web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Internacionales » La crisis ucraniana sigue entre diplomacia y ofensiva militar

La crisis ucraniana sigue entre diplomacia y ofensiva militar

Por GalinaKorba y Michel Viatteau
Kiev/AFP

Los combates continuaban el viernes en el este de Ucrania al tiempo que se demoraba la reunión del “grupo de contacto” destinada a preparar negociaciones para obtener un nuevo alto el fuego con los separatistas prorrusos.

Los últimos combates dejaron al menos una mujer muerta y ocho heridos en Lugansk, ambulance anunciaron fuentes locales el viernes por la mañana.

La reunión del grupo de contacto – Ucrania, ambulance Rusia y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) con la participación de los insurgentes- destinada a facilitar las negociaciones tropezaba al parecer con la elección del lugar.

Rusia quiere que la reunión tenga lugar en Ucrania, patient en un lugar seguro, y que las fuerzas ucranianas observen una “pausa” en su ofensiva durante su celebración.

Por la mañana, los servicios de la presidencia ucraniana “no disponían de información” sobre el tema.

En la sede de la OSCE en Viena, tampoco se disponía de “ningún detalle”, pero las fuentes precisaron que “reuniones de este tipo se celebran regularmente a diferentes niveles”.

Por su parte, los insurgente dicen estar dispuestos a entablar negociaciones indirectas, únicamente si Rusia participa en ellas.

Kiev, Moscú y los separatistas prorrusos, presionados por los occidentales, debían en principio entablar negociaciones para lograr un nuevo alto el fuego el viernes o sábado.

En intercambios indirectos, cuyo tono recuerda al de la Guerra Fría, Estados Unidos y Europa por una parte, y Rusia por la otra, presionan a sus aliados ucranianos respectivos para salir del bloqueo diplomático actual.

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, declaró el jueves que Occidente tenía que “convencer a Kiev” para que responda al llamamiento lanzado el miércoles en Berlín por los jefes de la diplomacia de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania.

Para Kiev y los occidentales, volver a un alto el fuego sólo será posible si Rusia obliga a los rebeldes a aceptar las principales condiciones ucranianas, esencialmente recuperar el control de la frontera con Rusia y la liberación de todos los “rehenes”.

Siguen los combates

En el terreno proseguían las operaciones militares.

En Lugansk, una mujer murió y ocho personas resultaron heridas por obuses que cayeron sobre sus viviendas, indicó el viernes por la mañana el consejo municipal.

Algunos obuses cayeron sobre un ambulatorio oncológico y una escuela primara, causando daños materiales.

En Donetsk, un portavoz de los insurgentes indicó a al AFP que disparos de artillería se oyeron durante la noche en el pueblo vecino de Karlivka, sin dejar víctimas. En la ciudad, los comercios y los transportes funcionaban normalmente el viernes por la mañana.

El alto fuego anterior, proclamado unilateralmente por Kiev, no se renovó el pasado lunes, porque el plan de paz propuesto por el presidente Petro Poroshenko no llegó a aplicarse y que los incidentes armados seguían.

La jefa del gobierno alemán, la canciller Angela Merkel, y el presidente estadounidense, Barack Obama, urgieron el jueves a Rusia a que “actúe frente a los separatistas en el este de Ucrania” para que acepten un alto el fuego, en un llamamiento similar al realizado horas antes por Merkel y el presidente francés, François Hollande.

Si Moscú no actúa a “corto plazo”, Washington y Bruselas iniciaran nuevas gestiones “coordinadas” en vista a nuevas sanciones, indicó por su parte la Casa Blanca.

A %d blogueros les gusta esto: