web analytics
lunes , 11 diciembre 2017
Inicio » Internacionales » A su llegada a Japón, Trump lanza una advertencia a Corea del Norte
A su llegada a Japón, Trump lanza una advertencia a Corea del Norte
Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

A su llegada a Japón, Trump lanza una advertencia a Corea del Norte

Por Jerome Cartillier/Hiroshi Hiyama

Tokio/AFP

El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió el domingo desde Japón que “ningún dictador” debería subestimar a Estados Unidos, en una alusión casi explícita a Corea del Norte, que se presenta como tema dominante de su gira por Asia.

“Nadie, ningún dictador, ningún régimen debería subestimar la determinación de Estados Unidos”, dijo Trump ante soldados estadounidenses y japoneses en la  base aérea de Yokota, unos cuarenta kilómetros al oeste de Tokio, a su llegada a Japón este domingo.

Trump había anunciado a los periodistas a bordo del Air Force One que espera reunirse con su homólogo ruso, Vladimir Putin, durante el viaje, como parte de los intentos de la comunidad internacional para encontrar una solución a la crisis con Corea del Norte.

“Creo que está previsto que nos reunamos con Putin, claro. Queremos la ayuda de Putin con Corea del Norte, y vamos a estar reuniéndonos con muchos líderes diferentes”, dijo.

Este viaje, el primero de Trump por la región y el más largo que ha efectuado un presidente estadounidense en 25 años, se produce después de meses de tensión entre Washington y Pyongyang.

El diario del partido único en el poder en Corea del Norte, el Rodong Sinmun, llamó este domingo a Trump a evitar cualquier “declaración irresponsable”.

“Si Estados Unidos comete un error de interpretación respecto a la voluntad de hierro de Corea del Norte, ésta se verá obligada a dar rienda suelta a un castigo decidido y sin piedad (…) movilizando todas sus fuerzas”, añade el diario en un editorial publicado por la agencia oficial KCNA.

Después de Japón, Trump se dirigirá a Corea del Sur, a China y finalmente asistirá a la cumbre de la APEC (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico) en Vietnam, y al foro de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en Manila.

‘Aliado crucial’

Trump intentó desde su llegada tranquilizar a Japón sobre el compromiso de Washington con la seguridad de este país. Misiles norcoreanos han sobrevolado en varias ocasiones la isla septentrional de Hokkaido y amenazado con “hundirlo”.

“Japón es un socio preciado y un aliado crucial” de Estados Unidos, afirmó.

Por su parte, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, saludó “la visita histórica del presidente a Japón” y dijo que quería “reforzar aún más los vínculos de la alianza americano-japonesa”.

“Queremos tomarnos el tiempo de discutir diversos desafíos internacionales, el primero de ellos la cuestión norcoreana”, dijo ante la prensa en Tokio.

Nueve meses después de su primera partida de golf, en Florida, Trump y Abe volvieron a reunirse este domingo en un campo de golf, en el Kasumigaseki Golf Club. Allí se les sumó el golfista profesional Hideki Matsuyama.

Ante los medios de comunicación firmaron unas gorras blancas en las que podría leerse: “Donald y Shinzo harán que la alianza sea aún más fuerte”.

Perlas japonesas

Un alto responsable estadounidense explicó después que durante la partida los dos dirigentes hablaron sobre comercio y Corea del Norte. Pero evitó decir quién había ganado: “me dicen que ninguno de los tres anotó el resultado”.

Y subrayó que “la estrecha relación” entre los mandatarios estadounidense y japonés “no tiene precedentes” y sus estrategias “están en la misma línea”.

Abe, quien salió reforzado de las últimas legislativas anticipadas con una amplia victoria de su coalición conservadora, apoya la política de Trump consistente en ejercer la máxima presión posible contra el líder norcoreano, Kim Jong-Un, y en afirmar que “todas las opciones” están sobre la mesa, dando a entender que la militar también.

Esta visita a Japón debía ser el momento más distendido de la gira asiática de Trump. Ambos dirigentes tienen previsto cerrar la jornada del domingo con una cena en un prestigioso restaurante del lujoso barrio de Ginza en Tokio.

Las esposas de los dos políticos, Melania Trump y Akie Abe, visitaron la principal tienda del gran fabricante de perlas japonés en Ginza, donde charlaron con algunas “ama”, las buceadoras tradicionales que se sumergen en apnea para buscar las perlas.

El lunes, Donald Trump debe reunirse con la comunidad empresarial estadounidense y japonesa. Después será recibido por el emperador de Japón, antes de un nuevo encuentro con Abe, al que seguirá una rueda de prensa conjunta.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: