web analytics
martes , 21 noviembre 2017
Inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » La idea de filosofía y metafísica en Xavier Zubiri
La idea de filosofía y metafísica en Xavier Zubiri

La idea de filosofía y metafísica en Xavier Zubiri

Rossel Montes

Filosofo hondureño

 

Xavier Zubiri fue un filósofo vasco, de los más importantes, original y trascendental no solamente de España del mundo de posguerra, sino del siglo XX, y después de la muerte de Ortega, fue el maestro de toda una generación de pensadores y de una creación categorial, antropológica, metafísica y teológica de los niveles de Husserl o Heidegger.  Nació en San Sebastián España el 4 de diciembre de 1898 y murió en 1980. Estudia teología y filosofía con Ortega y Gasset quien le dirigirá su tesis en 1919. Se ordena sacerdote y 4 más tarde gana la cátedra de historia de la filosofía. En 1929 marcha a Friburgo para estudiar fenomenología con Husserl y Heidegger. Estudia física con Louis de Broglie y filología con Émile Benveniste.

La influencia de Husserl y la fenomenología fue determinante para los comienzos de la metafísica y el pensamiento sobre la realidad que el joven Zubiri llegará a desarrollar. La fenomenología dirá Husserl es un giro hacía las cosas mismas, un intento de superar el psicologismo de la filosofía de la época. Husserl influenciará epistemológicamente a las ontologías vitalistas y a los existencialismos del siglo XX, tanto a Heidegger, Camus, Sartre, Marcel, Arendt , Levinas y en América latina a la filosofía de la liberación con el profesor Enrique Dussel.

 

La publicación de Ser y tiempo en 1927 tuvo un impacto en la filosofía de Ortega y Zubiri. Ortega llegó a decir que al fin había encontrado los fundamentos para su ontología de la vida manejada desde el ratiovitalismo.  En meditaciones del Quijote Ortega parece anticipar algunos postulados de Ser y tiempo a decir de algunos comentaristas y analistas de la obra Orteguiana.  Pero Gustavo Bueno, el profesor de la escuela de Oviedo asevera que no se puede equiparar a Ortega con Heidegger ni Husserl, haciendo alarde de pedantería el señor Bueno.

El Ser y tiempo de Heidegger intentará superar los problemas dejados por la metafísica de la modernidad y la irrupción de la subjetividad. La modernidad se olvidó del ser según Heidegger y se enfrascó en la existencia óntica de las cosas y las existencias, en términos kantianos, puramente fenoménicos.

La gran novedad filosofía de Zubiri será un intento gigante por superar los subjetivismos extremos de la modernidad y el realismo ingenuo de los materialismos. En Zubiri ya se teje una nueva y original idea de realidad que será desarrollada por Ignacio Ellacuría como filosofía y teología de la liberación, aunque Ellacuría hace tremendos malabares teóricos para sacar de Zubiri categorías meta-políticas ya que Zubiri casi poco o nada hablo de política. ¿Pero que teoría política no necesita de una filosofía primera?. Los giros hermenéuticos de la filosofía y los surgimientos de ontologías políticas lo demuestran con autores como Arendt, Castoriadis, Laclau, Zizek y Moufee.

Para Zubiri no será el ser el problema fundamental de la metafísica, es decir no será ontológico el asunto a resolver, sino que será estrictamente metafísica, es decir, un estudio de lo real en cuanto real. Zubiri entiende la realidad como la realidad radical,  donde el daseín, el ser que se piensa a sí mismo, el animal de realidades en Zubiri se las ingenia con la realidad, que será de suyo.Para Zubiri toda la filosofía es metafísica, pero no metafísica en el sentido tradicional del termino: estudio del ser y el ente. Aunqué no lo hace de la misma forma de Husserl, Zubiri siguel el llamado husserliano de ir a las cosas mismas, comenzando por la realidad. Zubiri al ocuparse por la realidad en cuanto real, se preocupa por la realidad última del hombre, y no es otra que la realidad histórica del hombre. La categoría de “realidad” ocupa un puesto importante en la filosofía de zubiriana, ya que se opone a la ontología fundamental de Heidegger. Zubiri argumenta que todo lo que hay coincide con ser realidad, no sustancia, ni ser, ni idea, la realidad radical de Ortega no es la conciencia ni la naturaleza sino la misma realidad. Y realidad no es en Zubiri ni categoría ontológica ni epistemológica sino que sistema.

Zubiri nos dice: La filosofía es eterna repetición y sin embargo es siempre distinta, porque nace de la soledad. Una soledad que no es la cartesiana del replegarse sobre sí mismo, ni la  hegeliana de no poder salir de si, sino la melancólica soledad aristotélica: quien se ha sentido radicalmente solo es quien tiene la capacidad de estar acompañado

La filosofía es un eterno retorno de la mismisidad y la diferencia, el ser se torna demasiado obvio pero ininteligible. A pesar como dice Eduardo Nicol que y mucho antes Kant que es casi imposible fundar o fundamentar una ciencia del ser, es decir una radical forma metafísica de pensar Zubiri junto con Heidegger se niegan a aceptar que la metafísica muera y sea tratada como perro viejo antes las ciencias positivas y el pensamiento neopositivista y la reificación y fetichización  de los hechos concretos.El problema metafísico radical que al igual que en Heidegger Zubiri intentará resolver o meditar será el giro antropológico de la metafísica, en Heidegger será el Da-seín, en Zubiri el hombre como animal de realidades y junto a sus preocupaciones teológicas con el problema teologal del hombre. Metafísica y antropológia se unifican en Zubiri para dar respuestas des la existencia onto-teologal, histórica y antropológica del hombre. La metafísica es algo que le acontese al hombre por el hecho de ser hombre. Es el acontecimiento en el cual el animal humano, a diferencia del resto de lso animales, sobrepasa todos los horizontes inmediatos de los real, es decir, el mundo. Por esa apertura, el hombre es un animal metafísico. Podemos ver que Junto  Heidegger y Zubiri y el giro tanto linguístico y antropológico de la metafísica se superan los bizantitas discuciones sobre el ser y el no ser, de un ser encerrado en la mismisidad como diría levinas o en la ontología del yo cartesiano como diría Dussel.  Ya no tenemos una metafísica ni ontología del ser en general, sino que fundamos una metafísica, un pensar trascedental sobre la práxis, sobre el hombre y su entorno.

Otra vez Zubiri:  La filosofía no reflexiona primariamente sobre los datos que le ofrecen las ciencias en cuanto son “datos para un problema”, sino en cuanto son “datos de la realidad”.…si los datos sensibles no poseyeron el momento de realidad ¿de dónde los iba a sacar la inteligencia? Tendríamos con la inteligencia ideas” pero jamás la realidad

La filosofía no será para Zubiri ni fenomenología (Husserl) ni ontología (Heidegger) sino que será estudio de lo real en cuanto real, es decir metafísica. La realidad radical ante la cual el hombre se enfrenta.  La filosofía será metafilosofía por su lugar en  los saberes de segundo grado (G.Bueno) la filosofía hace meta-reflexión sobre los problemas últimos de la realidad, y no se queda en la realidad –objetiva-sensible de las ciencias positivas,  si la filosofía hiciera o intentara esta faena, moriría ipso facto. Afortunadamente todos los que han querido asesinar a la metafísica han terminado haciendo metafísica o ontología como lo hace el profesor Mario Bunge que actualmente intenta fundamental una ontología desde la física y las ciencias duras, lo cual junto a su crítica a los existencialismo y las filosofías irracionalistas del siglo XX se mete el saco de los grandes defensores de la  razón moderna o la razón instrumental parafraseando a Adorno y Horkheimer. La ciencia se ocupa de como ocurren los fenómenos, la metafísica busca las conexiones y fundamentos trascedentales de las cosas.  Zubiri argumentaba junto a De Broglie que la metafísica actual es la física del futuro ya que la metafísica es una metadisciplina de la física y entre éstas existe una complementariedad en la busqueda  de lo que es la realidad.

 

La realidad es como una estructura dinámica. La realidad es dinamicidad e historicidad estructurada para Zubiri, y es notable los puntos de encuentro con la ontología como creación de Cornelius Castoriadis, que entendía el problema del ser como creación infinita, fuera de toda determinación grosera y objetivante a la cual la razón moderna nos tiene acostumbrados, la ontologías heredadas como él las llamaba. La realidad es una creación abierta donde nuevas esencias emergen a la realidad. La realidad es esencialmente dinámica y su dinamismo consiste en un constitutivo dar de sí. Toda realidad es en sí dando de sí, dinamismo que se expresa en los distintos tipos de notas de cada cosa y entre las cosas reales entre sí.  Harán falta más estudios sobre Zubiri y Castoriadis, porqué incluso sobre Zubiri y Heidegger los hay pocos y en Latinoamérica son escasos y Honduras nulos.

En Sobre la esencia, obra de madurez de Zubiri donde hace sus planteamientos casi definitivos, luego de una larga vida de meditación y estudios fenomenológicos y ontológicos asevera que la esencia es lo que hace que lo real sea “tal” como es.  Podría decirse que con Zubiri la filosofía pasó a ser metafísica y porqué no, una ultra-física de lo real. Zubiri fue uno de los grandes metafísicos del siglo XX que junto a Heidegger rompieron los viejos esquemas de las meta-filosofías de la modernidad.  Es necesario volver sobre los grandes pensadores integrales del siglo XX.¿ Cuándo en Honduras tendremos a nuestro Ortega o Zubiri? No lo sabemos, pero cada uno debe aportar un grano de arena para el desarrollo del conocimiento.

 

El Progreso Yoro 9 de agosto de 2014

 

Bibliografía

Filosofía y metafísica en X. Zubiri. María Lucrecia Rovalett

Escritos filosóficos. Ignacio Ellacuría.

Metafísica desde latinoamérica. German Marquinez Argote.

Los problemas fundamentales de la metafísica occidental. X. Zubiri

 

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: