web analytics
martes , 12 diciembre 2017
Inicio » Rosa Cruz » LA MENTE, UN RADIO HUMANO

LA MENTE, UN RADIO HUMANO

Dr. H. Spencer Lewis
Pasado Imperator de AMORC (No. 5 último)
(De la Revista El Rosacruz, Mayo 1982)

La energía del alma

Para hilvanar bien los comentarios, recordamos aquí lo último que se dijo en el anterior de la semana pasada. Allí dijimos que “Esa es la razón por la que existen muchos experimentos en la labor de las enseñanzas Rosacruces, dedicadas a ayudarnos a balancear y armonizar nuestro sistema nervioso y especialmente la parte psíquica de este, que tiene que tratar con las tasas más altas de vibraciones como aquellas emitidas por las formas de pensamiento”.

Ahora continuamos diciendo: esto me trae al punto importante y concluyente en relación a la forma de pensamiento. Durante el proceso de transformación de las vibraciones bajas de la energía nerviosa del sistema nervioso en el cuerpo humano a formas de pensamiento que serán reconocidas por la consciencia humana, las vibraciones de estos impulsos nerviosos deben ser aumentados o intensificados a las tasas más altas de modo que estén dentro de la escala de vibraciones de la consciencia humana. Esta, es una parte de la energía del alma, y la tasa vibratoria de esta energía es mucho más alta que las vibraciones de la energía nerviosa; en consecuencia, estos dos grupos de vibraciones están en niveles completamente diferentes en la escala de vibraciones. La consciencia del alma vibra en las octavas más altas de la escala, mientras que los impulsos eléctricos del sistema nervioso está en una de las octavas más bajas de la escala.

La vibración de la energía del Alma

El sistema nervioso humano está diseñado para reconocer y sentir todos los impulsos de las octavas más bajas, pero son los nervios del sistema nervioso simpático los que son sensibles a las vibraciones de las octavas más altas. Es por eso que las ondas de pensamiento causan muy poca impresión en nuestro sistema nervioso, si acaso causan alguna. Pero también es la razón del por qué debemos desarrollar el sistema nervioso psíquico o simpático en una percepción aguda de las vibraciones que no se han aprendido a notar, o que mal entiende si este las recibe en modo alguno.

Por lo tanto, el desarrollo psíquico, en cierto modo significa el desarrollo del sistema nervioso simpático a tan elevada armonización, que se vuelve más y más sensible a las tasas más altas de vibraciones de dentro y fuera del cuerpo humano. Tan pronto como este desarrollo está en camino, nos volvemos más y más sensibles a las impresiones externas de toda clase; nos volvemos como un aparato de radio receptor que es susceptible a una sintonización cercana y nítida, cubriendo una escala amplia de frecuencia. Si nos permitimos estar conscientes de que la mente humana, es siempre, aun desde la niñez, una estación radial potente de ideas y formas de pensamiento, seremos más cuidadosos en lo que pensamos y qué formas de pensamiento permitiremos desarrollar en nuestra consciencia de manera que podamos transmitir siempre, lo que queramos siempre también recibir, solo lo mejor, lo más amable y los pensamientos más afectuosos y amorosos.

* * *

MAS SUSURROS DEL SER

Nunca le dé empleo a un amigo, pero

sea amistoso con quienes emplea.

*

¿Qué hemos aprendido de la guerra?

¡Cómo temer aún más a la próxima!

*

No es la muerte a lo que teme la mayoría

de los hombres, sino a una violenta

separación de la vida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: