web analytics
miércoles , 22 noviembre 2017
Inicio » Deportes » “Con las montañas fue amor a primera vista”: Karina Arrué
“Con las montañas fue amor  a primera vista”: Karina Arrué
Alfa Karina Arrué durante una charla motivacional. Foto Diario Co Latino/ Cortesía

“Con las montañas fue amor a primera vista”: Karina Arrué

@DiarioCoLatino

Con su carismática personalidad, que se transforma en sangre fría a la hora de escalar cumbres, montañas, volcanes y cerros, Alfa Karina Arrué se proyecta firme y determinada para ir en busca de sus metas en este deporte extremo.

Antes de llegar al montañismo, Arrué fue practicante de Surf y Taekwondo; mientras que académicamente tiene una Maestría en Derecho Constitucional. Es madre de tres hijos con quiénes comparte su tiempo y su pasión por la escalada, aquí, allá y en todo lugar.

Recientemente, la montañista estuvo disertando ante el alumnado del Instituto Especializado de Nivel Superior Centro Cultural Salvadoreño-Americano en donde se tomó unos minutos para hablar con Diario Co Latino.

– ¿Cómo fue que se interesó por la práctica del montañismo y la escalada?

Con las montañas fue amor a primera vista; al principio yo no creí en eso, pero para mí se terminó convirtiendo en un estilo de vida. Es que la montaña es tan similar como la vida misma: cuesta arriba, pero te da vida.

– ¿Por qué, sin contar con un apoyo acorde a la exigencia integral de esta disciplina, usted sigue adelante, incluso, arriesgando la vida?

Para mí es un sueño, en donde mi objetivo es poner muy en alto el nombre de El Salvador, para que en el extranjero se digan otras cosas de nuestro país y no solo se refieran a él por las cosas negativas.

– Sobre el punto anterior, ¿cómo fue posible lograr el patrocinio IMDER?

Durante varios meses anduve tocando puertas sin resultados positivos y cuando me sentía con los ánimos caídos, alguien me habló del IMDER y su ayuda al deporte y decidí hacer la visita. Gracias a Dios en poco tiempo obtuve una respuesta positiva y aquí estoy con mis expectativas reactivadas.

– De acuerdo a su agenda 2017 ¿cuándo inicia sus expediciones?

El primer compromiso lo tengo programado para finales de febrero y sería para escalar la Aconcagua, en Mendoza, Argentina, que con casi siete mil metros de altura es la montaña más alta de América y la segunda más prominente del mundo. Después iré por la Cumbre Denali de Alaska.

– ¿Cuáles son algunos de los principales premios ganados en su trayectoria?

El año pasado, en Guatemala, me otorgaron el Premio “La Hija del Quetzal” por haber escalado las 37 cumbres de ese país, y un año antes también fui premiada por haber completado todas las cumbres centroamericanas.

– ¿Cómo visualiza el fin de su carrera en el montañismo?

Me gustaría que fuera escalando las 14 montañas más grandes del mundo. Es que la montaña es longeva y te da vida. Ningún sueño es demasiado grande para no intentarlo y nadie es tan pequeño para no soñar.

A %d blogueros les gusta esto: