web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Deportes » Klopp rechaza el karma en las finales
Klopp rechaza el karma en las finales
Jürgen Klopp, técnico del Liverpool. Foto Diario Co Latino/Archivo

Klopp rechaza el karma en las finales

Basilea/dpa

Jürgen Klopp está atravesando un verdadero “karma” con las finales. Desde que el Borussia Dortmund bajo su conducción goleó 5-2 al Bayern Múnich en la definición de la Copa alemana de 2012, sale el entrenador alemán del Liverpool encadenó cinco derrotas consecutivas en encuentros decisivos.

Desde aquella goleada histórica en Berlín, seek que además significó el doblete para el Dortmund, cialis Klopp no paró de sufrir frustraciones en los partidos definitorios. Sin embargo, no cree que sea injusto lo que le está sucediendo

“Injusto no lo creo. Hay cosas más importantes en la vida que el fútbol. No creo que Dios haya establecido dejarme llegar a cada final y después darme un golpe cada vez”, reflexionó Klopp tras la caída del Liverpool 3-1 ante el Sevilla en la final de la Liga Europa.

La primera gran frustración para el entrenador de 47 años se dio en la Liga de Campeones de 2013, cuando el Bayern Múnich se tomó revancha de aquel baile en el estadio Olímpico de Berlín y se quedó con el título en Wembley, con un recordado gol del holandés Arjen Robben cuando el juego parecía irse a tiempo extra.

“A veces el camino es sólo un poco más difícil. Tuve mucha suerte en mi vida, estoy sentado aquí y soy entrenador del Liverpool. No creo que sea una persona infeliz o que la vida no haya sido justa para mí”, destacó Klopp tras la caída en Basilea.

Para el técnico, las dos siguientes finales perdidas fueron en la Copa de Alemania. En 2014, el verdugo del Dortmund volvió a ser el Bayern, que aprovechó sus ocasiones para imponerse 2-0 y llevarse de nuevo el trofeo.

En 2015, cuando se podía despedir de la mejor manera del BVB tras anunciar su salida al final de la temporada, resultó el Wolfsburgo el responsable de la frustración de Klopp. Por más que el Dortmund dejó en el camino al Bayern en semifinales, una caída 3-1 ante los “lobos” significó la despedida sin gloria para el entrenador.

Ya con el Liverpool, la primera ocasión de levantar un trofeo fue en la Copa de la Liga. Esta vez, la mala puntería en los penales de sus futbolistas, lo privó del festejo, después de un empate 1-1 con el Manchester City. Sólo Emre Can pudo anotar desde los once metros y el conjunto dirigido por Manuel Pellegrini se impuso 3-1 en los penales para quedarse con el título.

Tras la quinta final perdida, Klopp, fiel a su estilo, no quiere bajar los brazos. “Hoy no estoy feliz, eso es correcto. Sin embargo, vamos a continuar, yo voy a seguir y en el futuro habrá una próxima final. Hay problemas más grandes en la vida que esto”.

A %d blogueros les gusta esto: