web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Proyecto Cultural Sur Vancouver » La poesía como acción universal por la paz

La poesía como acción universal por la paz

Parte de Paz 12
Tito Alvarado

Un desastre

El mundo fue y será una porquería, sales medical así dice el tango, buy sales Cambalache, que fue certero y popular en el siglo pasado. Ahora nos encontramos al borde de todas las posibilidades: un loco o varios locos en su punto máximo de locura lanzan unas cuantas bombas atómicas, el imperio sigue con su juego sucio, las guerras locales abarcan todo el planeta, se derriten los polos con sus nefastas secuelas, cambia el polo magnético de la tierra, una tormenta solar deja en el suelo las tecnologías modernas, aumenta el hambre en el mundo, dejando a su paso desolación y mortandad. En suma si el siglo XX fue un desastre con algunos relámpagos de algo distinto y necesario, este siglo XXI amenaza ser peor.

Sin embargo, bueno es tener en cuenta que el futuro no está escrito, lo escribimos nosotros con nuestros actos presentes. Ahí estamos en lo que hace unos pocos meses fuera Ucrania, hoy es algo apenas reconocible. Por muchísimo menos de lo que hace Israel, el gobierno de Ucrania o el estado islámico, el imperio y sus afines de Europa arrojaron bombas en Libia, hoy de aquella Libia no queda nada y es mucho peor lo que puede salvarse de los escombros. Irak es un terror permanente, Siria sigue en la debacle. Gaza azotada por Israel, es un ofensa moral a la humanidad. Las soluciones que dan los poderes del norte resultan siempre peores que los problemas que pretenden solucionar. Bombardeos, ejércitos en su triste negocio y los medios desinformando masivamente. En estas últimas dos semanas hemos visto de un lado la impiedad de un estado: Israel, y la resistencia de un pueblo, el palestino. Junto con la vergüenza y el dolor, Gaza nos dice que jamás ningún ejército ha ganado una guerra contra todo un pueblo. En suma a los desastres se le agregan desastres mayores y esto piden de nosotros soluciones de fondo. A los desatinos de los ejércitos opongamos el tino de nuestros sentimientos, la pureza de nuestro gestos de amor.

El Movimiento Poético Mundial llama a una revolución poética. http://proyectoculturalsur.net/por-una-revolucion-poetica-mundial/ Esto pudiera interpretarse como un simple cambio en la forma de hacer poesía, quiero creer que la intención es mucho más profunda, como profundos son nuestros problemas de civilización. Los dilemas hoy son de vida o muerte. En realidad lo que se necesita es una Revolución cultural mundial, un cambio profundo de cultura, un cambio que abarque el hacer y el pensar, el ser y el demostrar, el pensamiento y la acción. Un cambio que nos permita a todos trascender. El asunto es que hacemos en nuestro hacer diario para que estos hechos deleznables no sigan ocurriendo. A Partir de ahora y por siempre consagraremos todo el mes de agosto para acciones por la Paz. Punto del No Retorno. Como civilización humana y producto de la forma en que nos relacionamos entre nosotros y con la naturaleza, estamos cerca del momento exacto en que implementar soluciones a los problemas que amenazan la vida en el planeta ya no tendría sentido, pues habremos llegado al punto del No retorno. Ese instante en que ya nada de cuanto hagamos impedirá el precipicio. Si aventuramos una fecha, tendríamos que decir alrededor del 2030 se inicia la cuenta regresiva. El clima, la biodiversidad, las guerras, el hambre, el poder del Narco tráfico, la violencia, la energía no renovable, la deforestación, la crisis financiara, los políticos velando por sus cuentas personales: en suma, todo confluye para que a partir de esa fecha, la inteligencia humana sea tirada al tarro de la basura De aquí a ese entonces futuro estamos en la audacia de hacer de nuestros pasos en este instante una marcha forzada hacia las soluciones. Unas han de implementarse en nosotros mismos, otras hay que salir a discutirlas, pero las de fondo se pueden dar con un chispazo: un tris antes del abismo. Y es que en las crisis es cuando nos atrevemos a crecer. Este crecimiento será imposible si no dejamos atrás los miedos y las negaciones de nuestras capacidades creadoras. Poeticemos la vida siendo fuerza moral de cambio cultural. Poder

Ese algo que nos explica la ciencia, pensamiento más propio de magos que de científicos, que todo estaba condensado en una bola súper pequeña, de repente esta explotó, dando comienzo al espacio y al tiempo. A ese instante, situado a poco menos de 14 mil millones de años, le llaman Big Bang. Allí hubo un poder. Viene una persona X, en su traje de fina tela y dice lo que el cree que nosotros queremos escuchar y al final hace lo que a él le da dividendos. Estos señores y señoras no tienen idea que lo que sube baja, que lo que va, viene, ni que el movimiento es siempre en espiral. Donde están hacen su juego de pequeña monta. Su mayo juego es apostar a la ganancia de ahora, dejando, para otros y más adelante, las soluciones de fondo. Pero en verdad están allí porque hemos dejado que ellos jueguen, sin entrar nosotros a la cancha y patear la pelota o tomarla y llevárnosla a otro lugar a jugar con nuestros iguales. Tenemos el poder, el de dar un poder. Tengamos el poder de quitarlo y usarlo a nuestra voluntad para beneficio de la sociedad toda. Nosotros, El futuro que queremos

Nosotros, los que estamos vislumbrando que el poder real somos nosotros mismos haciendo posible lo que para muchos parece imposible, hemos aprendido, caminado, que el futuro de todas maneras viene. El detalle que marca la diferencia es que ese futuro puede ser el que queremos y será, si logramos que lo esencial nuestro sea, el hacer las cosas de distinta manera.

Proposiciones Agosto, consagrarlo como mes de la Paz, a partir de ahora y para siempre Agosto ha de ser un mes de acciones múltiples, diversas y distintas en pro de la Paz. No es con armas, no es con bombardeos ni sangre derramada que los problemas del mundo se arreglaran. Es hora de que aceptemos la diversidad. Hagamos de nuestro ser un templo de Paz, una fuente de energía pura, un centro magnético que irradie lo necesario para el florecimiento de la creatividad humana. Pensemos en cómo hacer para lograr un IX Festival, que se expanda a muchos otros rincones de mundo, que genere fuerza moral de cambio de cultura, que sea tribuna de las preocupaciones humanas, que vislumbre y alumbre, que aliente y soliviante. Convocar con muchos otros al IX Festival Palabra en el mundo y que sea un paso largo hacia la Paz como única forma de vivir dignamente.

Trabajar por tener en nuestras realidades Parques para la Paz, que sean en si un poema para la vida. Fundar en muchas latitudes una Biblioteca Palabra en el mundo, tal como lo ha plantado Proyecto Cultural SUR Santa Fe, Argentina, y recogido Proyecto Cultural SUR La Habana y el Festival de Poesía de La Habana.

Recurrir en todo momento a nuestra capacidad de imaginar soluciones.

Situarnos en el centro del ciclón y ser canto y fuerza del alma doliente, que ha dejado de cantar su dolor para iluminar el mundo que pregonamos como posible.

Nota en dos partes: Uno, este será el último Boletín Festival VIII Versión, en Septiembre partimos con los boletines IX Versión del Festival Palabra en el mundo.

Dos, nos vemos en octubre en México. El VI Congreso, al que cada uno de nosotros ha sido invitado repetidas veces, será un éxito de envergadura. 185 delegados generando pensamiento y acción que aporten y generen energía acompañando la revolución cultural mundial.

por el Pc-surv

Lucy Ortiz

A %d blogueros les gusta esto: