web analytics
lunes , 20 noviembre 2017
Inicio » Portada » De la locura al desquicio
De la locura al desquicio
Con dos goles de Sebastián “El Loco” Abreu y uno de Gerson Mayén, Santa Tecla derrotó 3-2 a Alianza y se consagró campeón del Torneo Apertura 2016. De esta forma, Santa Tecla suma su segundo título en la Primera División Salvadoreña. Foto Diario Co Latino/ Juan Carlos Villafranco.

De la locura al desquicio

Santiago Leiva
@DiarioCoLatino

Ganó el mejor. Ganó Santa Tecla. El cuadro perico impuso sus condiciones y se llevó una salomónica victoria y corona ante un Alianza que sufrió de Alzheimer, y terminó desquiciado por un “loco”.

Sebastián “el Loco” Abreu se despidió de El Salvador convertido en el “Grinch” para una hinchada capitalina que soñaba con celebrar una blanca navidad.

Fue una tarde de locura, festejo y frustración. Alianza impuso condiciones en las gradas del Cuscatlán, pero el juego fue verde como el césped del coloso de Monserrat. Ganó Santa Tecla porque el “Loco” anda suelto y porque tiene a un técnico candidato a manicomio.

De esta final se puede tachar o derramar “chelito” sobre los primeros 45 minutos, pero también lo feo merece registrarse en la historia. El primer cuarto de hora fue como centro capitalino en tiempo de navidad:

un juego ríspido, sucio e intransitable. Demasiado músculo y muy poco cerebro en la zona ancha.

En adelante, Alianza tuvo demasiados grises y no encontró ruta de evacuación. No le funcionaron los ventiladores y tampoco tuvo aire

acondicionado. Ni Juan Carlos Portillo por izquierda ni Óscar Cerén conseguían abanicar el juego blanco y en ataque Rodolfo Zelaya estuvo bajo arresto.

A ratos, Herbert Sosa intentó dirigir el tráfico, pero no pudo ante un equipo gremial, un equipo de suela desgastada y con espíritu de

mosquetero. Fue solemne y equilibrado Santa Tecla con y sin balón, y eso lo llevó a sumar credenciales para hacer músculos al levantar la copa.

El camino al título para los “verdes” se pintó en el horizonte desde el ´45+1. Gerson Mayén, en plan de abanderado durante todo el episodio, descorchó el festejo.

El creativo aprovechó un mal rechace de Cerén en la última jugada para mandar la pelota al fondo de la red. Había que poner la bandera en el montículo después de colonizar el medio campo durante media hora. Se

imponía finalmente el 4-5-1 de Ernesto Corti sobre el muñeco dibujado por Milton “el Tigana” Meléndez.

Antes del gol, William Maldonado había amenazado al portero Óscar Arroyo con un remate que contuvo a dos tiempos y Sosa había sacado un misil apenas desviado de la portería de Joel Almeida.

Al regreso de los camerinos, Alianza tuvo lapsus de lucidez para, en un abrir y cerrar de ojos, empatar y remontar la desventaja. Alex

Larín dejó sin casa a las arañas al sacar un zurdazo de tiro libre con tanta colocación que la pelota y Almeida terminaron en gol.

La diana, al ´49,  inyectó cafeína a la hinchada blanca que pasaríaluego de la sonrisa a fruncir el ceño. Es que el 2-1, conseguido por

Fito Zelaya al ´55, anunciaba que la capital tendría “verbena” antes de navidad. Parecía que Santa Claus le daría la “12” a la afición

paquiderma.

Y tuvo Sosa la ocasión para ponerle una estrella más a la camisa blanca, pero desperdició el 3-1 al fallar un mano a mano ante Almeida.

Esa equivocación tuvo tanto peso, como la lectura de juego que hizo “el Tigana”. Ni uno de los cambios rindió ni fue el revulsivo esperado.

Le ganó en estrategia Corti al mover las piezas de su ajedrez y al final se llevó la partida. El estratega sudamericano puso toda la carne en el asador con los ingresos de Sergio Sousa, Gilberto Baires y Léster Blanco. Fue este tridente el que desquició a la zaga blanca y

el que contribuyó para que el “Loco” Abreu se desatará y sacara su mejor arma: la cabeza.

El ariete uruguayo aprovechó el cobro de un tiro libre al ´78, para decretar el 2-2 y dejar en predicado a un Óscar Arroyo que se quedó a

medio camino. El golpe acabó de marear al Alianza y Santa Tecla aprovechó sus puños para rematarlo.

Léster Blanco, en el ´83, sacó un remate al poste y un minuto después Joel Aguilar Chicas avaló anular un gol a Abreu por una falta sobre Fabricio Silva.

El título, sin embargo, estaba ya apartado para los tecleños y el mismo Abreu: al ´90, el “loco” anticipó a Rodrigo Rivera desde el cobro de un tiro de esquina y consiguió el 2-3 que vale para un título. La blanca navidad se había disipado como los elefantes dibujados en las nubes y que circularon en FB. Esta vez un “Loco Grinch” arruinó la navidad de la hinchada blanca.

A %d blogueros les gusta esto: