web analytics
sábado , 23 septiembre 2017
Inicio » Internacionales » La ONU asegura que hubo avances en diálogo de paz para Siria

La ONU asegura que hubo avances en diálogo de paz para Siria

Por Ben Simon

Ginebra/AFP

El representante de la ONU para Siria concluyó en Ginebra una nueva ronda de diálogo con las partes en conflicto, asegurando haber logrado algunos avances que tal vez permitan lanzar en breve negociaciones cara a cara.

El mediador de Naciones Unidas Staffan de Mistura dijo a reporteros en Ginebra que planea convocar una octava ronda de negociaciones a principios de septiembre y que solicitó a las partes, entre ellas al régimen de Damasco, estar listas para abordar el punto crucial de la transición política.

“Hemos logrado, tal como lo esperábamos, realizar avances progresivos. No hubo acuerdo, pero tampoco ruptura ni abandono del diálogo por ninguna de las partes”, dijo de Mistura, tras informar por videoconferencia al Consejo de Seguridad sobre el resultado de la séptima ronda de negociaciones.

De Mistura se propone reunir a las distintas corrientes opositoras antes de lanzar el diálogo directo entre el Gobierno y una delegación opositora unificada.

Para el opositor Comité de Altas Negociaciones (HNC), transición política significa la salida del presidente Bashar Al Aasad.

La delegación gubernamental, encabezada por el embajador de Siria ante la ONU Bashar Al Jafari, estima por su parte que la permanencia de Asad está fuera de discusión.

Además del HNC, el emisario de la ONU se entrevistó con otros dos grupos opositores, conocidos como las plataformas de Cairo y de Moscú, considerados más favorables a Asad.

Los grupos opositores se han acercado, construyeron nuevos niveles de “confianza” y aceptaron seguir dialogando este mes, indicó de Mistura.

Ello podría volver posible “que todas las partes sean capaces de sentarse en el mismo lugar y comenzar a hablar de sustancia”, dijo, precisando que espera poder lanzar negociaciones directas en septiembre.

Gestiones diplomáticas

Esta instancia de negociación se abrió en 2014 y desde entonces se celebra de forma intermitente sin grandes avances.

El proceso de Ginebra ha quedado además eclipsado por las negociaciones que se desarrollan en Astaná, en Kazajistán, organizadas por Rusia e Irán, como aliados del gobierno, y por Turquía, que apoya a grupos rebeldes.

La semana pasada, un cese el fuego fraguado por Estados Unidos, Rusia y Jordania llevó calma a los frentes del sur de Siria, un pacto por fuera de los diálogos en Ginebra.

Las últimas negociaciones concluyeron en mayo sin grandes progresos para terminar con una guerra que ha dejado desde 2011 más de 320.000 muertos y ha obligado a la mitad de la población a dejar sus hogares.

Desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, Washington, que ha sido un aliado clave de la oposición en las negociaciones, se había distanciado de los esfuerzos diplomáticos para encontrar la paz.

Pero su reciente mediación en la tregua para el sur del país alimenta las expectativas de una implicación mayor, aunque sea de forma limitada.

El presidente francés Emmanuel Macron, que se entrevistó el jueves con Trump en París, dijo que quiere construir un “grupo de contacto” para preparar la etapa posterior al conflicto para “construir una estabilidad política a largo plazo” en Siria.

En ese marco, prometió una “iniciativa concreta” de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Gran Bretaña).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: