web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Fantasmario » LA DERROTA DE ESTADOS UNIDOS EN SIRIA MARCA CON TODA CLARIDAD QUE EL IMPERIALISMO JAMÁS VOLVERÁ A SER FUERZA HEGEMÓNICA EN EL MUNDO.

LA DERROTA DE ESTADOS UNIDOS EN SIRIA MARCA CON TODA CLARIDAD QUE EL IMPERIALISMO JAMÁS VOLVERÁ A SER FUERZA HEGEMÓNICA EN EL MUNDO.

(Una luciérnaga contra el oscurantismo)

1.- EN EL AÑO 2013 CUANDO EL PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS BARACK OBAMA iniciaba su segundo periodo de gobierno aparecían en la prensa de Estados Unidos, y en no pocas cadenas internacionales, insinuaciones arrogantes hechas por altos jefes militares de ese país. Hablaban de que la “tercera guerra mundial” estaría por empezar. Que sería en el Medio Oriente. Otras cadenas recordaban que Estados Unidos tenía un plan para atacar a “7 países Árabes” en un determinado periodo. Destacaban que se trataba de “países con mayoría musulmana”. Decían que los países que participarían en tal guerra serían dirigidos por Estados Unidos, y su “súper ministerio de guerra”, la OTAN, conformado por una globalidad de “guerreros europeos”, acostumbrados a guerrear durante miles de años. El imperialismo “trató de servirles un plato que a su parecer les agradaría”: Una guerra que duraría largo tiempo. Los planes se les frustraron porque al final del cumplimiento del sueño yanqui estaban las fronteras de Rusia.

2.- DE ENTRE TODA LA DIVULGACIÓN GUERRERISTA DE MENTIRAS CRUZADAS DEDUJERON QUE SIRIA ERA PAÍS TERRORISTA y que diversos grupos de “ciudadanos demócratas sirios” denunciaban la presencia tiránica del presidente que ejercía el Gobierno. Se quitaron la careta y la Secretaría de Estado de aquel tiempo, Hilary Clinton, propaló la idea de que Siria necesitaba cambios políticos en el gobierno, y que el presidente Bashar al-Ásad debía irse de su país. Aquellas demandas de la Clinton y Obama recordaron la mañosa política imperialista de Estados Unidos aplicada en el Medio Oriente. En su momento dijeron que el legítimo presidente de Irak Sadam Hussein debía irse del país, ya que tenía armas de destrucción masiva. El grupo de potencias occidentales aplicó esa demanda contra el legítimo presidente de Libia Mohamed Al Gadafi. Nótese que Irak, Libia y Siria, eran tres países que tenían los más altos niveles de vida de toda su historia, y sus pueblos gozaban de ellos y vivían en paz. Irak, Siria y Libia eran productores de petróleo de las mejores calidades. Los pueblos advirtieron que aquellos pasos del imperialismo buscaban una política determinada: 1) Robar petróleo, 2) Obtener Dominio Geopolítico, 3) Desacreditar a la Ideología Musulmana, 4) Satisfacer odios racistas de Israel, y 5) Llegar a Rusia.

3.- LO QUE CARACTERIZÓ LA EMBESTIDA IMPERIALISTA EN EL MEDIO ORIENTE FUE: 1) Los procedimientos de crueldad militar y policial contra los pueblos invadidos. 2) El volumen de participación militar de los países intervencionistas. 3) El irrespeto al patrimonio cultural en aquellas naciones donde empezaron las civilizaciones de la especie humana. Y 4) El total desprecio al Derecho Internacional y a los organismos internacionales, ONU, que empezaron los presidentes republicanos y continuaron los presidentes demócratas.

4.- LOS 7 AÑOS DE ATAQUES DE VARIOS PAÍSES IMPERIALISTAS CONTRA SIRIA, los estados occidentales encabezados por Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Alemania, Arabia Saudita, Israel, Qatar, Turquía, etc. pusieron en práctica numerosas formas de robos de recursos, estratagemas políticos, etc. que se caracterizaron por ser invenciones mentirosas. Las víctimas en turno fueron el Estado de Siria, su ejército, su pueblo y su presidente. El mundo fue testigo de que el frente imperialista atacante calumniaba al presidente Bashar al-Ásad, pero su pueblo y ejército lo apreciaban y defendían más con las mejores formas de su patriotismo. Los pueblos del mundo se dieron cuenta de que la víctimas más tristes de la guerra imperialista era la población vulnerable: Niños, mujeres, enfermos, ancianos, que al estar siendo destruidas sus casas y ciudades, no tenían otra alternativa que abandonar el país, ya que los invasores les habían destruido hasta el último alimento para subsistir. De esa forma bajo las presiones de la guerra huyeron en su país 7.6 millones de personas, y más de 5 millones al extranjero, en calidad de refugiados mal vistos y despreciados por militares, políticos poderosos y la población xenófoba y racista, de los países donde buscaban refugio.

5.- ESTA SEMANA LOS PRESIDENTES DE SIRIA BASHAR AL-ÁSAD Y VLADIMIR PUTIN DE RUSIA se reunieron en Sochi, y ambos mandatarios trataron en su encuentro los principales puntos organizativos del proceso político, y la realización del Congreso de todos los Pueblos de Siria, que es la tarea política principal que garantizará la paz duradera de Siria. Esto es lo que sigue a la derrota sufrida por Estados Unidos, el DAESH, y todos los grupos del Estado Islámico, con sus planillas de mercenarios financiados y apoyados por occidente. Esto es lo último de la aventura del imperialismo y sus aliados en la guerra de agresión a Siria. Reiteramos que la lección es clara y que la derrota de Estados Unidos en Siria marca con toda claridad que el imperialismo yanqui jamás volverá a ser fuerza hegemónica en el mundo. El imperialismo debe indemnizar al pueblo de Siria por la destrucción de su bello país.

Baje libros gratis de mi página web www.tirsocanales.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: