web analytics
lunes , 25 septiembre 2017
Inicio » Opiniones » La profesionalización de la gestión de las políticas de seguridad ciudadana: desafíos y lecciones aprendidas. Experiencia en la formación policial de El Salvador 1 (IV)

La profesionalización de la gestión de las políticas de seguridad ciudadana: desafíos y lecciones aprendidas. Experiencia en la formación policial de El Salvador 1 (IV)

Jaime Edwin Martínez Ventura*

Continuando con las deficiencias y problemas encontrados en la ANSP en junio de 2009, buy pharmacy exponemos lo siguiente:

e)El aislamiento policial y la segmentación del personal de la ANSP

Otras situaciones anormales que encontramos fue la segmentación entre las diferentes áreas laborales o profesionales que conforman la ANSP, buy cialis como son el personal docente, diagnosis el personal policial en comisión de servicio2, el personal administrativo, jefaturas y autoridades superiores. Era un secreto a voces que cada una de esas áreas organizativas venían trabajando separadamente, como segmentos, a tal punto que podría afirmarse que la Academia difícilmente había sido una sola institución, si no la suma de varios mundos dentro de un universo.

Uno de los motivos de ese fraccionamiento, era la concepción autoritaria y elitista del policía como autoridad que se impone por sobre el resto de la población y, por ende, por sobre los profesores no policiales o el personal administrativo de la ANSP. Esa concepción hizo que los policías se concibieran como un grupo diferente, apartado del resto del personal, y el resto respondió de la misma manera originándose el aislamiento y el fraccionamiento indicados.

f)La imposición del poder sobre la ley

Uno de los problemas más serios era la cultura del ejercicio del poder por el poder mismo, sin sujeción a la legalidad y con irrespeto de los derechos de las personas; actitud que caracterizó las acciones y decisiones de las más altas autoridades hasta las jefaturas o encargados de unidades operativas. Los más afectados por esas prácticas fueron los alumnos y alumnas del nivel básico, a quienes en diversas circunstancias se les violentaban sus derechos3.

g)Negación de la historia y ocultación del pasado

Siendo la ANSP una de las instituciones frutos de los Acuerdos de Paz, que en su lema oficial se define como un “Símbolo permanente de paz”, y siendo la institución que monopoliza la formación policial en nuestro país, era lógico suponer que en su malla curricular debía incluirse el estudio de la historia y del pasado reciente de El Salvador. Sin embargo, éstos fueron ignorados y ocultados, a tal punto que se nos informó que algunas jefaturas habían llegado a prohibir que se  mencionara o hablara de los Acuerdos de Paz.

3.2 Objetivos trazados

Ante el panorama encontrado, se confirmó la hipótesis con la que iniciamos la conducción de la ANSP: Esta institución al igual que la PNC, habían caído en una desnaturalización de su misión, fines y características esenciales establecidas en los Acuerdos de Paz, por lo que el objetivo estratégico de la nueva dirección se resumía en recuperar y profundizar la naturaleza civil y profesional de la formación policial de la PNC.

Ese objetivo estratégico, coincidió con las recomendaciones de una evaluación realizada por dos expertos policiales de la División de Formación y Perfeccionamiento del Cuerpo Nacional de Policía de España, que desde el 2008 habían iniciado una asistencia técnica consistente en evaluar la enseñanza  impartida en la ANSP, tanto en formación inicial, como en los cursos de actualización y de ascensos. Partiendo de estos dos antecedentes y tomando como base la Constitución y la nueva “Política de Justicia, Convivencia y  Seguridad Pública”4, para la gestión del 1º junio de 2009 al 31 de mayo de 2014, en la ANSP se trazó el siguiente decálogo de objetivos:

1)Revisar, actualizar, mejorar y adecuar el pensum académico y los métodos de enseñanza a efecto de formar policías profesionales, con fundamentos científicos y legales, amplio criterio, espíritu crítico constructivo, manejo adecuado de crisis y con capacidad de resolver problemas propios de su trabajo, teniendo a la base una conciencia social de servicio en función de las personas y sus derechos;

2)Fortalecer la naturaleza civil de la formación policial mediante el desmontaje de procedimientos, prácticas y costumbres militarizadas o autoritarias, sin menoscabo del fortalecimiento físico, la disciplina, la subordinación jerárquica y la alta disponibilidad de servicio que caracteriza a todo profesional policial;

3) Erradicar los abusos, malos tratos, hostigamientos y otras prácticas autoritarias por parte de algunos miembros de la ANSP hacia los alumnos y alumnas del nivel básico;

4) Impulsar el pleno respeto a la legalidad, la transparencia y la rendición de cuentas de las actuaciones y decisiones de las autoridades, funcionarios y empleados de la Academia;

5)Fomentar una cultura y práctica de respeto, colaboración e integración entre las diferentes especialidades, áreas o disciplinas  del personal docente, técnico policial, administrativo y autoridades de la ANSP, evitando la segmentación o divisionismo del recurso humano;

6)Revisar y mejorar la carga académica  y los horarios de formación inicial en los niveles básico y ejecutivo, mediante el equilibrio de la calidad del aprendizaje y la cantidad de nuevos profesionales en seguridad pública requeridos por la PNC;

7)Impartir el mayor número posible de cursos de ascensos, especialización, actualización y reingreso, en todos los niveles y categorías, con  énfasis en el nivel básico, para consolidar la profesionalización, la carrera, la estabilidad y la dignificación policial;

8)Contribuir en el fortalecimiento y mejoramiento de la coordinación y colaboración mutua entre la PNC y la ANSP;

9)Mejorar el desempeño del personal docente, administrativo y policial, para responder a las necesidades derivadas de la nueva política de Justicia y Seguridad, los nuevos planes institucionales y la realidad cambiante de la criminalidad del país;

10)Sentar las bases para que la ANSP se convierta en una institución de educación superior y en un centro de estudio, investigación y generación de pensamiento en materia de seguridad pública.

1.Conferencia presentada en Mar del Plata, Argentina,  ante 700 alumnos de la primera promoción de la nueva Policía Local Preventiva del municipio General Pueyrredón, por invitación del Gobierno Local de dicho municipio y del Instituto Latinoamericano sobre Seguridad y Democracia, ILSED, el día 18 de agosto de 2015

2. En la ANSP trabajan aproximadamente 200 policías, en comisión de servicio, bajo las órdenes de las autoridades de la Academia,  en funciones de instructores, monitores o tutores, seguridad, investigadores de antecedentes de aspirantes, jefaturas académicas y otras funciones.

3. Al violar los derechos de los alumnos policiales se  incurre en una  paradoja porque son personas que están siendo formadas para proteger y garantizar el libre ejercicio de los derechos de los demás, pero si a ellos y ellas se les violan sus derechos, difícilmente pueden asimilar el respeto a los derechos de otros, por lo que una vez convertidos en policías y al verse revestidos de autoridad, es casi natural que busquen desquitarse con la población.

4. Esta política ha sido reconocida como “un importante avance en términos de planificación y visión estratégica del Estado en materia de seguridad que no tiene precedentes en la historia reciente del país.  V. Instituto Universitario de Opinión Pública, IUDOP, “La situación de la seguridad pública y la justicia 2009-2014. Entre expectativas de cambio, mano dura militar y treguas pandilleras”, Universidad Centroamérica José Simeón Cañas, UCA, San Salvador, 2014, p. 69. Acerca de las características de esta política, dicho estudio agrega: “(…) su enfoque de integralidad e interinstitucionalidad constituyó un importante logro, en relación a los enfoques unidimensionales que habían prevalecido en el pasado.”, V. Ib.

A %d blogueros les gusta esto: