web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Articulos » JOSÉ MARTÍ 1853-1895. Resumen de la cronología hecha por el Dr. Ibrahim Hidalgo Paz (11a. y última entrega)

JOSÉ MARTÍ 1853-1895. Resumen de la cronología hecha por el Dr. Ibrahim Hidalgo Paz (11a. y última entrega)

Marzo 4. De noche, ambulance en lancha, online embarca hacia Montecristi, help adonde llega en las primeras horas del día siguiente.

Marzo 25. Considera junto con Gómez que la salida hacia la Isla es inminente. Escribe cartas de despedida dirigidas a la madre, a Carmen y María Mantilla, a Gonzalo de Quesada y Benjamín Guerra. Pero los marinos que debía contratar Poloney se niegan a realizar la travesía, a la vez que piden, para organizar otro intento, una considerable suma de dinero. Cerrada aquella vía y sin un nuevo plan inmediato se entrega, de común acuerdo con el General en Jefe, a la redacción del documento que ha pasado a la historia con el nombre de Manifiesto de Montecristi.

Marzo 30. Ambos revolucionarios deciden comprar la goleta de John Bastian, quien se compromete a llevarlos a tierra cubana.

Abril 1. Parte de Montecristi en la goleta Brothers junto con Gómez, Francisco Borrero, Ángel Guerra, César Salas y Marcos del Rosario. – – Llega a Cuba la goleta Honor, que conduce la expedición al mando de Crombet. Al pisar tierra, el general Maceo asume la jefatura del pequeño contingente.

Abril 5. Abordan el Nordstrand provistos de pasaportes con nombres falsos, documentos que les facilitara el cónsul de Haití.

Abril 6. Desembarca junto con sus acompañantes en Cabo Haitiano después del mediodía […].

Abril 9. Se trasladan de nuevo a la embarcación.

Abril 10. Parten de Cabo Haitiano a las dos de la tarde con destino a Inagua. Durante la travesía conocen que un buque de guerra inglés los busca, por lo que Löwe desvía su barco de la ruta habitual y en la madrugada se aproxima a la isla, sin ser advertido, con el fin de comprobar si aquella nave continúa el acoso.

Abril 11. Atracan en el puerto de Matheu Town, capital de Inagua, en horas de la madrugada […] el Nordstrand leva anclas a las diez de la mañana y parte hacia Puerto Antonio, Jamaica, desviándose de la ruta con el doble objetivo de alejarse de un posible encuentro con el navío que los busca y esperar la protectora oscuridad de la noche. A las ocho se encuentra aproximadamente a una milla de la costa sur de Oriente. En medio de un torrencial aguacero bajan el bote y lo abordan. Reman desesperadamente; pierden el timón y tras muchos esfuerzos, después de las diez de la noche, llegan a La Playita, punto cercano a Cajobabo, municipio de Baracoa. Cada uno toma un arma y dos mil cápsulas, así como sus mochilas y demás equipos. Se internan en el monte y caminan hasta las afueras del poblado. Duermen en el suelo, cerca de un bohío.

Abril 12. En horas de la madrugada llaman a la puerta de la vivienda. Después de las vacilaciones iniciales, el general Gómez es reconocido y les dispensan una magnífica acogida. Habían llegado a la casa del cubano Gonzalo Leyva […].

Abril 14. […] Avanzan hasta el rancho de Miguel Aguirre, conocido por el apodo de Tavera, en Vega Batea, adonde poco después llega el comandante Ruenes con sus hombres. El Delegado y el General en Jefe hablan a la tropa. Allí pasan la noche.

Abril 15. Escribe su primera carta desde tierra insurrecta –la concluirá al día siguiente–, dirigida a Benjamín Guerra y Gonzalo de Quesada. Al caer la tarde, el general Gómez, Borrero, Guerra y Ruenes se reúnen en una cañada cercana. “A poco sube, llamándome Ángel Guerra, con el rostro feliz. Era que Gómez, como General en Jefe, había acordado, en consejo de Jefes, a la vez que reconocerme en la guerra como Delegado del Partido Revolucionario, nombrarme, en atención a mis servicios y a la opinión unánime que lo rodea, Mayor General del Ejército Libertador”. [E, V, 162].

Abril 18. Se despiden de Ruenes y el grueso de sus soldados […] Acompañados por seis soldados de la guerrilla baracoesa […] llegan a la pendiente de Palmarito, donde acampan en un claro que abren con sus machetes.

Abril 21. Caminan hasta la zona de San Antonio, jurisdicción de Guantánamo. Conocen la noticia de la muerte del general Flor Crombet, herido el día 10 en un encuentro con uno de los grupos enemigos que perseguían a los expedicionarios de la goleta Honor. Acampan a la orilla del río Sabanalamar, en Madre Vieja.

Abril 24. De sol a sol cubren el camino fatigoso, hasta llegar a las inmediaciones del antiguo ingenio Santa Cecilia, y acampan en la finca La Yuraguana, donde pasan la noche. En las anotaciones del día expresa: “Se siente el peligro. Desde el Palenque nos van siguiendo de cerca las huellas”. [DCEF, 25]. –

Abril 25. Se adentra en la región de Guantánamo, en compañía del General y el pequeño grupo, y llegan a la zona de Arroyo Hondo, donde se escucha ruido de combate: José Maceo y sus hombres se baten con el enemigo que, derrotado, se retira. Poco después, los dirigentes revolucionarios son agasajados por el jefe oriental y sus victoriosos soldados. Les entregan caballos, de los que han carecido desde el desembarco. EI general José le obsequia el corcel bayo claro, casi blanco, que utiliza durante el resto de sus días mambises. A las cinco de la tarde prosiguen la ruta hasta las doce de la noche, cuando descansan en las márgenes del río Jaibo. Cura heridos.

Abril 28. Arenga a la tropa formada, a la que también habla el general Gómez. Escribe circulares, cartas y notas. Prosigue las labores preparatorias de la Asamblea de Representantes que elegiría al gobierno, para la que convoca mediante circulares […].

Mayo 2. Temprano, emprenden la marcha, y solo se detienen a descansar en el cafetal Kentucky. Ya entrada la noche Ilegan a la finca Leonor, donde se les une George Eugene Bryson, corresponsal del periódico The New York Herald, con quien se entrevista hasta las tres de la madrugada. Luego comienza a redactar la carta-manifiesto para el diario estadounidense.

Mayo 4. Contesta una comunicación del general Antonio Maceo, quien los cita para Bucuey […].

Mayo 5. Avanzan por el camino de Zamora para reunirse con Maceo, pero este les sale al encuentro y, con el pretexto de estar en operaciones, no los conduce al campamento donde se hallan sus fuerzas, unos dos mil hombres, sino al demolido ingenio La Mejorana, donde se reúnen […] Alrededor de las cuatro de la tarde, el jefe oriental se separa de Gómez y Martí, quienes quedan sólo con una pequeña escolta mal armada. Se desplazan hasta un rancho fangoso, ubicado en la zona conocida como Banabacoa, donde pasan la noche.

Mayo 6. Continúan la marcha a primera hora. Se encuentran con una avanzada de las fuerzas de Maceo, que los invita a entrar al campamento, donde son recibidos con gran entusiasmo por la tropa. El general Antonio se disculpa, y sostienen una cordial entrevista. Dos horas después continúan la ruta hasta Jagua, donde pernoctan.

Mayo 12. Parten hacia la Jatía. Por la mañana hacen un alto en la casa de Rosalío Pacheco. Atraviesan la zona denominada Boca de los Dos Ríos, cruzan el Contramaestre y pasan por la finca La Vuelta Grande. De La Jatía sale una comisión para averiguar el paradero de Masó, a quien envía una misiva. Escribe a varios patriotas de Camagüey. Suscribe junto con Gómez una circular dirigida a los jefes y oficiales de la comarca de Jiguaní, en la cual ordenan prohibir el paso de alimentos para el enemigo.

Mayo 13. Retroceden hacia la zona de Dos Ríos. Después de pasar por los potreros recorridos el día anterior, acampan en los ranchos abandonados de José Rafael Pacheco. Esperan al general Masó, quien ya ha sido localizado.

Mayo 15. Escribe a Masó, lo que también hace Gómez, y le reitera la urgencia de verlo antes de proseguir hacia Camagüey. – – Son repartidos en el campamento los objetos y víveres de un convoy recién capturado.

Mayo 17. Se queda al frente del campamento con unos doce hombres, pues Gómez parte a hostilizar un convoy enemigo. Trabaja con los escribientes, quienes hacen copias de la circular titulada Instrucciones a los Jefes y Oficiales.

Mayo 18. Comienza la carta conocida como su testamento político, dirigida a Manuel Mercado.

Mayo 19. Notifica al General en Jefe que la noche anterior había llegado Masó […] Gómez se les une poco después de las doce del día y en medio de gran entusiasmo los tres jefes arengan a la tropa.

Mientras, el coronel José Ximénez de Sandoval, al mando de una columna de más de seiscientos hombres, recibe informes sobre la presencia de fuerzas cubanas en la zona de Dos Ríos, hacia donde se encamina, confiado en la superioridad numérica y de armamento a su disposición. Después del paso de Limones, la extrema vanguardia detiene al campesino Carlos Chacón, quien se acobarda y traiciona a los mambises: declara que recibió dinero para adquirir artículos y comestibles, y además sirve de guía. La tropa española avanza hasta Las Bijas, en el centro de los potreros de Boca de los Dos Ríos, donde se despliega estratégicamente y ocupa los posibles pasos de acceso y los flancos.

Una patrulla mambisa detecta al enemigo y avisa al campamento de Vuelta Grande. Gómez ordena montar y dice a Masó que lo siga con su gente […] Gómez ordena a Paquito Borrero cargar por el flanco derecho, mientras él lo hace por el izquierdo, pero las descargas cerradas de la fusilería española impiden el avance del General en Jefe, quien intenta reorganizar sus hombres para volver a la carga. El combate se desarrolla por más de treinta minutos, pero se evidencia la falta de unidad y plan, por lo que el experimentado veterano ordena la retirada.

Antes de emprender la acción, el General había ordenado a Martí que permaneciera a la zaga; no obstante, este continúa la marcha al lado de Masó y dos de sus ayudantes, los hermanos Dominador y Ángel de la Guardia. Junto con este último, el Maestro realiza un movimiento que los aproxima a una escuadra española oculta por la alta hierba. Revólveres en manos, ambos patriotas avanzan, sin percatarse del peligro, hacia los emboscados, que disparan cuando los tienen cerca. El Delegado cae de su caballo, herido por tres disparos que ponen fin a su vida.

Mayo 23. Al final de la tarde se procede a exhumar el cadáver […].

Mayo 25. El féretro es colocado sobre andas, entre dos mulos, para ser transportado hacia Palma Soriano […].

Mayo 26. La columna española avanza hacia San Luis. Ante la presencia de caballería mambisa en El Paraíso, Michelena pide apoyo, y recibido este logra enfrentar a la tropa de Quintín Bandera […] Al llegar al poblado, el féretro es situado en el patio del cuartel. Posteriormente llevan el sarcófago hasta la estación del ferrocarril y lo colocan bajo un árbol, donde permanece en espera del tren de pasajeros […] para transportarlo hasta la capital provincial, ciudad a la que llegan alrededor de las seis de la tarde […] En la necrópolis se establece una fuerte vigilancia, en previsión de un intento de rescate por parte de los patriotas santiagueros. El pueblo permanece silenciosamente estremecido por la pérdida irreparable del máximo dirigente del Partido Revolucionario Cubano.

Mayo 27. Se procede a dar sepultura al organizador y guía de la nueva guerra en el cementerio de Santa Ifigenia […] El cuerpo sin vida es situado en el nicho número 134 de la galería sur de la necrópolis de Santiago de Cuba.

A %d blogueros les gusta esto: