex comandantes guerrilleros Salvador Sánchez Cerén y Oscar Ortiz, reciben las bandas presidenciales.

El primero como Presidente Constitucional de la República y el segundo como vicepresidente. Posteriormente, la Institución armada entrega el bastón de mando al ex comandante guerrillero, Salvador Sánchez Cerén, a quien reconocen como su Comandante General, y el profesan lealtad y obediencia.

El otro dolor de cabeza de la derecha política, económica y mediática, es el giro que la nueva fórmula presidencial le dan al mandato. Y es que, lejos de aceptar las provocaciones y el enfrentamiento verbal, el Presidente Sánchez Cerén le ofrece el diálogo a todos los sectores como principal instrumento para gobernar el país.

Es decir, el Presidente Sánchez Cerén desarma la actitud confrontativa de la derecha política, económica y mediática, razón suficiente para terminar el 2014, con dolores de cabeza.

A %d blogueros les gusta esto: