web analytics
Miércoles , 20 Septiembre 2017
Inicio » Suplemento Amigos » La Bella, la Bestia y el polémico ayudante gay
La Bella, la Bestia y  el polémico ayudante gay

La Bella, la Bestia y el polémico ayudante gay

Cordula Dieckmann
Múnich/ dpa

No son más que dos hombres bailando, pero la escena está haciendo correr ríos de tinta. Aunque apenas dura unos segundos, muchos ven en ella una apología de la homosexualidad nada adecuada para el público infantil. Y es que no hablamos de cualquier película, sino de la adaptación del clásico animado de Disney “La Bella y la Bestia”.

Así, la nueva versión en acción real que protagonizan Emma Watson y Dan Stevens llega este viernes a la cartelera internacional envuelta en una inesperada polémica. Rusia ha elevado la edad recomendada para verla a 16 años, mientras que en Malasia, después de que fuera censurada la escena en cuestión, se acaba de aplazar indefinidamente el estreno. Al parecer, incluso un cine en el estado norteamericano de Alabama habría cancelado por completo la proyección.

El motivo lo verbalizó muy claramente a principios de mes el diputado conservador ruso Vitali Milonov, quien se dirigió al Gobierno para quejarse de que “bajo la apariencia de un cuento se muestre un claro y vergonzoso pecado”. Disney, por ahora, no se ha pronunciado oficialmente sobre la polémica.

Ese cuento que en 1991 se conviritió en la primera cinta animada nominada al Oscar a la Mejor Película es de sobra conocido: para liberar a su padre, la joven y bondadosa Bella acaba prisionera en el castillo de la Bestia. Y mientras poco a poco ella empieza a descubrir otras caras del monstruo, su pretendiente, Gastón, parte en su búsqueda.

Junto a Gastón (Luke Evans) viaja su inseparable ayudante LeFou (Josh Gad), artífice del revuelo que envuelve al filme debido a sus inclinaciones homosexuales. ¿Y cuál es el problema? Al fin y al cabo, el cine y la televisión hace tiempo que reflejan temáticas y personajes gays. Además, encaja con la estrategia de Disney de liberarse poco a poco de viejos prejuicios.

Al igual que en el clásico animado, en la famosa escena de la cantina LeFou alaba a su amigo cantando aquello de “El más vivo es Gastón, el más pillo es Gastón/Tiene el cuello más fuerte que un toro Gastón/Y no hay otro más macho en el pueblo/Nuestro modelo y patrón”. Pero tras esas palabras para animarlo a causa del desdén de Bella podría haber implícito algo más.

LeFou “un día quiere ser Gastón y otro día quiere besar a Gastón”, explicaba el director, Bill Condon, en una entrevista con la revista LGTBI “Attitude”. “Está confundido y no sabe lo que quiere. Se está dando cuenta de lo que está sintiendo”. Al final, Disney es mucho más explícita cuando, imbuido por el sentimiento reinante, LeFou saca a bailar a un hombre. “Es un bonito momento exclusivamente gay”, en palabras de Condon. “Mucho más que orgulloso de esto”, escribía en Twitter Gad respondiendo a la pregunta de si realmente daba vida a un gay. También Evans comentaba en la revista “People” que esta revisión de “La Bella y la Bestia” es una película sobre la “inclusión”, que “tiene algo que ofrecer a todo el mundo”. Y lamentó que haya “mucho miedo ahí fuera” ante las cosas “que no entendemos y no conocemos”.

A %d blogueros les gusta esto: