web analytics
miércoles , 22 noviembre 2017
Inicio » Suplemento Deportivo » ¡La Copa Punok se quedó en casa!
¡La Copa Punok se quedó en casa!
La Escuela Seiken UES (al centro) logró el primer lugar de la IV Copa Punok Bushido Internacional 2017. Foto Diario Co Latino/ Ludwin Vanegas.

¡La Copa Punok se quedó en casa!

Diego Guzmán
@Diegoolguzman

El Salvador se proclamó campeón de la IV Copa Punok (antes Copa Inoue) Bushido Internacional 2017, y se confirmó por tercer año consecutivo como el rey del Karate Do a nivel regional.

Los cuscatlecos terminaron en el primer lugar del medallero general al cosechar 54 preseas de oro; el segundo lugar fue para Guatemala, que sumó 25 metales dorados y en el tercer lugar se ubicó Honduras, con seis preseas de oro.

Eso sí, en esta edición el trofeo de campeón no se le entregó a la delegación salvadoreña en general, sino que al dojo UES Seiken que, con 17 oros, fue el que más medallas aportó a El Salvador en la competencia.

Los karatecas salvadoreños más destacados del certamen fueron: Evelin Caballero, quien logró oro en Kata (formas) y en Kumite (combate); Gabriela Izaguirre, con oro en Kumite y bronce en Kata; Jorge Merino, quien consiguió el oro en Kumite; y Lissette Aguilar, con oro en Kumite +60 kilogramos.

Tras la competencia, Evelin Caballero dijo que la Copa Punok fue buen sparring previo al Campeonato Centroamericano de Karate Do, debido a que enfrentó a rivales de buen nivel y consiguió quedarse con la presea de oro.

“Estuvo bastante reñida la competencia, pero tuve la oportunidad de ganar el primer lugar en dos modalidades y esto me sirvió como fogueo; ya que dentro de dos semanas participaré en el campeonato centroamericano, en el cual volveré a pelear contra varias contrincantes”, expresó Caballero.

Por su parte, Gabriela Izaguirre se mostró conforme por los resultados obtenidos en el certamen, pese a que deseaba ganar también el metal dorado en Kata.

“Estoy muy feliz de lograr el oro en Kumite y, aunque lastimosamente no conseguí el objetivo en Kata, creo que es buen inicio de año para mí, ya que siempre me gusta poner en alto el nombre de El Salvador”, manifestó Izaguirre.

Mientras que Lissette Aguilar reconoció que, como seleccionada nacional, había grandes expectativas de ganar el oro y no defraudo, pues se ubicó en el primer lugar en kumite.

“Yo creo que, como atletas de selección, se cumplieron las expectativas que se tenían y me siento muy contenta de haber ganado la medalla de oro en la primera competencia del año”, dijo.

Tras la realización de la Copa Punok, El Salvador tratará de seguir al mando del karate regional cuando, en quince días, albergue el Campeonato Centroamericano CONDEKA.

A %d blogueros les gusta esto: