web analytics
lunes , 25 septiembre 2017
Inicio » Deportes » La copa se enfría
La copa se enfría
Elmer Robles y Agustín Ruiz festejan tras derrotar 3-2 a Panamá. Foto Diario Co Latino/FESFUT

La copa se enfría

Santiago Leiva

@Santileij

El Salvador dejó una diminuta luz de esperanza, una rendija minúscula en su camino al título de la Copa Pilsener 2017. La Azul playera se impuso con apuros 3-2 a Panamá y tendrá que derrotar mañana con goleada a Tahití si quiere arrebatarle el título.
Fue mejor el cuadro cuscatleco, pero tuvo demasiado trabajo para tumbar a un Panamá que fue su verdugo en las eliminatorias mundialistas. Volvieron a mostrar su fortaleza física los canaleros y eso complicó que los criollos llegaran al gol de forma tempranera.
El encuentro marcó un arranque de tú a tú, con atajadas y salvadas espectaculares de Eliodoro Portillo y Adalberto Guzmán, bajo los postes. Fueron ellos los culpables que el encuentro cerrara a cero el primer episodio.
En el segundo acto, Julio Watson abrió la cuenta para los panameños, pero Heber Ramos espantó los fantasmas con un remate cruzado que significó el 1-1, un par de minutos antes de completar los doce minutos.
En la etapa final, Elmer Robles ejecutó una jugada de riñón para vencer al meta José Victoria, quien había entrado al partido desde el segundo episodio.
El festejo, no obstante, duró muy poco, ya que en un saque de puerta Rafael García quebró a Elías Ramírez y venció a Portillo para el 2-2.
Pero había todavía suficiente tiempo en juego y Rubén Batres le sacó petróleo a un tiro libre con un misil que dejó para la foto a Victoria. Fue Batres quien fabricó el 3-2 y después solo hubo que esperar que el cronómetro se devorara los minutos restantes.
Mañana la Azul playera debe enfrentarse Tahití que da miedo: acumula 16 goles a favor y solo cuatro en contra. El Salvador, en tanto, contabiliza seis en contra y seis a favor.
Aplanadora
 
En el partido inaugural de la segunda jornada, la poderosa Tahití pasó el rodillo y dejó pintado a un Ecuador que no pudo ante la riqueza técnica y ofensiva de los oceánicos. Los sudamericanos, que derrotaron a El Salvador en la jornada inaugural, esta vez no pusieron ni las manos.
La superioridad de Tahití se puso de manifiesto desde el primer periodo que terminaron ganando 5-0, en el segundo lograron el descuento los ecuatorianos, pero los oceánicos volvieron a poner el pie en el acelerador y acabaron imponiéndose con paliza de 9-1.
Después del triunfo de ayer, Tahití se coloca como candidata indiscutible al título, y quizá ni la Azul playera  consiga frenar su poderío.
A %d blogueros les gusta esto: