web analytics
Lunes , 24 Julio 2017
Inicio » Articulos » La fiebre no está en las sábanas

La fiebre no está en las sábanas

LOCUTOR A continuación, click nuestro habitual espacio “El consultorio sexual de la doctora Miralles”.

DOCTORA Amigas, tadalafil amigos, me han dicho que en este consultorio estamos corrompiendo a la juventud. Que estamos banalizando un problema tan serio como la masturbación. ¿Será verdad?

MUCHACHO ¡Mira, mira, ahí va el gordo!… (A CORO) ¡Gordo, cara e’ nalga!… ¡Gordo, cara e’ nalga!… (RISAS)

DOCTORA Veamos este caso. A este chico gordito lo tienen acomplejado en el colegio. Se burlan de él, nadie lo invita a jugar ni a salir… ¿Qué hará este muchacho? Seguramente meterse al baño y masturbarse.

HOMBRE (FILTRO) ¿Ya ve usted, doctora? Si ese gordito sigue así, se va a enfermar. Es que la masturbación es algo terrible.

DOCTORA Espérese, mi amigo, no confundamos las cosas. Este muchacho tiene un problema. Pero su problema no es la masturbación, sino su baja autoestima, su inseguridad. La fiebre no está en las sábanas.

HOMBRE No la entiendo bien, doctora. ¿Qué quiere decir usted?

DOCTORA Quiero decir que la masturbación no es la causa, sino el efecto. Igual que un desempleado va a la cantina para calmar su ansiedad y se gasta el poco dinero que le quedaba. En vez de resolver un problema, ahora tiene dos.

MUJER Eso que usted dice es la purita verdad, doctora. Fíjese, un vecino mío tiene un hijo demasiado tímido, como el gordito de su historia. No sabe relacionarse con nadie y menos con las chicas. El papá está llevándolo con algunas fulanas de ésas a ver si espabila…

DOCTORA Pero eso es todavía peor. ¿Cómo va a hacer eso? Lo van a hundir más a ese muchacho… ¡qué disparate!

DOCTORA ¿Aló?

JOVEN (NERVIOSO) Sí… Doctora, dígame qué hago, entonces…

DOCTORA Pero dime antes quién eres.

JOVEN El gordito.

DOCTORA ¿No me digas?… ¿Estabas oyendo la radio… en el baño?

JOVEN Yo siempre la oigo a usted, doctora, porque usted es la única que habla claro en este mundo…

DOCTORA Gracias, gracias. Tampoco hay que exagerar. En fin, ya veo que tú eres un exagerado en todo… hasta con la “manuela”.

JOVEN Aconséjeme, doctora.

DOCTORA Lo primero, no sentirte culpable. No te angusties. Y ve al baño todas las veces que quieras. Pero también tienes que hacer otras cosas.

JOVEN ¿Cómo qué, doctora?

DOCTORA Ser más positivo. Hacer deportes. Anímate a invitar una chica a tomar un helado.

JOVEN ¿Y… si se ríe de mí?

DOCTORA No se va a reír. No pienses que las cosas te van a salir mal. ¿Sabes qué? Invita a una gordita. Ella no se va a reír. Ya verás que, poco a poco, vas venciendo esa timidez… y vas menos al baño.

JOVEN Gracias, doctora, usted es lo máximo.

DOCTORA Lo máximo son ustedes, amigas y amigos del consultorio. ¡Chao!

Bilbliografía

http://www.enplenitud.com/nota.asp?notaId=329

A %d blogueros les gusta esto: