web analytics
jueves , 14 diciembre 2017
Inicio » Internacionales » La muerte de dos palestinos ensombrece la tregua tácita en Gaza

La muerte de dos palestinos ensombrece la tregua tácita en Gaza

Por Sakher Abou El-Oun/Jonah Mandel
Gaza/Jerusalén/AFP

La muerte de dos palestinos en ataques esporádicos en Gaza ponía en entredicho este lunes la frágil tregua observada de hecho desde la noche anterior entre Israel y Hamas, presionados por la comunidad internacional para pactar un alto el fuego inmediato y duradero.

Dos palestinos, uno de ellos un niño de cuatro años, murieron a mediodía por disparos de tanques israelíes en el norte de la Franja de Gaza, por lo que son cerca de 1.040 los palestinos fallecidos en tres semanas de conflicto, según los servicios de emergencias locales.

Después de una noche de calma, combatientes de Gaza dispararon al despuntar el día un cohete contra la ciudad israelí de Ashkelon.

El ejército respondió con un ataque contra dos lanzacohetes y un taller de fabricación de armas en el centro del territorio palestino, según un comunicado. Dos palestinos resultaron heridos.

En otras partes del enclave palestino también se registraron disparos esporádicos.

“El ocupante (israelí) se sigue negando a un alto el fuego humanitario por [la fiesta del fin del ramadán] del Eid [el Fitr]. Se trata de una desaire a las creencias de los musulmanes y a su culto. El ocupante será responsable por esta escalada”, acusó el portavoz de Hamas en Gaza, Sami Abu Zuhri.

Esta tregua no declarada, iniciada al final del ramadán el domingo por la noche, se inició tras una jornada marcada por anuncios y violaciones de alto el fuego por ambas partes.

‘Ayuda indispensable y urgente’

La comunidad internacional por su parte acentuó la presión para que cese este baño de sangre en la Franja de Gaza, un territorio de 360 km2 pobre y superpoblado, donde viven 1,2 millones de personas.

El presidente estadounidense, Barack Obama, reclamó un alto el fuego en la guerra desencadenada por la ofensiva militar israelí con el objetivo de neutralizar las capacidades militares del movimiento islamista Hamas, que controla Gaza.

En una conversación telefónica con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, Obama “dejó claro el imperativo estratégico de instaurar un inmediato e incondicional alto el fuego humanitario”, indicó la Casa Blanca.

En una reunión de emergencia en Nueva York, representantes de los 15 países del Consejo de Seguridad de la ONU expresaron también su “fuerte apoyo […] a un alto el fuego humanitario, inmediato y sin condiciones, que permita suministrar una ayuda indispensable y urgente” al enclave palestino.

El presidente palestino, Mahmud Abas, que el domingo se entrevistó en Yedá con el rey saudita Abdalá, tiene previsto viajar “muy pronto” a El Cairo con una delegación de su movimiento Fatah, de Hamas y del Yihad Islámico, para abordar un alto el fuego, anunció a la AFP un alto responsable palestino en Ramalá (Cisjordania).

En tres semanas, los ataques aéreos y disparos de artillería israelíes han dejado 1.037 muertos -las tres cuartas partes civiles, según la ONU- y unos 6.200 heridos en la Franja de Gaza, donde las destrucciones son considerables y donde más de 170.000 personas han tenido que refugiarse en los edificios de la ONU.

‘Desmilitarizar a Hamas’

Por su parte el ejército israelí, que el 17 de julio sumó operaciones terrestres a sus ataques aéreos, ha perdido 43 soldados y tres civiles han muertos alcanzados por cohetes que cayeron en Israel.

Israel, al igual que Estados Unidos y que la Unión Europea, considera a Hamas una “organización terrorista” y esta no reconoce la existencia del Estado de Israel.

Los desacuerdos son profundos sobre los términos de una tregua duradera.

Israel, que afirma haber matado a 320 combatientes de Hamas desde el 8 de julio, pretende finalizar su operación de neutralización de los “túneles ofensivos”, unos subterráneos cavados por Hamas en Gaza para disimular armas y lanzar ataques contra el territorio israelí.

Hamas reclama por su parte una retirada israelí de Gaza y el levantamiento del bloqueo del enclave.

En su entrevista con Netanyahu, Obama estimó que “toda solución de largo plazo al conflicto israelo-palestino” pasaría por “el desarme de los grupos terroristas y la desmilitarización de Gaza”.

La guerra de Gaza sigue teniendo repercusiones en Cisjordania y en Jerusalén este, donde los disturbios son diarios.

El lunes, en la explanada de las Mezquitas en la Ciudad Vieja de Jerusalén, unos 45.000 musulmanes rezaron por los muertos de Gaza, según un fotógrafo de la AFP.

Contra el “ocupante”

Pero aunque se logre una tregua, persisten los desacuerdos sobre las cuestiones de fondo.

El jefe de Hamas en el exilio, Jaled Meshal, dijo que su movimiento lucha contra los “ocupantes”. “Estoy dispuesto a coexistir con judíos, cristianos, árabes y no árabes […] Sin embargo, yo no puedo coexistir con el ocupante”, declaró a la cadena estadounidense PBS.

Hamas pide como condición a un alto el fuego el levantamiento del bloqueo impuesto desde 2006 por Israel, que asfixia la economía de este territorio de 362 km2 donde se hacinan 1,8 millones de personas, dependientes en buena medida de la ayuda humanitaria.

El gobierno israelí también tendrá que tener en cuenta la opinión pública de su país, donde un 85,6% de los israelíes se oponen a un alto el fuego, según un sondeo difundido por la radio militar.

A %d blogueros les gusta esto: