web analytics
domingo , 24 septiembre 2017
Inicio » Articulos » Legado socialista de Fidel Castro y lecciones para El Salvador
Legado socialista de Fidel Castro y lecciones para El Salvador

Legado socialista de Fidel Castro y lecciones para El Salvador

Carta Económica
www.cartaeconomica.com

La pérdida irreparable del comandante Fidel Castro es dolorosa, sin duda, él es un  hito en la historia del siglo XX, fue un hombre popular no solo mediáticamente sino porque hizo que un pueblo trasformara una forma de vida perversa de consumismo; antes de que Fidel tomara el mando, La Habana era un casino para los norteamericanos y aunque en esa época Cuba tenía muchos parámetros sociales positivos, ese país vivía una dictadura feroz y un capitalismo perverso como el que vivimos los salvadoreños, donde el  pueblo es degradado a la condición de un ser explotado e insultado en sus derechos más íntimos como individuo en lo moral, lo ético y su derecho de poder definir su futuro.

¿Cuál es el legado que deja Fidel Castro y el pueblo cubano? Fidel Castro fue el dirigente de la revolución, pero el pueblo de Cuba pudo construir una sociedad totalmente diferente con él y con el Partido Comunista.

Entre los puntos más importantes que se destacan en la sociedad cubana se encuentra  la educación. El pueblo tiene una cultura propia ya que no están contaminados con los medios comerciales que impulsan el consumismo perverso del capitalismo, esto les ha permitido tener un esquema mental propio, es el único pueblo en el mundo que tiene acceso a la literatura de los grandes  pensadores, a través de la edición masiva de libros por parte del Estado, artículos, revistas, que el pueblo recibe gratuitamente en el sistema educativo y fuera de él, esto porque el Estado tiene una de las imprentas más grandes que no posee un fin comercial, sino que la finalidad es difundir el conocimiento a todo el pueblo.

Por otra parte, en cuanto a la ciencia y conocimiento, Cuba  ha desarrollado una red de ciencia y tecnología en la biotecnología en áreas estratégicas para la sociedad, como en la salud, el área de la agricultura y medioambiente; es un país con un conocimiento científico tecnológico incluso superior al de otros países avanzados del sistema capitalista, al grado que las grandes trasnacionales que comercian con las enfermedades de los pueblos han bloqueado el conocimiento que Cuba ha generado en esta área.

Enfatizar que el desarrollo del conocimiento y la ciencia que ha sido generado en Cuba se ha traslado a toda la población mediante el sistema educativo, el  sistema de salud y al sistema real de la economía que produce los bienes y servicios que satisfacen las necesidades de la sociedad; este esquema es diferente al de las otras naciones del sistema capitalista, en las que el conocimiento es controlado por las empresas transnacionales para sus intereses, por lo cual la inmensa mayoría de la población de los países capitalistas desconocen y no tienen  acceso a estos conocimientos, sino  es a través del mercado cuando pueden pagarlo, además que reciben bienes que les afectan la salud, dado que el conocimiento tiene como  objetivo generarle ganancia a la empresa y no resolver los problemas de la humanidad.

Cuba tiene muchas fortalezas, en lo económico ha logrado sortear los problemas de las crisis, ha sabido hacer relaciones con Canadá, España China Popular, Rusia, Irán, Venezuela, etc.;  a pesar del bloqueo económico norteamericano que ha tenido grandes costos para la sociedad cubana de miles de miles de millones de dólares, un bloqueo que ha negado el  acceso a la inversión extranjera, lo cual en parte Cuba ha podido manejar, porque con mucha inteligencia y habilidad la inversión extranjera en ese país funciona pero no atrofia el desarrollo económico, más bien lo beneficia, porque no es como en el caso de El Salvador que no desarrollan las capacidades productivas, el conocimiento y no han formado recursos humanos sino que solo lo han saqueado; en Cuba es diferente, las reglas con que funcionan las transnacionales están relacionadas con los intereses del pueblo cubano.

Por otro lado, Cuba tiene una fortaleza de organización política, no solo desde el punto de vista del partido comunista, de la existencia de sindicatos,  de movimientos campesinos, sino que como pueblo en general están organizados, en cada cuadra, barrio, colonia, o sea territorialmente. Tienen un cinturón organizado fuerte, asimismo un Estado que corresponde con los intereses del pueblo y también tienen un ejército que está relacionado con ellos. Así el poder económico y político en Cuba está en el pueblo y parte desde los cantones hacia arriba.

No hay duda que  van a seguir tratando de destruir el sistema socialista en Cuba, así como el imperialismo intentó asesinar a Fidel Castro más de 60 veces, pero no lo lograron, al final Fidel se va por un ciclo natural triunfante, esto le da una fuerza moral al pueblo cubano porque una potencia como EE.UU. no logró eliminarlo.

Los países socialistas no son destruibles de un día para otro solo porque les digan que les van a vender carros nuevos o que les llevarán el consumismo norteamericano, si Cuba se cuida con su pueblo de que el consumismo no rompa esa cultura socialista tan importante que tiene, una cultura que le permite  un conocimiento universal de la ciencia, literatura, de lo que pasa políticamente en el mundo, de cuáles son sus derechos y obligaciones, Cuba tendrá socialismo para muchos años más y para siempre.

Fidel castro murió, pero en 2008 trasladó el mando a su hermano, en una estructura de un partido colectivo donde funciona el centralismo democrático lo cual es una fortaleza de los partidos verdaderamente revolucionarios; este es un problema que tenemos como partido, no hay centralismo democrático en El Salvador, por eso como FMLN  somos débiles y no hemos podido destruir el Estado Burgués ni su democracia burguesa, más bien estos nos han absorbido, no estamos arraigados en el pueblo y es una de las razones del por qué la derecha sigue siendo dominante en las mentes y en el actuar del pueblo.

Cabe mencionar que Cuba por su ubicación geográfica está expuesto a ciclones u otros fenómenos naturales y de crisis de la economía mundial, pero debido a su alto poder organizativo, la vulnerabilidad disminuye. Eso ha requerido de un estado capaz de enfrentar el poder capitalista y saber que no se puede jugar con este.

No podemos seguir jugando con el neoliberalismo, con el FMI, a negociar con la derecha, tenemos que hacer avanzar la revolución, es lo que Cuba hizo;  cuando era necesario negociaba con EE.UU. pero jamás en sus pláticas cedió un milímetro de los principios revolucionarios que condujeron la revolución y que siguen conduciéndola. Sin duda, habrán cubanos que no estén de acuerdo, pero esto es bueno porque las contradicciones funcionan como mecanismo que mantienen caminando los motores de la revolución.

Las revoluciones que quieren evitar la contradicción se asesinan y ese fue el gran problema que tuvo la Unión Soviética porque el partido comunista se volvió el único determinante de lo que se hacía, pero esto no ha pasado en Cuba; en el caso de nuestra revolución, el problema es que en el FMLN las contradicciones internas están siendo atacadas, apartando a los líderes históricos que por seguir siendo marxistas, leninistas, enfrascados en que los intereses del pueblo son la razón del FMLN. Este error tiene que ser corregido en el FMLN, ni verticalismo ni eliminación de las contradicciones, que como ya dijimos son el motor para profundizar el carácter revolucionario marxista leninista del partido; tiene que regresar el centralismo democrático y eliminarse el oportunismo y todo pensamiento que esté sumergido en las alianzas que atentan contra la revolución,  ya sea con los partidos de derecha, con el poder oligárquico, con el imperialismo americano, hay que estar claros que la única coalición estratégica que hará avanzar la revolución es la alianza con el pueblo organizado, movilizado y profundizando su carácter de clase proletaria, anti burgués, anti oligárquico y anti imperialista.

El Salvador debería abrir relaciones sin limitaciones  con Cuba, pero la derecha se opone y ni siquiera un minuto de silencio quiso brindar a un gran líder. Cuba es un país del cual se puede obtener mucho beneficio y ejemplo a seguir  como modelo porque es la única nación en la que ningún niño ni anciano duerme en la calle, todos  tienen acceso a la educación y ninguna persona se queda sin comer, no como en nuestro país donde el 85% de las personas viven entre la miseria y la pobreza.

Cuba lucha con su pueblo organizado en todos los espacios de la sociedad y permanentemente, no solo cuando se dan coyunturas que exigen manifestaciones masivas para defender la revolución; esta forma de lucha permanente es la que se dejó atrás en El Salvador, y se convoca cuando hay un problema político electoral o de coyuntura relacionado con la crisis financiera que vive el Estado Burgués, que ahora estamos administrando como FMLN; en el caso de Cuba la organización popular determina el proyecto económico, político y social, y eso se lo debemos de imitar, ser realmente socialista como lo decía Fidel Castro.

El fenómeno socialista cubano es único en la humanidad y debemos defenderlo; la mejor expresión de dolor de que se haya ido nuestro comandante Fidel Castro es imitarlo en el desarrollo del socialismo y desarrollo de la revolución en El Salvador, luchar porque el pueblo se organice, supere y destruya a la derecha perversa, es el mejor homenaje que se le puede brindar a un  revolucionario como lo fue Fidel Castro, las otras manifestaciones de mítines para hablar de Fidel son buenas para brindarle conocimiento a nuestro  pueblo, hacer vigilias, pero estamos seguros que Fidel Castro no hubiera querido eso, él preferiría que el pueblo organizado con el FMLN hubieran estado constantemente en la calle haciendo avanzar la revolución.

No podemos dar discursos de izquierda y estar tomando medidas que consolidan el capitalismo, el neoliberalismo, o sea, el  poder de la burguesía oligárquica, de las transnacionales y del imperialismo yanqui, estamos seguros que el comandante Fidel Castro nos los recriminaría si volviera a vivir y viniera a El Salvador.

¡VIVA LA REVOLUCIÓN CUBANA,

VIVA EL PUEBLO DE CUBA, VIVA EL

SOCIALISMO CUBANO, VIVA FIDEL!

¡REVOLUCIÓN Y SOCIALISMO

PARA SIEMPRE!

A %d blogueros les gusta esto: