web analytics
lunes , 11 diciembre 2017
Inicio » Suplemento Deportivo » La Liga récord de Guardiola, una alegría rodeada de frustración
La Liga récord de Guardiola, una alegría rodeada de frustración
Jugadores del Bayern Múnich festejan el título de la Liga Alemana. Foto Diario Co Latino/Agencia

La Liga récord de Guardiola, una alegría rodeada de frustración

Berlín/dpa

Fue una celebración prudente: Josep Guardiola sólo caminó sonriente por la cancha. El Bayern consiguió otra Liga alemana de fútbol y un récord histórico, pilule pero el técnico español tiene claro desde su llegada a Múnich que su objetivo no estaba en Alemania, viagra sino en Europa. Y esa deuda quedó pendiente.

Es una sensación compartida en el universo del Bayern. Gran parte de la temporada del club y el legado de Guardiola quedaron truncados el pasado martes con la tercera eliminación consecutiva en semifinales de Liga de Campeones, ahora ante el Atlético de Madrid.

La Liga ganada y dada por hecho desde hace meses- mitiga sólo a medias la frustración.

“Si piensan que he fracasado, escriban que he fracasado”, dijo Guardiola antes de conquistar el título.

“Si la valoración de mi paso por el Bayern es si gané o no la Champions, entonces he fracasado. Si la gente piensa que he fracasado, lo debo aceptar”, insistió.

En realidad fue el propio Guardiola quien respondió el martes con un “tal vez” cuando le preguntaron si el adiós a la Liga de Campeones convertía en fracaso sus tres años en Alemania.

La conquista de la Bundesliga y la rueda de prensa previa al partido quedaron envueltas en un raro ambiente de crispación después de que se filtrara una pelea entre Guardiola y el cuerpo médico del club tras el partido con el Atlético.

El incidente sirvió de disparador para que el entrenador español, consciente de que sólo le quedan un par de partidos en Múnich, se desatara con reproches que parecían acumulados desde mucho antes.

“La gente que habló quiere disparar contra mí. Esto ha pasado muchas veces en estos tres años”, lanzó.

Habrá que esperar a que los nubarrones se disipen para apreciar en su justa medida el legado de Guardiola.

Y es que las denuncias de conspiraciones, traición y fracasos eclipsan un título que tiene en realidad peso histórico: es la primera vez que un equipo gana cuatro Ligas consecutivas en 50 años de historia del torneo.

Guardiola es además el técnico del Bayern con mejor promedio de puntos en el torneo: 2,54 en los 101 partidos que cumplió.

El dato explica que, paradójicamente, fuera el propio técnico quien ayudó a restarle importancia al torneo al haber convertido al Bayern en un equipo arrollador y sin rival en Alemania.

La Bundesliga ganada por Jupp Heynckes en 2013 llegó tras dos campeonatos seguidos del Borussia Dortmund.

La conquistada el sábado, en cambio, sabe ya a rutina. El Bayern la ganó con ocho puntos más que el Dortmund a falta de una jornada, una diferencia de 61 goles a favor y sólo dos derrotas en 33 fechas. El triunfo final no pareció nunca en duda. También Guardiola contribuyó estos años a subestimar la Bundesliga y fijar la conquista del título europeo como criterio para evaluar su paso por Alemania.

“La Champions es como una buena comida en un restaurant bonito. La Bundesliga es como comer hamburguesa o pizza todos los días”, dijo ya en su primera temporada en Múnich.

El traspié con el Atlético sentenció el menú del técnico. Condimentado con otra Copa y reposado con un tiempo de distancia, podría volver a parecer sabroso para un técnico que en tres años ganó seis títulos (o siete, con la posible Copa).

Por ahora, la Bundesliga apenas endulza a medias una semana amarga.

A %d blogueros les gusta esto: