web analytics
martes , 12 diciembre 2017
Inicio » Deportes » La Copa del Rey viaja de polémica en polémica
La Copa del Rey viaja de polémica en polémica
El domingo se prohibirá el ingreso de las "esteladas" a la final de la Copa del Rey entre Barcelona y el Sevilla. Foto Diario Co Latino

La Copa del Rey viaja de polémica en polémica

Madrid/dpa

Antes fueron los silbidos al himno y ahora no se habla de otra cosa que de las llamadas “esteladas”, medicine  banderas de corte independentista que alimentaron una nueva polémica en vísperas de la final de la Copa del Rey del fútbol español.

La bola de nieve comenzó a formarse el miércoles, cuando el Gobierno español recordó que impedirá la entrada de las “esteladas” catalanas en el partido del domingo entre Barcelona y Sevilla, y hoy aumentó su volumen considerablemente con la intervención de los principales partidos políticos del país y del propio Barcelona, que recurrió la medida.

El Partido Popular (PP) enarbola la Ley del Deporte para impedir el acceso al Vicente Calderón con “esteladas”, aunque su reglamento no alude explícitamente a ellas.

El partido que gobierna en funciones España se ciñe a un artículo que habla de la prohibición de acceso a un recinto deportivo con banderas o símbolos “que inciten a la violencia o al terrorismo o que incluyan mensajes de carácter racista, xenófobo o intolerante”. La ambigüedad y el espacio para la interpretación fomentaron la discusión.

El Barcelona interpuso un recurso en los juzgados de Madrid para intentar impedir la prohibición de las llamadas “esteladas” basado “en la vulneración del derecho fundamental a la libertad de expresión y en la falta de fundamento de la medida porque presupone una voluntad ofensiva en la exhibición de estelades”, según explicó en un comunicado.

Y finalizó: “Con acciones como esta el FC Barcelona defiende y seguirá defendiendo la libertad de expresión de sus socios y aficionados”.

Hubo reacciones de todos los tipos durante la jornada y Javier Tebas, presidente de la patronal de clubes españoles (LFP) y un hombre que no suele rechazar la posibilidad de participar en una polémica, se alineó con las tesis gubernamentales.

“Hay que recordar que la Copa del Rey es un partido de Copa de España y que las esteladas en este tipo de partidos son símbolos que defienden la destrucción de España”, declaró.

El miembro del Partido Socialista Español (PSOE) Óscar López lo calificó como la “típica cortina de humo” del PP en campaña electoral para que no se hable de su gestión.

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, aseguró que no acudirá al palco de honor del Vicente Calderón en protesta por la medida y diferentes grupos independentistas catalanes llamaron a los hinchas a desafiar el mandato y llenar el estadio de “esteladas”.

Pablo Iglesias, el líder de Podemos, escribió en Twitter: “En los estadios deportivos debería prevalecer la libertad de expresión. Prohibir las esteladas no sólo es autoritario; es ridículo”.

Mientras, en las últimas horas tomó fuerza la posibilidad de que Josep María Bartomeu, el presidente del Barcelona, también renuncie a ver el partido en el campo.

“Es un síntoma más de que hay una enfermedad: buscar en un acontecimiento puramente deportivo derivadas atacando la libertad de expresión de nuestros socios”, aseguró hoy el vicepresidente del Barcelona Carles Vilarubí, quien dejó en el aire la posible ausencia de Bartomeu en el Vicente Calderón.

No hay año en el que la Copa del Rey no arrastre una severa polémica. En los últimos tiempos, las finales entre Barcelona y Athletic de Bilbao sembraron las horas previas de discusiones sobre los abucheos al himno español que luego se produjeron. Y ahora llega el conflicto de las “esteladas”.

Las discusiones aumentaron el volumen en contraste con la nula actividad deportiva. El Sevilla reposó la resaca tras la conquista de la Liga Europa y el Barcelona disfrutó de otro día libre. De nuevo, los políticos ocuparon el centro del debate antes de una final de la Copa del Rey.

A %d blogueros les gusta esto: