web analytics
domingo , 24 septiembre 2017
Inicio » Internacionales » Jerusalén en estado de alerta ante la violencia, que se cobra la vida de dos palestinos

Jerusalén en estado de alerta ante la violencia, que se cobra la vida de dos palestinos

Por Laurent Lozano/Sarah Benhaida/Hebrón, sale Territorios Palestinos/AFP

Dos palestinos murieron el martes cerca de Hebrón, en un aumento de la violencia a pocos días de dos grandes fiestas religiosas judía y musulmana en la región, en estado de máxima alerta.

Israel desplegó a miles de policías en Jerusalén y cerró el martes los pasos de Cisjordania para evitar enfrentamientos durante la celebración del Kipur para los judíos, que será seguido del Aid al Adha musulmán.

Pero es en Hebrón y en sus alrededores, que ya fue escenario el lunes de enfrentamientos, donde la animadversión entre palestinos e israelíes era más palpable este martes.

Un joven palestino, Dia al Talamé, de 21 años, falleció por disparos del ejército israelí en la localidad cisjordana de Dura, según las fuerzas de seguridad palestinas.

En cambio, un portavoz del ejército israelí indicó a la AFP que la víctima falleció al estallar el artefacto explosivo que se disponía a lanzar contra un vehículo militar israelí. Esa versión fue corroborada a un fotógrafo de la AFP por habitantes de Dura.

Por otra parte, una joven, Hadeel Al Hashlamon, de 18 años según medios locales, murió por disparos de soldados israelíes.

La mujer intentó apuñalar a un soldado y los militares la abatieron a balazos, según el comunicado del ejército.

Hebrón es un verdadero polvorín donde 500 colonos judíos viven, protegidos por miradores y alambradas, entre palestinos.

En Dura, centenares de personas respondieron a la llamada para acompañar hasta al cementerio el cuerpo del joven palestino, envuelto en una bandera de la Yihad islámica.

“Estoy muy orgullosa de mi hijo, espero que salga un mártir de cada casa palestina”, dijo su madre, sin querer revelar su nombre.

La Explanada de las Mezquitas

En Jerusalén, la tensión se centra –como ocurre a menudo– en torno a la Explanada de las Mezquitas, tercer lugar santo del Islam y el sitio más  sagrado para el judaísmo.

Este lugar fue escenario de enfrentamientos entre palestinos y la policía israelí durante tres días consecutivos la semana pasada. El viernes se extendieron a varios barrios de Jerusalén Este, la parte de Jerusalén ocupada y anexionada por Israel, y a Cisjordania.

 Lo que está ocurriendo es extremadamente peligroso”, declaró el presidente palestino Mahmud Abas, durante un encuentro en París con el mandatario francés, François Hollande.

Abas invitó al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu a “frenar” los incidentes y advirtió contra “el caos” y “una Intifada que no queremos”.

Este martes por la mañana, sin embargo, la calma reinaba en Jerusalén. En la Ciudad Vieja, los miles de policías anunciados eran mucho menos visibles que en los días precedentes.

La presencia policial se debe al delicado período que supone esta sucesión de celebraciones del Kipur (el Gran Perdón, la más solemne fiesta judía), del martes por la noche al miércoles por la noche, y del Aid Al Adha (Fiesta del sacrificio) musulmán, desde el miércoles por la tarde.

Como ocurre habitualmente en el momento de las fiestas judías, el gobierno hebreo anunció también el cierre de Cisjordania: los puntos de paso hacia Israel y Jerusalén serán cerrados durante el Kipur, salvo para los casos de emergencia humanitaria.

La Explanada está ubicada en Jerusalén Este ocupado en 1967 por Israel y anexionado, y se sitúa por tanto en el corazón del conflicto israelo-palestino. Es un símbolo intangible, sublimado por la religión, para los palestinos carentes de Estado desde hace décadas y frustrados por sus propios dirigentes.

Los judíos están autorizados a visitar la Explanada a algunas horas de la mañana, pero se les prohíbe rezar en el lugar.

Estas visitas son limitadas, pero cada año van aumentando. A los palestinos les inquieta este aumento así como la emergencia de un discurso judío aún minoritario pero cada vez más audible exigiendo no solamente el derecho de rezar en la Explanada sino también la soberanía de Israel sobre el lugar. De momento el gobierno de Benjamin Netanyahu asegura no querer modificar este statu quo.

Un comentario

  1. NO creo en la version del ejercito de ISRAEL, son MENTIROSOS como su gobierno, porque siempre buscan un pretexto o una justificaion para matar palestinos. ¿Que buscan soldados israelies en Cisjordania?. Los dizque soldados de ISRAEL que el verdadero nombre que deben de llevar no es de SOLDADOS ni nada parecido, sino, de otra cosa que no se puede ni mencionar en los MEDIOS, pero esos dizque soldados, son PREMIADOS por el EJERCITO y por el GOBIERNO de ISRAEL cuando MATAN PALESTINOS. ¿Y la ONU donde está?,¿Y la C.P. I.donde está?, ¿Y los organismos internacionales donde estan?, y el gobierno promotor de los derechos humanos y la democracia que invade para EXPORTAR democracia donde está?, ¿Y la U.E. donde está?,¿Acaso los PALESTINOS NO TIENEN DERECHOS HUMANOS?…CUANTO DESCARO DIOS…..

A %d blogueros les gusta esto: