web analytics
viernes , 15 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » Karla Zelaya : “Es mejor morir luchando, que morir de rodillas”
Karla Zelaya : “Es mejor morir luchando, que morir de rodillas”
Karla Zelaya, periodista y activista social. Foto Diario Co Latino

Karla Zelaya : “Es mejor morir luchando, que morir de rodillas”

@GloriaCoLatino

Karla Zelaya es periodista egresada de la Universidad Autónoma de Honduras, cheap a sus 25 años de edad, medical tomó la decisión de cambiar su profesión para lanzarse como activista social dentro de la “Plataforma Agraria”, look un grupo de organizaciones unificadas en la  defensa de  los pueblos campesinos que son afectados con megaproyectos o despojados de sus  territorios como los   garifunas en la costa Norte de Honduras.

“Estamos en El Salvador para crear espacios de convivencia con Honduras, porque  como ya sabrán vivimos una situación difícil para el movimiento social y en especial  contra líderes y liderezas, es por esto que esperamos poder contar con la solidaridad centroamericana”, dijo.

Sin titubeos,  Karla afirmó, que la vida de muchos corre un fuerte riesgo, por las acciones de represión o el sicariato selectivo a líderes y liderezas, piezas importantes como Berta Cáceres, “como un compañero mencionó es mejor morir luchando, que morir de rodillas”, expresó a Diario Co Latino en exclusiva.

¿Cuál es la situación del movimiento social en Honduras?

-Se vive una situación difícil desde hace muchos años, porque la lucha del movimiento social ha sido constante pese a que nos están arrebatando a liderezas o líderes muy importantes, como Berta Cáceres que fue una mujer que luchó hasta el último momento de su vida por la defensa de los recursos naturales en Honduras y fue asesinada.

Sobre el movimiento social en Honduras tratamos que las luchas no sean por separado, siempre buscamos que sean conjuntas aunque los campesinos luchamos por acceso a la tierra y los pueblos indígenas contra el despojo de sus territorios como lo está haciendo el pueblo garifuna ( habitan la costa Atlántica en los departamentos de Cortez, Atlantida, Colón, Gracias a Dios e Islas de la Bahía), pero al final nos juntamos, porque tenemos las mismas demandas sociales y de país.

¿Cómo ha sido la lucha social en Honduras?

-Puedo decir, que no ha sido una lucha fácil porque vemos que el Sistema (gobierno) nos criminaliza, nos reprime y nos asesina de forma constante, pero seguimos de pie y principalmente en esta lucha nos estamos sumando las mujeres.

¿Cuál es la incidencia de las mujeres en la lucha social?

-Hoy tenemos mucha representatividad las mujeres indígenas, campesinas y garifunas en estos espacios y eso sumamente importante que las mujeres no solo contemos como miembros de grupo sino que, participamos  en los espacios donde se toman decisiones activas para el país.

¿Cómo participan en este colectivo?

-Nosotros somos la “Plataforma Agraria” en Honduras que articula a organizaciones campesinas,indígenas, cooperativistas y nacimos por la necesidad de crear espacios de coordinación y alianzas para hacer incidencia frente al gobierno nacional y los locales.

La lucha principal de la Plataforma Agraria es por el acceso a la tierra, la defensa de los recursos naturales, y la protección de los territorios que sabemos que, es una lucha  y que cada día, se agudiza más; porque hay compañeros campesinos de la Guam que los han  criminalizado y otros tantos han sido asesinados.

Nosotras sabemos que hay que cuidarlos y salvaguardar las vidas de todos y todas porque en el país es más crítico para la lucha popular.

Es como una limpieza social y ahora han incluido a los estudiantes, cuando ellos decidieron sumarse a las luchas sociales, así como las mujeres campesinas.

¿Qué impacto ha tenido para el movimiento social hondureño el asesinato de Berta Cáceres?

-Hay más de 4 mil compañeros que tienen medidas sustitutivas por usurpación de tierras y otros 123 compañeros con medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pero no sirven de nada, y lo asumimos con el asesinato de la compañera Berta, ella  tenía este tipo de medidas y no se cumplieron por el gobierno hondureño.

¿Por qué?

-Porque el gobierno lo único que hace es mandar un policía o un militar a  que ande con la persona, o que vigile su casas pero eso no garantiza la vida de lidereas o líderes.

Los campesinos de Marcala por ejemplo luchan en el Valle de Sula con los proyectos de caña que son monocultivos que afectan la salud, pero están siendo reprimidos y asesinados. Esa es la realidad y luchamos con lo que tenemos.

¿Cuál es la situación con las transnacionales mineras?

-Honduras es uno de los países que más concesiones  ha dado su gobierno, a las empresas mineras hay departamentos como Santa Bárbara o Lempira que están totalmente concesionados y es una lucha que la compañera Berta Cáceres y los compañeros del COPINH (pueblo Lenca) han tenido constantemente.

Es un monstruo contra el  que peleamos día a día, y es peor  porque al gobierno no le interesa consultarle a las comunidades estos proyectos y prefieren seguir entregando concesión tras concesión a estas  transnacionales que únicamente vienen a destruir nuestros recursos naturales, los bosques y el medio ambiente.

Mi familia no es agricultora pero al graduarme de periodista presté un voluntariado con unas organizaciones y comencé a involucrarme con la vida que viven los campesinos que me formó mi convicción social. En el Bajo Aguan en la zona Norte en el departamento de Colón, municipio de Tocó, la situación de la niñez, mujeres y jóvenes es muy difícil y es un grupo que lucha fuertemente tan así, que  casi nos han decretado oficialmente el “departamento rojo”, por todas las luchas a nivel nacional, solo ahí hay más de 150 campesinas y campesinos asesinados.

¿Cuál es el futuro que ustedes vislumbran al final de esta lucha?

-Nosotros seguimos trabajando  y estamos preparando  los “relevos generacionales” porque estamos hoy aquí, pero mañana pueda que ya no, entonces necesitamos jóvenes que levanten el estandarte de esta lucha de un pueblo, para que no terminen sin la transformación a otra realidad más solidaria e inclusiva.

El bajo Aguan lucha contra la minería y protección del medio ambiente ahí  tres trasnacionales con la que estamos en lucha abierta, porque despojaron de la tierra a los campesinos  al aprobar un marco jurídico en los años noventa a través, del gobierno de Rafael Leonardo Callejas; así como la lucha contra monocultivos como la Palma Africana, la Caña de Azúcar y el Banano, y convirtieron a esos campesinos en jornaleros de esas transnacionales.

Y también estamos en la lucha para que el actual presidente  (Juan Orlando Hernández) no pretenda quedarse otro  4 años más en el poder, como ya se dejó entrever.

Nosotros seguiremos haciendo la lucha en las calles y  denunciando a nivel nacional e internacional lo que está sucediendo con el pueblo de Honduras.

Sabemos que el gobierno nacional asiste a diferentes foros o reuniones  internacionales -donde alegan- que en Honduras no pasa nada y que los campesinos e indígenas están bien, mientras ellos afirmen eso, nosotros seguiremos haciendo la lucha en las calles, para que  el movimiento social siga vivo.

A %d blogueros les gusta esto: