web analytics
miércoles , 13 diciembre 2017
Inicio » Opiniones » La lucha sigue! … viva la clase trabajadora!

La lucha sigue! … viva la clase trabajadora!

Licda. Norma Guevara de Ramirios
@guevara_tuiter

Saber que hubo tiempos en que los empresarios se creían dueños de otros seres humanos, ask que les encadenaban, sovaldi que les castigaban a latigazos, que hubo pues, esclavitud, feudalismo, y que hay un capitalismo salvaje debe llevarnos a tomar conciencia sobre la forma que asumen las relaciones sociales de producción. Es imperativo de justicia luchar por unas relaciones que tengan a la base el reconocimiento de los derechos humanos de todas las personas, y ver a la clase trabajadora como fuerza fundamental en la producción de la riqueza desigualmente distribuida.

Es  importante  ver  las luchas y las victorias de las y los trabajadores a lo largo del tiempo y honrar la memoria de aquellos que se sacrificaron por logros que ahora se tienen y se convierten en derechos laborales, como las jornadas de ocho horas, la licencia por maternidad a las mujeres, derecho a la salud, a una pensión por invalidez o por vejez, y muchas otras. En El Salvador, cada uno de los derechos laborales representó un logro de generaciones de trabajadoras y trabajadores organizados que asumieron con valentía ser la voz y movilizarse en defensa de las aspiraciones populares. Es justo reconocer y felicitar a los obreros, maestros, campesinos, médicos, enfermeras, que a lo largo de la historia salvadoreña encabezaron batallas y lograron victorias en beneficio de la colectividad. Este 1 de mayo a todas y todos Felicitaciones.

Este 1 de mayo nos enseña que esa lucha por alcanzar niveles de justicia y bienestar para las y los trabajadores ha sido, es y seguirá siendo escabrosa, que aunque los tiempos cambian se encuentran esencialmente los mismos obstáculos: la mentira, la manipulación, las amenazas por quienes  niegan el avance  del pueblo como recurso para defender  privilegios.

La batalla por un salario mínimo justo de $300.00 en la ciudad y $250.00 en el campo es una exigencia en la cual se registra una postura en defensa del trabajador por parte del Gobierno y una dudosa representación de los intereses de los trabajadores por quienes ostentan la representación  laboral en el Consejo  de Salario Mínimo.

Otra batalla de enorme valor en defensa de los intereses de la clase trabajadora es la que el Gobierno, encabezado por Salvador Sánchez Cerén y los diputados y diputadas del FMLN libramos por darle sostenibilidad y garantía de una pensión digna. Ello requiere revertir parcialmente el modelo privatizado que asegura ganancias a las AFP y obliga al Estado a endeudarse para pagar pensiones, prestando al mismo fondo de pensiones. Esta batalla que se da en la Asamblea Legislativa enfrenta una vil campaña de mentiras  de quienes se presentan como defensoras de las y los trabajadores, y en verdad solo defienden las millonarias ganancias que la privatización les ha proporcionado a lo largo de 18 años.

Salario justo y pensión digna! Es una consigna que une estas dos batallas  que libramos en defensa de la clase trabajadora, es la continuidad de la lucha que otras generaciones libraron antes.

Salario justo que corresponda al aporte del trabajador especialmente privado, salario justo que le permita comprar para comer y vivir modestamente y con dignidad, salario justo porque está demostrado que la productividad del trabajador salvadoreño es mayor a la de países vecinos que gozan de mejores salarios.

La pensión en cualquier país guarda una relación directa con la calidad del salario, y en nuestro caso porque el modelo engendró desde su propio origen un mecanismo destructor que nos acerca a la situación en la cual ni los jubilados actuales, ni quienes lleguen a la condición de jubilarse podrían gozar de una pensión. Los  privatizadores se aseguraron de quitar una porción del salario  a cada cotizante, de ahorrar y dejar que las AFP inviertan lo ahorrado prestando al gobierno para que le de dinero y pagar. Ese ciclo no puede ser eterno y obliga a buscar un mecanismo que garantice por sí mismo  una base para el pago de las pensiones.

Una buena parte de organizaciones laborales han expresado su apoyo a la reforma y es más, demandan la reversión completa de la privatización, pero estas voces que sí comprenden la realidad deben elevarse más alto para que quienes hoy niegan apoyo, comprendan que sí un cambio favorece a la mayoría, este merece el respaldo de diputados y diputadas.

Ojalá  pronto estas batallas  logren el éxito. Debemos trabajar unidos como expresión clara de que las luchas de la clase trabajadora son continuas. El Salario, los impuestos son mecanismos de distribución de la riqueza, que es el germen de la injusticia, de la desigualdad y de muchos problemas sociales. Como decía el compañero Schafik Hándal: LA LUCHA CONTINÚA.

A %d blogueros les gusta esto: