web analytics
lunes , 18 diciembre 2017
Inicio » Internacionales » Israel y Hamas hacia un conflicto de gran envergadura en Gaza

Israel y Hamas hacia un conflicto de gran envergadura en Gaza

Por Adel Zaanoun
Gaza, buy recipe Territorios Palestinos/AFP

El ejército israelí mató a 12 palestinos este martes en una amplia ofensiva aérea contra el movimiento Hamas en la franja de Gaza, y se plantea una operación terrestre para atajar los disparos de cohetes desde ese territorio.

Desde el comienzo de su operación “Protective Edge” (“Barrera protectora”), el lunes a medianoche, la aviación israelí efectuó decenas de ataques en la franja de Gaza, feudo del movimiento islamista.

“El objetivo es golpear a Hamas y reducir el número de cohetes disparados contra Israel”, dijo este martes un portavoz militar.

Un alto funcionario israelí que pidió el anonimato confirmó que “el ejército se está preparando para todos los escenario posibles, incluyendo una invasión o una operación terrestre”. El gobierno ya ha autorizado a las fuerzas armadas a movilizar a 40.000 reservistas en caso de operación terrestre.

Según fuentes médicas palestinas, las incursiones se han cobrado este martes 12 muertos y más de 70 heridos en el enclave.

La primera víctima se registró al oeste del campo de refugiados de Nuseirat, en el centro de la franja. Más tarde, otros cuatro palestinos, entre ellos un responsable del brazo armado de Hamas, murieron en la ciudad de Gaza, también en el centro del territorio.

Por la tarde, un nuevo ataque israelí dirigido contra una casa acabó con la vida de siete palestinos en Jan Yunis, el sur de la franja, e hirió a 25 más.

En un comunicado, el presidente palestino, Mahmud Abas, ha exigido a Israel que ponga fin “de inmediato” a su campaña, y a la comunidad internacional que intervenga “para detener la peligrosa escalada que podría provocar más destrucción e inestabilidad en la región”.

Aunque según una fuente cercana al primer ministro Benjamin Netanyahu, citada por la radio militar, éste va a ordenar una “ampliación significativa” de la operación en curso y va a pedir al ejército “que se quite los guantes”.

Un portavoz de Hamas, Sami Abu Zuhri, advirtió a Israel que está “jugando con fuego”, y que pagará por la campaña en curso.

Una ofensiva por etapas

La nueva espiral de violencia, la más grave desde noviembre de 2012, tiene su origen en el secuestro el 12 de junio de tres estudiantes israelíes en Cisjordania, cuyos cuerpos sin vida fueron hallados unos días después. Poco después, un adolescente palestino fue raptado y quemado vivo en Jerusalén.

Un portavoz militar, el general Moti Almoz, dijo a la radio que han recibido órdenes del gobierno de “golpear duro a Hamas”, en una operación que se desarrollará “por etapas”.

También confirmó que Israel se plantea una ofensiva terrestre.

“Todas las opciones están sobre la mesa (…) Hay dos brigadas preparadas, estacionadas actualmente alrededor de la franja de Gaza, y en los próximos días llegarán más”, explicó.

A lo largo de la frontera entre Israel y la franja de Gaza, la AFP vio decenas de tanques concentrados.

“Estamos dispuestos a librar una batalla contra Hamas que no terminará en unos pocos días. El ejército proseguirá su ofensiva de forma que Hamas va a pagar un precio muy alto”, advirtió el ministro de Defensa, Moshe Yaalon.

Según el ejército israelí, 33 cohetes lanzados desde Gaza cayeron en el sur de Israel este martes, sin causar víctimas. En total fueron lanzados cerca de 300 proyectiles en las últimas tres semanas.

El goteo de cohetes ha sido condenado por Washington y Bruselas.

“Condenamos con firmeza el disparo continuo de cohetes hacia Israel, y apoyamos el derecho de Israel a defenderse de estos ataques”, dijo la portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Jennifer Psaki.

En una visita al sur de Israel, el embajador de la UE Lars Faaborg Andersen expresó la “plena solidaridad” de los 28 con los habitantes israelíes de la zona.

Por precaución, este martes estaban cerradas las escuelas y las colonias de vacaciones situadas en un radio de 40 km alrededor de Gaza.

Por otro lado hubo nuevos altercados en Jerusalén Este, de mayoría árabe, y en las localidades árabes del norte de Israel, donde sigue encendida la cólera por la brutal muerte del joven palestino.

Treinta y nueve manifestantes fueron detenidos la madrugada del martes, según la policía. En total, unas 300 personas han sido detenidas en disturbios ocurridos desde el asesinato del muchacho palestino el 2 de julio.

Un comentario

  1. Es hora de que la Comunidad Internacional y en particular los gobiernos de países defensores de la justicia y de los pueblos oprimidos, tomen acciones decisivas para liberar a los palestinos de la represión prepotente y criminal de que son objeto desde hace más de cincuenta años por parte de los líderes del sionismo internacional, mientras llega la justicia divina.

A %d blogueros les gusta esto: